• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Cientos de gallegos condenan la "necropolítica migratoria" tras la catástrofe de Nador y requieren una investigación

img

VIGO, 1 Jul.

Cientos de personas se han concentrado esta tarde en las primordiales ciudades de Galicia para enseñar su solidaridad con las familias de los 37 migrantes (según las ONG) que murieron el pasado 24 de junio en el momento en que procuraban ingresar en Melilla desde Nador, y para denunciar las "necropolíticas migratorias" de los Estados.

El acto de queja, convocado por distintas organizaciones sociales bajo el lema 'As vidas negras importan', se ha replicado en las primordiales ciudades gallegas, como Vigo, A Coruña, Santiago, Pontevedra, Ferrol o Vilagarcía, aparte de en ciudades de toda España.

En las concentraciones se ha leído un manifiesto unitario en el que las organizaciones han denunciado que, en el intento de salto de la valla de Melilla, "la brutalidad policial y la militarización de la frontera" provocaron la desaparición de 37 personas, que son sepultadas en Nador "sin efectuar necropsias, fundamentales para una viable investigación".

Por otro lado, han criticado que otros migrantes fueron "devueltos en ardiente", una práctica que está prohibida por la legislación en todo el mundo en temas de derechos humanos, al paso que mucho más de 130 personas que consiguieron atravesar la frontera, en su mayor parte de Chad y Sudán, ese halla en el CETI de Melilla "recluidas", esperando de pedir protección en todo el mundo.

A ello hay que sumar, han lamentado, las mucho más de 300 personas lesiones que, habitualmente no reciben atención sanitaria por carecer de elementos suficientes en Nador. "Todo eso a resultas del trato despiadado y también inhumano y la omisión del deber de socorro", han criticado.

Las organizaciones sociales han relacionado estos sucesos, tal como la "intensificación de redadas" de la gendarmería marroquí, las "persecuciones" o los "desplazamientos forzosos", con el ámbito de "tranquilidad tensa" entre los gobiernos de España y Marruecos.

En ese sentido, se han referido al acuerdo entre los dos países para acrecentar la cooperación en temas de seguridad (tras el acompañamiento español a la idea de "autonomía marroquí" en el Sáhara Occidental) que, a su parecer, "ayuda a criminalizar las migraciones".

Asimismo, apuntaron a la "intención de integrar Ceuta y Melilla bajo la protección de la OTAN", que asimismo "contribuirá a la militarización, aún mucho más" de la frontera sur de Europa.

Por todo ello, tras denunciar la "vulneración de la legislación en todo el mundo en temas de derechos humanos" (singularmente de la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Asilados) y la "legitimación del racismo institucional", han demandado una investigación sin dependencia que dilucide lo ocurrido en la frontera de Melilla.

También han solicitado que se informe a las familias de las víctimas fatales y se se haga más fácil la repatriación de los cuerpos; que se dispense atención sanitaria de calidad a los heridos; que se ponga fin a las 'devoluciones en ardiente'; que se garantice el cumplimiento de los derechos humanos en las fronteras y el respeto a los pactos de todo el mundo; que se aclaren los término de la "novedosa etapa de asociación" entre España y Marruecos; se derogue la Ley de Extranjería; y se confirmen vías de migración legales y seguras.

Más información

Cientos de gallegos condenan la "necropolítica migratoria" tras la catástrofe de Nador y requieren una investigación