• sábado 10 de diciembre del 2022
728 x 90

Bomberos, fuerzas de seguridad y autoridades guardan un emotivo minuto de silencio por el bombero fallecido este martes

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Ago.

Fuerzas de seguridad, encabezadas por el cuerpo de Bomberos de Santiago de Compostela; autoridades municipales y autonómicas y miebros de la Iglesia, han guardado este miércoles en la Plaza del Obradoiro un minuto de silencio por el bombero en prácticas de 25 años que este martes moría arrollado por un autobús en el transcurso de un operativo de extinción.

Sus compañeros del servicio estuvieron acompañados además de esto por integrantes de la Policía Nacional, Local, Guardia Civil y Protección Civil; tal como por la parte de la Corporación municipal encabezada por el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo; y por integrantes de la Xunta de Galicia, con el presidente, Alfonso Rueda; y el vicepresidente segundo, Diego Calvo. Ha asistido asimismo el Obispo de Santiago, Monseñor Julián Barrio y el rector de la Universidade de Santiago, Antonio López.

Para el minuto de silencio, que empezó al ofrecer las 12,00 horas la Catedral compostelana, los bomberos, ubicados en oposición al parque móvil inteligente del cuerpo, se han retirado los cascos en señal de respeto por el compañero fallecido.

Incluso la comunmente escandalosa Plaza del Obradoiro ha mudo, con turistas y peregrinos arremolinados hacia las fuerzas de seguridad congregadas. El minuto de silencio ha finalizado con un largo aplauso, asimismo acompañado por turistas y demás transeúntes.

En afirmaciones a los medios tras el acto, el regidor compostelano ha lamentado de nuevo el fallecimiento del joven y ha recordado que el Ayuntamiento ha proclamado tres días de luto oficial, "que representan un sentimiento que todos distribuyen: de mal y de determinada incredulidad frente algo totalmente inesperado".

"Es un instante realmente triste para todos. Sus compañeros están desolados y nosotros asimismo", ha apuntado Bugallo, que ha insistido en enseñar solidaridad con la familia, amigos y compañeros.

El regidor asimismo confirmó que la investigación sobre lo ocurrido va a deber "proseguir su curso", más allá de que "todos entendemos lo que ocurrió". "No semeja que haya enormes inquietudes sobre los hechos. En todo caso, va a haber que examinarlo todo para estudiar. Tenemos que procurar que la desaparición de Jorge ayuda precisamente para progresar los métodos y intentar eludir de este modo, en lo posible, hechos como este, que son completamente inusuales. Es la primera oportunidad que sucede en 160 años", ha señalado.

Según confirmaba nuestro Bugallo este martes, a las 8,00 horas el parque recibió el aviso de que un autobús vacío de la compañía Rías Baixas, que efectúa servicio de línea municipal, ardía en la parroquia de Aríns, en concreto en el sitio de A Cacharela.

De inmediato, un retén se desplazó hacia el sitio para empezar con las trabajos de extinción. A su llegada, el conductor del autobús procuraba apagar el incendio que, según la información del 112 Galicia, comenzaba a descontrolarse.

Mientras los bomberos montaban el operativo, y de manera "inesperada", apunta el Ayuntamiento de Santiago, el autobús empezó a moverse hacia adelante, atropellando a la víctima.

En preciso, Emerxencias ha señalado que el vehículo, que todavía se encontraba en llamas, se precipitó hacia el camión de Bomberos y chocó contra él, dejando al fallecido entre los 2 automóviles.

Los propios compañeros de la víctima han comenzado con las maniobras de reanimación mientras que otros efectivos intentaban supervisar las llamas. También el plantel sanitario continuó cerca de una hora intentando de reanimar al joven, si bien "fue irrealizable su restauración".

Más información

Bomberos, fuerzas de seguridad y autoridades guardan un emotivo minuto de silencio por el bombero fallecido este martes