Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Abogado enfrenta posible pena de cárcel por romper su promesa de defensa a clientes

Abogado enfrenta posible pena de cárcel por romper su promesa de defensa a clientes

La Audiencia Provincial de A Coruña ha programado el juicio contra un abogado acusado de estafar a sus clientes al no cumplir con su compromiso de defenderlos. El caso, que surgió del Juzgado de Instrucción número 1 de Arzúa, fue postergado en dos ocasiones anteriores y finalmente tendrá lugar el próximo martes. El fiscal está solicitando una pena de tres años de prisión para el acusado.

Según el fiscal, el abogado, que estaba colegiado y ejercía en un despacho en A Coruña, fue contratado en septiembre de 2014 por una víctima para defender a su pareja sentimental y a su hijo, ambos en prisión provisional. El acusado les aseguró que conseguiría su liberación en un plazo aproximado de un mes y se presentó como su defensor, manteniendo conversaciones con ellos y prometiéndoles que los sacaría de la cárcel.

Sin embargo, el fiscal afirma que el abogado no hizo esfuerzo alguno para cumplir con sus obligaciones y solo buscaba enriquecerse. Les pidió a los clientes dos pagos de 3.000 euros en septiembre y diciembre de 2014, y 600 euros en noviembre para pagar a los procuradores, bajo el pretexto de que estaba llevando a cabo gestiones judiciales. En realidad, no presentó ningún escrito ante el tribunal competente y padre e hijo permanecieron en prisión hasta el momento del juicio en febrero de 2016.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña condenó a los acusados a nueve años de prisión por secuestro y a dos años y medio de prisión por tenencia ilícita de armas en febrero de 2016. Por esto, la Fiscalía acusa al abogado de estafa continuada y deslealtad profesional, solicitando una pena de tres años de prisión y 20 meses de multa, respectivamente.

Además de las penas, el acusado deberá pagar las costas del juicio y compensar a los perjudicados con 6.600 euros por los pagos realizados y 10.000 euros cada uno por daños morales.