• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Cientos de encargados de CIG se expresan en Vigo para reivindicar "el espíritu del 72", que tiene "plena vigencia"

img

El sindicato prevé disponer "en próximas datas" en O Castro el monumento en recuerdo de ese episodio histórico

VIGO, 22 Sep.

Cientos de encargados de la CIG se han manifestado este jueves por las calles de Vigo, en el contexto de los actos reivindicativos por el 50 aniversario de la huelga de 1972, para reivindicar el "espíritu" de los hombres y mujeres que se levantaron contra la dictadura en aquel instante, con unos valores que tienen "plena vigencia" hoy en dia.

En afirmaciones a los medios antes del comienzo de la marcha, el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, ha subrayado la relevancia de aquella huelga como "germen" del nacimiento de esta confederación sindical, y asimismo indispensable para "comprender la historia moderna del movimiento obrero gallego".

Según ha señalado, después de los actos de marzo en Ferrol, la central nacionalista ha realizado otras ocupaciones en todo el año, entre ellas la presentación de un reportaje o la manifestación de este jueves. Asimismo, está pensado que "en próximas datas" se proceda a la instalación del monumento costeado por la CIG para rememorar la huelga de hace 50 años, y que se situará en el monte de O Castro.

Paulo Carril ha subrayado que la pelea "heroica" de la clase trabajadora en 1972 tiene "toda la vigencia" en el presente "instante crítico", gracias a la carestía de la vida y a los efectos "asoladores" de las reformas laborales. Por ello, ha pedido tenerla "presente" para sostener las movilizaciones y "poner freno a la precariedad".

Al respecto, volvió a reclamar a los gobiernos un "plan de choque", con medidas urgentes para revertir esa precariedad laboral y la pobreza de los obreros, entre aquéllas que debe existir acciones de "intervención pública" en campos estratégicos como el financiero o el energético.

Entre los competidores en la manifestación estuvo Xesús Chaves Fandiño, componente por entonces de la Organización Obreira y trabajador de la planta de Citroën Hispania (el día de hoy Stellantis), quien ha reivindicado el papel de los obreros en la huelga, probando "una conciencia de clase muy grande y una enorme solidaridad".

A su juicio, la huelga del 72, que se inició exactamente tras el despido de múltiples obreros de la factoría automovilística, probó a la patronal y al régimen que Galicia "no era el pueblo sumiso que ellos pensaban". "La clase trabajadora gallega siempre y en todo momento se levantó contra la opresión y la injusticia, y ésa todavía es nuestra mejor herramienta para proteger nuestros derechos", ha aseverado.

Finalmente, sobre el enfrentamiento de hace 50 años, ha recordado que Citroën Hispania pretendió ofrecer un "escarmiento ejemplar" a los obreros (que protestaban en esos días para conseguir una día semanal de 44 horas) pero "no midió lo bastante" la contestación que tendría por la parte de la clase trabajadora.

Más información

Cientos de encargados de CIG se expresan en Vigo para reivindicar "el espíritu del 72", que tiene "plena vigencia"