• domingo 29 de enero del 2023
728 x 90

Concluye el doble Año Santo con el cierre de la Puerta Santa de la Catedral, que volverá a abrirse en 2027

img

Decenas de personas, menos de las aguardadas por el temporal que golpea Galicia, despiden el un Año Santo "doble" por la pandemia de Covid-19

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Dic.

El cierre de la Puerta Santa en la Catedral de Santiago de Compostela ha supuesto este sábado el desenlace del doble Año Jubilar 2021-2022, de esta manera preparado por el Papa Francisco con ocasión de la crisis sanitaria causada por la Covid-19. No va a ser hasta el año 2027 en el momento en que vuelva a abrirse la Puerta Santa, con la celebración de un nuevo Año Santo.

El arzobispo de Santiago, Julián Barrio Barrio, que ha encabezado el acto, ha procedido a cerrar la Puerta Santa con llave pasadas las 16,45 horas tras rezar, de rodillas primero, y parado, después, frente ella. Con esto, monseñor Barrio puso el punto y final a este doble Año Santo, que ha traído a Galicia unos seis millones de peregrinos, un "récord histórico".

En el acto, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha actuado como encargado regio, como ahora hiciese este viernes en la Ceremonia de Traslación. Además, han asistido, por ejemplo autoridades, el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices; el encargado del Gobierno en Galicia, José Miñones; y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo.

La celebración empezaba a las 16,00 horas en la Plaza del Obradoiro, donde Rueda pasó gaceta a las tropas militares. Antes de llevarlo a cabo, los ayudantes escuchaban el himno de España y el repique de las campanas de la catedral a manos de la últimamente construída Asociación Cultural de Campaneiros de Galicia.

De hecho, y debido al fallecimiento esta mañana del Papa Emérito Benedicto XVI, se ha perturbado la planificación y las campanas han repicado "a difunto" en honor al ex- Pontífice.

El temporal que golpea Galicia desde este viernes ha deslustrado la parte exterior de las celebraciones, relativamente anuladas o cambiadas por la lluvia y las fuertes ráfagas de viento.

A continuación, la comitiva ha entrado por el Pórtico de la Gloria y se ha reunido con la comitiva eclesiástica --encabezada por el arzobispo de Santiago y el cabildo de la Catedral--.

Tras el rito inicial del acto litúrgico en sí, se dió lectura frente a los presentes un mensaje enviado por el Papa Francisco al arzobispo de Santiago con ocasión del cierre de la Puerta Santa, en el que el Sumo Pontífice hizo referencia a la pandemia, "con un Bienio Jubilar que no fué nada simple en todo el mundo".

El Papa Francisco ha instado a los leales a "escapar del yo para crear el nosotros", de manera que se edifique una Iglesia "en clave de fraternidad". Así, y en base al lema 'Santiago te espera', animó a poner la mirada en "adónde vamos y quién nos espera", "a caminar con promesa, alén de la tranquilidad y libres a las ideas".

Tras esto, la comitiva ha salido en procesión hacia la Plaza da Quintana, hacia la Puerta Santa, mientras que de fondo sonaba un repertorio musical con múltiples piezas del compositor gallego Juan Durán (Premio da Cultura Galega 2013 y Premio Reina Sofía de Composición 2018), encargadas con ocasión de la celebración del Año Santo.

Decenas de personas, vestidas con paraguas y chubasqueros, aguardaban para poder ver el instante en los aledaños de la Plaza, más allá de que el mal tiempo ha achicado la existencia de peregrinos, turistas y curiosos.

Monseñor Julián Barrio fué el último en atravesar el vano de la Puerta Santa. Allí, el arzobispo se ha arrodillado y ha orado antes de seguir a cerrar el vano de bronce que ha tapiado la Puerta Santa y que, 2 minutos antes de las 17,00 horas, puso punto y final al doble Año Santo.

Una vez clausurada la Puerta Santa, los actos se han movido al interior de la Catedral de Santiago, donde el arzobispo ha encabezado una Eucaristía en honor de la virgen Peregrina y en conmemoración del final del Año Santo.

Durante la Santa Misa, que estuvo infestada de referencias al Año Jubilar, Julián Barrio se ha dirigido a los leales en una homilía, en español y gallego, donde ha erigido la tumba del Apóstol en "radiante referencia espiritual para muchos peregrinos" y ha festejado la abundante llegada de peregrinos, "más allá de las secuelas de la pandemia y las guerras como la de Ucrania".

Barrio ha comentado que, si bien la Puerta Santa se cierre este sábado, no lo hacen "las puertas de Dios, símbolo de sendero, verdad y vida" y ha remarcado además de esto que la Iglesia compostelana haya animado a todos a "ser presentes del amor de Dios".

El arzobispo le ha dedicado asimismo unas expresiones al Papa emérito, que visitó hace 12 años Galicia. En referencia a la buena impresión que dejó en el ex- Pontífice el Pórtico de la Gloria, Barrio ha esperado que el Apóstol Santiago haya "acompañado" a Benedicto XVI "al Pórtico definitivo" lugar desde el que, ha comentado, proseguirá haciendo un trabajo "por la vida y la realidad".

Para acabar los actos, los presentes han gozado del desempeño del Botafumeiro y, tras un par de años de prohibición debido al Coronavirus, el Arzobispo subió al lado de la representación del Apóstol Santiago para abrazarlo, lo que ha causado un aplauso espontáneo entre los ayudantes.

Más información

Concluye el doble Año Santo con el cierre de la Puerta Santa de la Catedral, que volverá a abrirse en 2027