• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

Controlado el incendio de Pantón tras abrasar 25 hectáreas, el único que queda por extinguir en Galicia

img

LUGO, 18 Ago.

El incendio de Ferreira de Pantón (Lugo), parroquia de Frontón, fué controlado en la mañana de este jueves tras abrasar 25 hectáreas. Según la información que posibilita la Consellería de Medio Rural --comunica datos de fuegos superiores a 20 hectáreas--, es el único incendio que queda en Galicia por extinguir en estos instantes.

Este fuego, que se inició en la noche del pasado lunes en múltiples focos, quedó controlado a las 11,20 horas de este jueves. En las tareas de extinción han trabajado, entre otros muchos medios, siete helicópteros, 60 brigadas y 29 motobombas.

El alcalde de Ferreira de Pantón, José Luís Álvarez, ha asegurado que el incendio fue "intencionado", en tanto que se descubrieron "hasta siete puntos distintas donde se plantó fuego".

Por su parte, se han quemado mucho más de 8.cien hectáreas en lo que va de mes de agosto en Galicia. Esta cifra se aúna a las mucho más de 34.000 hectáreas que ardieron en la segunda quincena de julio.

El 12 de agosto, mucho más de una semana una vez que comenzase en la parroquia de Cures, quedó extinguido el fuego de Boiro, en la comarca de O Barbanza (A Coruña). Las hectáreas asoladas por este fuego forestal se levantan a 2.200, de las que 607 eran monte arbolado y las 1.593 sobrantes de monte raso.

El fuego de Boiro, que es el mayor de los registrados hasta la actualidad a lo largo del mes de agosto en la red social gallega en lo relativo a área perjudicada, provocó la activación de la alarma por cercanía a casas y desalojos, quemó el monte de A Curota y se extendió a los ayuntamientos de A Pobra do Caramiñal y Ribeira.

El siguiente fuego de mayores dimensiones en el mes de agosto fue el de Laza, iniciado en la parroquia de Camba y que se unió con el de Chandrexa de Queixa, con 2.cien hectáreas quemadas entre el diez y el 17 de agosto. Este incendio forzó a encender la semana pasada un Situación 2, alarma por cercanía a viviendas, en el núcleo de As Taboazas.

Otros fuegos extinguidos en el mes de agosto fueron: O Irixo (680 hectáreas), Verín (600 hectáreas), Caldas de Reis (450 hectáreas), Carballeda de Valdeorras (440 hectáreas) Ponte Caldelas (380 hectáreas), A Mezquita (224 hectáreas), Castrelo do Val (173,2 hectáreas), Maceda (120 hectáreas), As Pontes (2 fuegos de 109 y 60 hectáreas), Boborás (99,4 hectáreas), Riós (94,1 hectáreas), Oímbra (88,8 hectáreas), Arbo (82 hectáreas), A Gudiña (76,5 hectáreas).

La lista de los extinguidos en el mes de agosto se completa con: Calvos de Randín (50 hectáreas), Ribas de Sil (47 hectáreas), Ponteareas (15,6 hectáreas), San Xoán de Río (8,2 hectáreas) y Ames (6 hectáreas).

Otro de los extinguidos mucho más significativos fue el del ayuntamiento de Monfero (A Coruña), parroquia de Queixeiro, puesto que puso bajo riesgo la superficie protegida de las Fragas do Eume, más allá de que se apagó tras abrasar solo 0,01 hectáreas de monte arbolado. También ardieron 0,21 hectáreas en Vilariño de Conso, con afectación al Parque Natural do Invernadeiro.

Más información

Controlado el incendio de Pantón tras abrasar 25 hectáreas, el único que queda por extinguir en Galicia