• jueves 9 de febrero del 2023
728 x 90

Alumnos de la UVigo mandarán al espacio un nuevo nanosatélite en 2024, tras ganar un certamen en todo el mundo

img

La misión BIXO tiene dentro el laboratorio espacial mucho más pequeño lanzado jamás en un satélite

VIGO, 21 Sep.

Un aparato de prácticamente 40 alumnos de la Universidade de Vigo, del UVigo SpaceLab, mandará al espacio el nanosatélite BIXO (Bacteriological Intercommunication Experiment in Orbit) en un lanzamiento operado por la Academia China de Tecnología de Vehículos de Lanzamiento, tras haberse alzado con el premio de la primera edición del IAF-CSA Space Universities CubeSat Challenge (IAF-CSA SUCC), un certamen ordenado por la International Austronautical Federacion (IAF), en cooperación con la Chinese Society of Astronautics (CSA) y la Dalian University of Technology (DUT) para el lanzamento gratis de un 'cubesat'.

El fallo del certamen se dió a entender este miércoles en París, con ocasión de un congreso de forma anual de la IAF, y piensa que la UVigo se ha impuesto a los proyectos presentados por universidades de todo el planeta. Con este galardón, que reconoce el más destacable diseño de misión para su puesta en órbita, el satélite BIXO va a ser enviado al espacio en 2024 dentro de un cohete Long March.

Los alumnos Manuel Diz, Guillermo Calvo y Martín Blanco, adjuntado con el instructor Fernando Aguado, fueron los responsables de agarrar el premio en París que, además de esto de la publicación, asimismo está dotado con 3.000 euros, una asistencia que dejará impulsar y consolidar la misión.

De hecho, el directivo del emprendimiento, Manuel Diz, ha apuntado que el coste estimado de la publicación de un nanosatélite ronda los 180.000 euros y, con este premio, y ahora con fecha clausurada para dicho lanzamiento, el emprendimiento va a aumentar su atrayente de cara a estudiantes y patrocinadores.

Diz asimismo explicó que BIXO va a ser portador de la segunda misión biológica europea, y piensa un "enorme reto" por el hecho de que hablamos de un 'cubesat' en formato 2UDs (10x10x20 cm). "Hasta la actualidad no hubo ningún avance terminado de un pequeño laboratorio espacial en un satélite tan pequeño, de ahí que mencionamos que es la misión mucho más compacta lanzada desde Europa y, que sepamos, la mucho más pequeña de todo el mundo", ha señalado.

El certamen Space Universities CubeSat Challenge nació el año pasado para promover el pensamiento revolucionario del alumnado universitario, progresar la investigación científica en astronáutica, respaldar talentos renovadores, y popularizar el saber espacial.

Además de la obtenida del premio, la presencia viguesa en el Congreso Internacional de Astronáutica que se festeja estos días en París se completa con la participación de múltiples compañías patrocinadoras de la misión del nanosatélite BIXO, como Alen Space (centrada en el avance de programa y hardware para satélites) y DHV Technologies (suministrador de cuadros solares y sistemas de adquisición, almacenaje y distribución de capacidad para satélites).

En este acercamiento, estudiosos y especialistas de todo el planeta pusieron en común vivencias y entendimientos sobre astronáutica, entre ellos el instructor Fernando Aguado, catedrático de la UVigo, que ha protagonizado una ponencia técnica sobre la restauración del satélite Humsat-D; o la de Uxía García, centrada en su trabajo de doctorado sobre el análisis termoelástico para cargas de pago ópticas de prominente desempeño.

Dos años tras comenzar a trabajar en el laboratorio de diseño fabricación y validación de nanosatélites 'cubesat', UVigo SpaceLab tiene dentro este curso alumnado de distintas grados (Ingeniería de la Energía, Ingeniería Informática, Biología, ADE...) que se aúna a los alumnos de Telecomunicaciones, Ingeniería Aeroespacial o Ingeniería Industrial.

Así, confirmó Manuel Diz, el aparato pasa a estar compuesto por 38 alumnos, y se va a crear un nuevo departamento solicitado de sostener el pequeño laboratorio biológico en órbita, diseñando los 'chips' y sistemas microfluídicos para efectuar los ensayos.

Durante el verano el aparato estuvo probando los sistemas de medición del fenómeno bacteriológico llamado 'quorum sensing' (que se genera en el momento en que bacterias se multiplican y sintetizan autoinductores que provocan un fenómeno de comunicación intercelular), aparte de ensayar con diversos tipos de 'chips' para medir pigmentación, empleando espectómetros de tamaño muy achicado.

Por otra sección, asimismo siguen haciendo un trabajo en la puesta a puntito de la estación en Tierra al lado de la de la UVigo, que apoya a estos alumnos para la reforma de este centro de control y rastreo de satélites. Para ello, se empleará la vieja antena parabólica de rastreo de satélites meteorológicos NOAA, merced a su reconversión a banda S, efectuada por el alumnado.

Además del premio recogido en París, los pertenecientes de UVigo SpaceLab tuvieron otros reconocimientos en los últimos meses. Así, el alumno de Ingeniería de Telecomunicación, Iván Trasobares, recibe capacitación en el ESTEC Galaxia en Bélgica, por la parte de la Academia de la Agencia Espacial Europea.

Este estudiante fue elegido tras desafiar a otros universitarios de europa para recibir capacitación en operaciones en aeronaves, y diseño de metas exclusivas y subsistemas de satélites. Todo el saber conseguido se trasladará al grupo de UVigo SpaceLab.

Más información

Alumnos de la UVigo mandarán al espacio un nuevo nanosatélite en 2024, tras ganar un certamen en todo el mundo