• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

BNG y PSdeG solicitan a la Xunta mudar su política contraincendios: "profesionalizar" las brigadas y mucho más prevención

img

El PPdeG manifiesta que las causas de los fuegos "se escapan del control" de los dueños y del Gobierno gallego, y apunta al tiempo y a los incendiarios

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Ago.

Los 2 partidos de la oposición en Galicia, BNG y PSdeG, han coincidido este lunes en reclamar a la Xunta cambios en la política forestal y en la administración contra los incendios, una vez que, en lo que va de verano, ardiera una área del ambiente de 40.000 hectáreas. Entre sus solicitudes, están una mayor prevención a lo largo de todo el año y la "profesionalización" de las brigadas de extinción.

En una rueda de prensa ofrecida este lunes desde el Parlamento gallego, el diputado del BNG Manuel Lourenzo ha alertado de que el monte está "transformado en un polvorín", lo que provoca que el rural de la Comunidad sea "una situación dañina". "Lo que precisa este país para batallar estas olas de incendios no es mucho más publicidad", ha advertido.

El nacionalista ha solicitado que el plantel de la Consellería do Medio Rural destinado a las trabajos de prevención y extinción de incendios "esté profesionalizado", al paso que apostó por terminar "al fin y al cabo" con "la precariedad del personal que se juega la vida contra el fuego".

Además, Lourenzo dijo que no ve "sensato" y "absolutamente nadie comprende" que en el mes de mayo haya "precisamente exactamente las mismas personas haciendo un trabajo" en este sistema que "hace una semana con el país ardiendo".

El diputado del Bloque asimismo se mostró crítico con que la Xunta "delegue sus competencias" en temas de prevención de incendios y ha pedido que los convenios firmados con los municipios estén "un cien% operativos". Asimismo, ha pedido "un giro de 180 grados" en sus políticas forestales para apostar "por un monte servible" con la introducción de especies autóctonas, por "la actividad ganadera y agrícola" y "por un rural vivo y con servicios".

A cuestiones de los medios sobre las permanentes declaraciones de los causantes del Gobierno gallego sobre la intencionalidad de los últimos incendios, Lourenzo ha advertido que los gallegos "no" tienen "un gen pirómano" y puso el foco en que el monte gallego está "transformado en un polvorín".

Asimismo, dió la "bienvenida" a la "sensatez" al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, quien aseveró --en un reportaje con Europa Press-- que apostaba por un modelo de pelea contra los incendios con brigadas "multitareas" que logren trabajar a lo largo de mucho más meses por año, no solo en las épocas de mayor peligro.

Por una parte del PSdeG, su vicesecretaria xeral, Lara Méndez, ha coincidido en que "hay una falta de previsión total" en la política de la Consellería de Medio Rural. "Igual que sabíamos que veníamos de un instante especial en el sistema sanitario, asimismo entendemos que veníamos de un instante muy especial en administración de nuestro territorio, especialmente si tomamos en cuenta las elevadas temperaturas y la situación climatológica, algo que no es de hace meses ni se nos anunció durante el día de ayer", ha aseverado, preguntada sobre esto en una rueda de prensa ofrecida desde la sede del partido en Santiago.

La 'número 2' de los socialistas gallegos ha asegurado que se presentaron "formidablemente respetuosos y reservados", tal como "del lado" de la Xunta para mitigar la situación de los incendios, pero no por este motivo dejó de denunciar la carencia de prevención contra los fuegos --una labor que "hay que hacerla en invierno"-- y demandar un fortalecimiento y una "profesionalización" de las brigadas.

En este sentido, Méndez dijo que "no es posible que en algún municipio se esté conformando hoy, prácticamente en la época de agosto, el sistema de brigadas" y que "recaiga prácticamente de forma exclusiva" en las gestiones locales. Es, ha asegurado, una situación frente a la como los municipios, asimismo "regidos por el PP", dan "la voz de alarma".

En determinante, la vicesecretaria xeral del PSdeG ha lamentado el "caos" del Gobierno gallego en esta materia y ha advertido que es imposible confiar únicamente en "la buena intención de los vecinos" para solucionar la situación del monte.

Frente a las críticas de la oposición, el viceportavoz parlamentario del PPdeG Alberto Pazos respondió insistiendo en que los incendios se tienen que a "situaciones que se escapan del control de los dueños y de la Xunta", como "el accionar completamente poco responsable y criminal de personas que se ocupan de plantar fuegos" y las "tormentas eléctricas".

Pazos, preguntado sobre esto en una rueda de prensa desde el Pazo do Hórreo, dijo encajar "totalmente" con el BNG en que los gallegos no tienen "un gen pirómano", sino "la enorme mayoría", entre ésta "el Gobierno gallego al terminado", son personas "que cuidan" y "sienten un enorme apego" por el territorio.

Con todo, ha negado que la Xunta tenga el monte "transformado en un polvorín" y ha acusado al diputado nacionalista de tener un "absoluto desconocimiento" de la verdad del monte.

"La Xunta no es la dueña del monte, el monte tiene sus dueños y estoy convencido de que hacen todo cuanto está en su mano por tener el monte lo mucho más precaución viable", dijo el viceportavoz del PPdeG, quien ha pedido "no omitir" situaciones como la situación climatológica y el accionar "criminal" de varias personas que "ocasionan un daño irreparable", poniendo como un ejemplo el incendio de Verín (Ourense), iniciado en diez focos distintas.

Ante ello, Alberto Pazos ha señalado el "absoluto deber" del Gobierno autonómico para "continuar financiando el servicio de extinción mejor dotado de toda España" y que es "un caso de muestra para cualquier red social autónoma".

Precisamente, el habitual ha amado agradecer el trabajo de las brigadas por batallar unos fuegos que "en su parte importante no se deberían haber producido si no fuera por la mano criminal de unos pocos gallegos que se ocupan de plantar fuego y que en la origen no está ningún ingrediente genético, sino más bien una falta de los pies en el suelo".

Más información

BNG y PSdeG solicitan a la Xunta mudar su política contraincendios: "profesionalizar" las brigadas y mucho más prevención