Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Baltar rechaza acusaciones de exceso de velocidad y se opone al envío del suplicatorio al Senado

Baltar rechaza acusaciones de exceso de velocidad y se opone al envío del suplicatorio al Senado

El senador del PP José Manuel Baltar ha comparecido ante el Tribunal Supremo para negar las acusaciones de la Guardia Civil de haber conducido a 215 kilómetros por hora en la A-52 la noche del 23 de abril. Su defensa sostiene que estos hechos ya han sido resueltos y que no se puede reabrir la causa. Además, se opone a que se envíe el suplicatorio al Senado para juzgarle por un delito contra la seguridad vial.

El abogado de Baltar, Ramón Montero, ha señalado que no hubo en ningún momento una velocidad superior a 200 kilómetros por hora y que ya se le impuso una multa por la vía administrativa. Según el letrado, su cliente ha tenido un expediente como cualquier ciudadano en la misma situación. Por tanto, considera que este asunto no debe dar lugar a ningún tipo de continuidad en la causa y ha calificado el suplicatorio como innecesario.

El abogado ha argumentado que no se puede reabrir un procedimiento que ya ha sido objeto de sanción y ha afirmado que no existen indicios de ninguna actuación delictiva. Por lo tanto, ha solicitado que se aplique la igualdad ante la ley en el caso de su cliente.

Baltar ha comparecido voluntariamente ante la magistrada instructora Ana Ferrer, acompañado de su abogado. Esta es la segunda vez que es citado para declarar, después de no haber acudido a la citación anterior debido a la enfermedad de su abogado. Con esta declaración voluntaria, se determinará la viabilidad de las pesquisas antes de cursar el suplicatorio al Senado.

El Supremo abrió la causa el pasado noviembre, tras recibir el testimonio de juicio rápido y las diligencias urgentes de los juzgados de Zamora y Puebla de Sanabria, por la comisión de un supuesto delito contra la seguridad vial. Antes de llegar al Supremo, el Ministerio Fiscal había presentado escrito de acusación contra Baltar, considerándolo autor de un delito contra la seguridad vial.

Los hechos se remontan al 23 de abril, cuando Baltar fue interceptado a 215 kilómetros por hora en la A-52, al volante de un coche de la Diputación de Ourense. Tres meses después, fue elegido senador por designación autonómica a propuesta del PP, renunciando a seguir al frente de la Diputación provincial.

La renuncia de Baltar permitió un cambio de ciclo en la institución provincial y en el PP en Ourense. Ahora la preside el alcalde de O Pereiro de Aguiar, Luis Menor.