• martes 31 de enero del 2023
728 x 90

Abogados de maquinista y víctimas culpan a Cortabitarte de engañar y confían en que los peritos desmonten su relato

img

La defensa de Garzón niega que fuera ilegal contestar al teléfono mientras que conducía y que de no llevarlo a cabo cometería "una falta laboral"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Oct.

Los abogados del maquinista y el de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155 han coincidido en acusar al exdirector de seguridad de Adif, Andrés Cortabitarte, de engañar en su declaración como acusado en el juicio por el incidente ocurrido en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013. Por eso, confían en que los peritos y los presentes que intervendrán en próximas datas logren desarmar sus expresiones.

Al terminar la tercera día del juicio que se festeja en la Cidade da Cultura, Manuel Prieto, letrado del maquinista en el instante del siniestro, Francisco José Garzón, explicó que Cortabitarte declaró "lo que se espera" frente al fiscal Mario Piñeiro y su defensa. "Patrañas, vueltas y manipulación", ha resumido.

"No sabía ni qué responder al fiscal en el momento en que trataba los temas que había que tratar. Lo demás son cuestiones técnicas que no vienen a cuento y quedó como es natural probado que ni se hicieron análisis de peligro, ni se cumplió la normativa, ni se adoptó medidas", ha asegurado frente a los medios la defensa del conductor del Alvia, quien espera que en todo el trámite va a haber "peritos y presentes" que dejen las cosas "completamente visibles".

Por su parte, el letrado de la Plataforma de Víctimas, Manuel Alonso Ferrezuelo, vió a Cortabitarte "nerviosísimo", lo que le llevó a incurrir "en contradicciones" respecto a sus afirmaciones en la etapa de instrucción. Junto a esto, piensa que "dijo varias cosas que no se corresponden con la verdad".

El exdirector de seguridad de Adif afirmó frente a la jueza Elena Fernández Currás que era "ilegal" que Garzón sostuviese una charla telefónica con su interventor a lo largo de cien segundos. "Eso lo afirma él", ha aseverado el letrado del maquinista, quien ha insistido en que, a fin de que algo sea ilegal, "debe haber una regla que lo prohíba".

"Si los maquinistas lo deben llevar activos, si una compañía le da a un trabajador un móvil a fin de que lo use a lo largo del camino y el maquinista trabaja en la cabina de conducción, ¿cuándo desea que lo use? ¿en el momento en que está en la playa, en el momento en que está dormido? El trabajo es en la cabina de conducción, esto es que de ilegal, nada", ha cuestionado Prieto, quien en verdad ha asegurado que, si Garzón no hubiera cogido la llamada o no tuviera operativo el terminal, hubiera incurrido en "una falta laboral".

También ha aducido Andrés Cortabitarte que el reglamento impedía poner balizas al lado de las vías para alertar sobre la curva de A Grandeira y el cambio brusco de agilidad que había que acometer. "Es una patraña absoluta", ha despachado Prieto, quien ha recordado que, en verdad, la señalización se puso "solamente suceder el incidente" y "sin mudar la normativa".

Asimismo, el letrado del maquinista ha asegurado que el directivo de seguridad de Adif "tiene poder legislativo" en esta compañía pública y que "puede mudar la regla en el momento en que desee", así como logró de forma concreta para la línea de gran velocidad entre Madrid y Barcelona.

Junto a esto, el reglamento de circulación apostilla que, "en el momento en que hay inquietudes de interpretación o carencia de reglas, va a haber que adoptar aquella que mejor se amolda a la seguridad ferroviaria". Por tanto, Prieto aseguró que la colocación de balizas "no iría contra la regla en modo alguno".

En esta línea, el letrado de la Plataforma de Víctimas Alvia 04155 ha cuestionado que fuera "ilegal" poner la señalización, ya que "el resto de la línea está completa de balizas".

El excargo de Adif asimismo ha quitado relevancia a la desconexión del sistema de frenado 'ERTMS' (European Rail Traffic Management System), al tiempo que hay especialistas "que aseguran que fue primordial", ha replicado el letrado del maquinista, al salir del juicio.

Y es que, si este mecanismo estuviera operativo, brincaría en la cabina un aviso "acústico y lumínico" que le afirmaría al conductor "con perfección exactamente en qué sitio de la vía está".

El letrado de las víctimas ha festejado el "enorme interrogatorio" efectuado por el fiscal Mario Piñeiro, que "en varias oportunidades" dejó al exresponsable de Adif "sin contestación" y "acorralado".

Para Alonso Ferrezuelo, Cortabitarte ha apoyado su declaración en decir "no hacía prácticamente nada, que no tenía competencias" y que "no debía llevar a cabo análisis de peligro". "Nos hemos quedado con esa duda. Ya van a venir los peritos y demás presentes que corroborarán, o no, todo cuanto ha manifestado", ha añadido.

De igual modo, la representación de la Plataforma de Víctimas, quien no niega --tampoco el fiscal lo realiza-- que el maquinista tuvo alguna "compromiso", ha insistido en que la del exdirector de seguridad de Adif "es considerablemente más grave", pues "él si tuvo bastante tiempo y un aparato de especialistas para haber analizado ese peligro" y haber eludido el incidente.

Más información

Abogados de maquinista y víctimas culpan a Cortabitarte de engañar y confían en que los peritos desmonten su relato