• sábado 10 de diciembre del 2022
728 x 90

Contas apuesta por condicionar las subvenciones de la Xunta a entidades locales a que rindan frente al Consello

img

Tres entidades locales menores y 11 mancomunidades no presentaron sus cuentas en 2020, ciertas de manera reiterada por cuarto año seguido

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Jul.

El conselleiro mayor de Contas, José Antonio Redondo, ha entregado este viernes la memoria de forma anual del año 2021, que recopila los reportes de fiscalización en general referidos a 2020 y múltiples reportes concretos. Como una "medida para el promuevo de la obligación de rendición", y sin prejuicio de otras cuestiones, sugiere condicionar las subvenciones públicas de la Xunta a que las entidades locales rindan cuentas frente al órgano fiscalizador.

En general, según el archivo entregado y recogido por Europa Press, el cien por ciento de municipios y diputaciones cumplieron con su obligación, si bien no todos lo hicieron en período. No obstante, tres entidades locales menores y 11 mancomunidades no presentaron sus cuentas.

En el archivo, se recopila que la cuenta general de la Comunidad autónoma refleja "razonablemente" la actividad económico-financiera creada en el ejercicio 2020, más allá de que se muestran "deficiencias" y "restricciones", agarradas en los propios reportes.

De las 360 entidades primordiales del campo público local de Galicia (313 municipios 4 diputaciones, 34 mancomunidades y 9 entidades locales menores) rindieron cuentas al Consello de Contas, el 96,11 por ciento.

El 74,44 por ciento de entidades locales (268) presentaron sus cuentas en el período predeterminado en la normativa (antes del 15 de octubre de 2021), cantidades que son peores que las conseguidas en el ejercicio previo en el que se han recibido 286 cuentas en período. El 21,67 por ciento de las entidades (78 entidades) presentaron sus cuentas fuera de período.

Por su parte, 14 entidades locales (3,89%) no habían anunciado su cuenta a la fecha del cierre de este informe (21 de abril de 2022). De ellas, tres son entidades locales menores (Bembrive, Camposancos y Vilasobroso) y las 11 sobrantes son mancomunidades: Augas de Rúa-Petín; Augas de los municipios de Carnota y Muros; Comarca Compostela; Concellos Serra do Barbanza; Intermunicipal Voluntaria da Baixa Limia; Ribeira Sagrada; Servicios Vertedoiro de Residuos Sólidos Urbanos de Pontevedra y también Sanxenxo; Terras do Navea-Bibei; Vales do Ulla y también Umia; y Xallas-Tines-Tambre.

Además, prosiguen atentos de recibirse 11 cuentas en general que corresponden al ejercicio 2019, cuentas que corresponden por año 2018 y 12 cuentas en general del ejercicio 2017, con "esenciales escenarios de reiteración en el incumplimiento".

En la situacion de las entidades que no rinden cuentas, nueve mancomunidades "infringen sistematicamente con la obligación de rendición de la cuenta general", teniendo atentos las cuentas de los últimos ejercicios. Otras 2 mancomunidades, tienen pendiente de remisión algún ejercicio --mancomunidad Vales de Ulla y también Umia los ejercicios de 2019 y 2020; Concellos Serra do Barbanza, ejercicio 2020).

En una primera síntesis general de sugerencias, el Consello de Contas insta a las entidades locales "a prestar mayor atención a la capacitación y tramitación de la cuenta general" en los plazos establecidos por la normativa contable y presupuestaria, especialmente, en lo relativo a la elaboración y aprobación de presupuesto en su condición de instrumento de planificación, diseño, enfrentamiento y evaluación.

Además, como medida para el promuevo del cumplimiento de la obligación de rendición de cuentas, y sin prejuicio de las medidas que logre adoptar el pleno del Consello, "se aconseja la modificación" del decreto 193/2011, de manera que "se condicione la concesión de subvenciones financiadas integramente con fondos propios de la red social autónoma a las entidades locales de Galicia, a que estén cada día en el deber de remisión al Consello de Contas de las cuentas en general de los 4 últimos ejercicios", y a que se integre "toda la documentación obligatoria".

Asimismo, Contas apunta que las entidades que muestran cantidades negativas de ahorro neto y remanente de tesorería tienen que adoptar medidas para "asegurar la sostenibilidad de sus costos corrientes, sin precisar asistir a mecanismos inusuales de financiación".

Mientras, aquellas entidades que alcanzando el ahorro neto positivo, muestran, no obstante, remanente de tesorería configurado negativo, "tienen que seguir con ese ahorro al pago de las obligaciones atentos de pago, para no ingresar en situación que comprometa su viabilidad".

Más información

Contas apuesta por condicionar las subvenciones de la Xunta a entidades locales a que rindan frente al Consello