• jueves 9 de febrero del 2023
728 x 90

Alertan de un repunte de cerca del 30% de gases invernadero y producción fósil en Galicia en 2022

img

El Observatorio Galego da Acción Climática apunta una caída del 19% de las energías renovables

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Ene.

El Observatorio Galego da Acción Climática (Ogacli) alarma de que la producción eléctrica fósil se incrementó un 26% en Galicia en 2022, lo que contrasta con la caída del 19% de las energías renovables.

Así, informa de que se causó un aumento de gases invernaderos socios a la producción de electricidad en 2022 tras 4 años sucesivos de bajada en Galicia, con 3,5 millones de toneladas, lo que se traduce en un incremento de cerca del 30% en relación a 2021.

Con base en datos de Red Eléctrica de España (REE), Ogacli destaca que la transición eléctrica "reculó" en Galicia a lo largo de 2022, de manera que las emisiones de gas invernadero socias a la producción eléctrica gallega volvió a acrecentar tras una senda descendente desde 2018.

Mientras, la producción renovable representó el 64% del total, lejos del cien% que debe sospechar en 2030, con un estancamiento gracias a la bajada del 46% de la contribución de embalses. Por su parte, la generación eólica solo tuvo un suave avance del 2%, más allá de que prosigue como la primordial fuente energía en territorio gallego.

En cambio, la suma de producción de las centrales de período mezclado de gas fósil de As Pontes y Sabón igualó su máximo histórico de 2008, "transformándose en la segunda fuente en 2022, quedando solo tras la eólica". Y es que la central de carbón de As Pontes, cuya autorización de cierre quedó medianamente suspendida por el Ministerio para la Transición Ecológica, "prácticamente duplicó su producción con relación a 2021", más allá de que solo representa el 4% del total.

"Hablamos de un considerable paso atrás en la descarbonización de la generación de electricidad que, más allá de haber disminuido bastante sus emisiones en lo que llevamos de siglo por causa del avance renovable y de la caída en la utilización de carbón, todavía es entre las mayores fuentes de gases contaminantes de cambio climático en este país (16% en 2020)", recalca esta entidad en un aviso.

Asimismo, se muestra que los datos hasta la actualidad libres, de los nueve primeros meses del año, indican una disminución en la demanda del 20% en 2022, lo que se atribuye a la caída industrial por la paralización de la planta de aluminio de Alcoa, en San Cibrao (Lugo).

Más información

Alertan de un repunte de cerca del 30% de gases invernadero y producción fósil en Galicia en 2022