• martes 31 de enero del 2023
728 x 90

Armadora y capitán del Pitanxo asimismo apelan y solicitan que el naufragio se investigue en los juzgados de Marín o Cangas

img

VIGO, 27 Sep.

La armadora del pesquero gallego 'Villa de Pitanxo', Pesquerías Nores Marín, y el capitán del buque, Juan Padín, asimismo han recurrido la resolución del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno de asumir la investigación, con lo que han pedido que sean los juzgados de Marín o de Cangas (Pontevedra) quienes se hagan cargo del caso.

Así, en un recurso de reforma fechado a 13 de septiembre, al que tuvo ingreso Europa Press, la compañía Nores solicitó que se dejara "sin efecto" el coche por el que Ismael Moreno se hacía cargo de la causa, agregando además de esto que la rivalidad se ajusta a los Juzgados de Instrucción de Marín, o en su defecto, que habría de ser el Tribunal Supremo el que se pronuncie sobre qué tribunal es competente.

Para argumentar su solicitud, la armadora recurre al coche de la Audiencia Nacional del 4 de abril, en el momento en que trató de inhibirse en pos del Juzgado de Instrucción de Marín (más tarde Marín rechazó la situacion). "Los hechos delictivos realizados en el territorio español por asimilación a éste de los buques y aeronaves españoles, quedan extramuros de la rivalidad de la Audiencia Nacional", rezaba aquel coche.

Nores asimismo ha mencionado la Ley Orgánica del Poder Judicial, que señala que "en el orden penal corresponderá a la jurisdicción de españa el saber de las causas por delitos y faltas cometidas en territorio español o cometidas dentro de buques o aeronaves españoles, sin perjuicio de lo prevenido en los Tratados Internacionales de los que España forma parte".

También se ha referido a un coche del Tribunal Supremo que afirma que en el supuesto de que un delito fuera en teoría cometido en un buque español que no llegó a puerto por haberse ido a pique en aguas de todo el mundo y en el supuesto de que se formule una demanda contra un individuo cierta "la rivalidad corresponderá al sitio de vivienda del reo presunto". En esta situación, Marín, puesto que la compañía tiene allí su sede.

Por su parte, la defensa de Juan Padín, único sobreviviente investigado en la causa, asimismo ha anunciado un recurso de reforma contra el coche de la Audiencia Nacional en el que Ismael Moreno aceptaba la causa, pidiendo que se eleve la solicitud al Tribunal Supremo o que la situacion sea investigado por los Juzgados de Cangas do Morrazo (Pontevedra).

En el archivo, fechado a 15 de septiembre y al que tuvo ingreso Europa Press, el capitán enseña que en la Ley de Enjuiciamiento Criminal se recopila que en el momento en que un juzgado rehuse el saber de una causa y haya duda sobre cuál de ellos es el competente, si no hay acuerdo a la primera comunicación, "van a poner el hecho, sin dilación, en conocimiento del superior jerárquico".

"En la situacion que nos ocupa, el Juzgado Central rehusó el saber de la causa y remitida exactamente la misma al Juzgado de Primera Instancia y también Instrucción de Marín, por comprenderlo el competente, fue devuelta por este, con lo que no habiendo acuerdo entre los dos juzgados, la Ley establece que sin dilación debe ponerse en conocimiento del superior, tras oír al Fiscal y a las partes presentadas a fin de que decida lo procedente", reclama la defensa de Padín.

También afirma que "es obvio que los delitos objeto de investigación no pertenecen a las materias atribuidas a la Audiencia Nacional y quedan ajeno de su rivalidad". "Solo cabría esa oportunidad en caso de que contemplásemos que los delitos se hubieran cometido fuera de territorio nacional", añade, enseñando que los buques españoles se consideran por ley territorio nacional y no una parte del extranjero.

Por todo ello, recurre al mismo razonamiento de la armadora, señalando que el partido judicial que debe hacerse cargo de la investigación es el del sitio de vivienda del investigado, en su caso de Padín, que sería Cangas. Sin embargo, asimismo admite que la vinculación con Marín "sería mayor" en tanto que es la sede de la armadora, el puerto base del buque y el sitio donde se contrató a los trabajadores.

Todo ello tras conocerse asimismo este martes que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido la resolución de Ismael Moreno y ha pedido que la investigación sobre el naufragio el pasado 15 de febrero en aguas de Terranova (Canadá) del 'Villa de Pitanxo', en el que fallecieron 21 de los 24 marineros dentro, sea asumida por los Juzgados de Vigo.

La Fiscalía arguye que el juez obvia el contenido de la Ley Orgánica del Poder Judicial en el momento en que "aclara de manera tajante que pertenecen a dicho territorio y a los efectos de la rivalidad de los tribunales españoles los buques y aeronaves españoles, sin distinción".

En cuanto al método seguido para soliciar que la investigación sea asumida por los Juzgados de Vigo, el fiscal ten en cuenta que las diligencias practicadas, el atestado de la Guardia Civil y las afirmaciones prestadas por el encausado y los presentes "dejan estimar que el puerto español de primera arribada era el de Vigo, lo que debe de saber, por su parte, la atribución competencial para el saber de la presente causa".

Estas necesidades llegan una vez que el juez de la Audiencia Nacional asumiese a inicios de este mes la investigación enseñando que no existía una clara previsión legal que abordase la casuística producida en estos sucesos y que pudiese conducir a una determinación de la rivalidad clara si no que podían provocarse interpretaciones de diferentes signo.

No obstante, el magistrado señaló en su coche que según el principio de "ubicuidad" definido en un convenio del pleno no jurisdiccional del Tribunal Supremo, la rivalidad radicaría en el juez que primero haya iniciado las actuaciones procesales con la intención de eludir dilaciones incorrectas.

Así las cosas, el juez concluyó que en labras a eludir dudosas y probables cuestiones de rivalidad con distintas juzgados de instrucción, lo que podría ofrecer rincón a dilaciones derivadas del planteo de las cuestiones, procedía "sostener la rivalidad de este Juzgado Central de Instrucción para proseguir conociendo de la presente causa".

El juez rechazó en aquel instante la iniciativa de inhibición interesada por el Ministerio Fiscal y por la representación de Pesqueras Nores Marín y de Juan Enrique Padín.

Cabe rememorar que el magistrado tomó declaración el mes pasado de junio al patrón del barco, Juan Padín, su sobrino Eduardo Rial y el marinero Samuel Kwesi, los únicos sobrevivientes del naufragio. El primero declaró como encausado y los otros 2 como presentes, una vez que el juez viese rastros de 21 asesinatos irresponsables.

Más información

Armadora y capitán del Pitanxo asimismo apelan y solicitan que el naufragio se investigue en los juzgados de Marín o Cangas