• jueves 9 de febrero del 2023
728 x 90

45 trabajadores damnificados por el cierre este mes de cinco tiendas de Inditex en Galicia

img

   El conjunto da recolocaciones, pero la CIG demanda que los puestos comprometen disminución de derechos y pide su conservación

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Ene.

   Un total de 45 trabajadores se van a ver damnificados por el cierre este mes de cinco tiendas de Inditex en Galicia: las de Massimo Dutti y Oysho en As Cancelas (Santiago), Bershka en Vilagarcía y Pontevedra y Kiddy's Class de Pontevedra.

   El conjunto enseña que estos cierres forman una parte del plan de "optimización de la área comercial" y afirma que "todos y cada uno de los trabajadores damnificados van a recibir promociones de recolocación en otras tiendas, como viene siendo la regla en todos y cada uno de los casos en que se han producido cierres y de qué forma fue acordado con los sindicatos en todo el país".

   No obstante, la CIG demanda disminución de derechos con las recolocaciones que da Inditex, con lo que comenzó a movilizarse este lunes, con una concentración en la Praza de Galicia, en la ciudad más importante gallega, en frente de la tienda de Massimo Dutti. El lema de la pancarta, 'Por la conservación de nuestros derechos en las tiendas de Inditex'.

   Los cierres, según destacan fuentes de Inditex consultadas por Europa Press, forman una parte del plan que se viene construyendo en todo el mundo desde hace unos años. Es un tema popular, aducen, como asimismo es famosa, según la internacional, la forma en que hablamos de eludir el encontronazo en concepto de empleo.

   Sin embargo, la representante de la CIG Carmiña Naveira critica que "se procuró charlar con la compañía a fin de que garantizase las condiciones recientes, tanto de categoría como incentivos y unos horarios que facilitaran la conciliación y respetasen los calendarios". Y por ahora, según advierte, no hay "ninguna contestación".

   En Compostela, los damnificados son nueve trabajadores de Massimo Dutti y seis de Oysho, los dos centros situados en el centro comercial de As Cancelas y que van a cerrar a fin de mes. Antes, la central nacionalista ha convocado una huelga indefinida en la primera de las tiendas para forzar al conjunto a negociar.

   "Los cierres se hacen para hacer rentable mucho más la compañía, no por el hecho de que pierdan dinero", critica Naveira. Según recalca, a Inditex le "sobra de qué manera recolocar a los trabajadores garantizando las condiciones de las que disfrutan hoy día".

   No obstante, censura que "se protegen en un convenio pactado con CC.OO. y UGT" en el ámbito estatal que, informa, en la red social "no posee ningún género de validez". A este respecto, cree que Inditex "puentea" la representación de la CIG al remitir a dicho pacto con las organizaciones estatales.

   De esta manera, "los horarios que muestra la compañía --según los trabajadores-- infringen ese acuerdo pactado en el seno de los comités a nivel provincial".

   En la situacion de Massimo Dutti, Inditex da vacantes en diferentes cadenas como Zara, Lefties y nuestro Massimo Dutti, "que no garantizan la recolocación de todos", sino más bien "solo cinco de los nueve damnificados", según la gerente de la CIG.

   Lo realiza, además de esto, "con calendario siempre y en todo momento de tardes y un día de asueto", puesto que "no garantiza el sábado libre", ni por lo tanto "las condiciones recientes". Para ciertos trabajadores, aun, "piensa una pérdida de poder de compra entre otras muchas cosas".

   Carmiña Naveira ejemplariza esto con la categoría de un jefe de sección con un atractivo al que "recolocan en forma de ligado", lo que "piensa una penalización para los trabajadores, que son los que abonan este género de cierres en el conjunto Inditex".

"UN ERE ENCUBIERTO"

   También en Pontevedra, representantes de la CIG han comunicado huelga indefinida desde este jueves 26 contra la resolución de la internacional Inditex de cerrar los establecimientos de Bershka en Pontevedra y Vilagarcía el lunes próximo 30.

   Además de este paro, las trabajadoras tienen sosprechada una manifestación en Pontevedra este viernes 27 a las 20,30 horas con salida desde el Hospital Provincial y final enfrente de la tienda de Bershka, en la calle Benito Corbal. Simultáneamente se va a hacer una concentración en la Praza de Galicia de Vilagarcía.

   En su queja demandarán la reubicación de todo el plantel y que su traslado se realice con una compensación económica que no implique pérdida de salario.

   La asesora nacional de la CIG-Servicios, Transi Fernández, y la responsable comarcal de la federación en Pontevedra, Diana Rodríguez, han comparecido este lunes frente a los medios para denunciar lo que piensan "un ERE encubierto" por la parte de la compañía textil en tanto que, de las 21 trabajadoras perjudicadas, únicamente oferta tres vacantes de reubicación en ámbas tiendas de Vigo para el plantel pontevedrés y otras tres para el de Vilagarcía, que se cubrirían atendiendo a la antigüedad.

   Además, han criticado estas causantes sindicales que estas vacantes contemplan jornadas de menos horas de las que las trabajadoras tienen por contrato hoy en dia, no respetan las condiciones laborales que tiene el plantel pontevedrés, "además de esto no podrían conciliar" y la asistencia por mes para las trabajadoras que admitan el traslado es de 0,19 euros por quilómetro, pero desde el quilómetro 25, con lo que el plantel pontevedrés que opte por la reubicación en las tiendas viguesas únicamente cobraría seis km.

   "Lo que claro está es que Inditex quiere que las perjudicadas no admitan la reubicación y opten por dejar la compañía", han afirmado.

   Finalmente, la CIG ha criticado el acuerdo firmado a nivel estatal por CC.OO. y UGT con Inditex sobre el desarrollo de digitalización de las ventas pues contempla indemnizaciones "absurdas" de 33 días al año "en el momento en que en otros traslados se lograron hasta 60 días".

Más información

45 trabajadores damnificados por el cierre este mes de cinco tiendas de Inditex en Galicia