Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Delitos sexuales en Galicia aumentan un 28,5%, pero sigue siendo la quinta comunidad con menor tasa en 2023.

Delitos sexuales en Galicia aumentan un 28,5%, pero sigue siendo la quinta comunidad con menor tasa en 2023.

En 2023, Galicia registró una tasa de delitos sexuales de 3,4 por cada 10.000 habitantes, cifra que es menor que la media nacional de 4,5 casos por la misma cantidad de habitantes.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Jul.

La Comunidad gallega se ubicó como la quinta región con la tasa más baja de delitos contra la libertad sexual en el país durante el año pasado. Los casos registrados fueron de 3,4 por cada 10.000 habitantes, superados solamente por Asturias (3,2), Castilla y León (3), Cantabria (2,9) y Extremadura (2,9).

De acuerdo con un informe publicado el viernes por el Ministerio del Interior, en toda España se contabilizaron 21.825 delitos de esta naturaleza en el año anterior, lo que resulta en una tasa de 4,5 por cada 10.000 habitantes, la cual es mayor que la de Galicia.

En Galicia, se informó de 924 delitos sexuales el año pasado, lo que representa un aumento del 28,5% en comparación con el año 2022, cuando se registraron 719 casos. La mayoría de estos delitos (alrededor de 700) fueron agresiones y abusos sexuales, siendo 502 sin penetración y 201 con penetración.

Además, se reportaron 27 casos de acoso sexual, 34 de contacto con menores de 16 años a través de medios tecnológicos, 12 de corrupción de menores, 23 de exhibicionismo, 43 de pornografía con menores, 39 de prostitución, 30 de provocación sexual y 13 de promoción de la prostitución utilizando nuevas tecnologías.

De todos los casos mencionados, las fuerzas de seguridad en Galicia lograron esclarecer 799, con 560 personas detenidas o bajo investigación.

Las agresiones y abusos sexuales perpetrados de forma grupal, es decir, por dos o más personas, sumaron 114 en Galicia el año pasado, lo que equivale a una tasa de 0,1 por cada 10.000 habitantes.

Por provincias, todas las provincias gallegas presentan una tasa de delitos sexuales significativamente inferior a la media nacional (4,5). La provincia de Lugo registró la tasa más baja (3), seguida de A Coruña (3,4), Pontevedra (3,5) y Ourense (3,7). En cifras absolutas, A Coruña reportó 383 delitos, Pontevedra 332, Ourense 112 y Lugo 96.

En cuanto a los datos a nivel nacional, el informe revela que la mayoría de las mujeres víctimas de violencia sexual tienen entre 18 y 30 años, mientras que en el caso de los hombres las víctimas más comunes son menores de 0 a 13 años.

En resumen, el año pasado se registraron en España un total de 21.825 delitos de esta índole, un incremento del 14,8% con respecto al año anterior. De ellos, 18.464 víctimas eran mujeres, 3.092 hombres y 24 casos con datos desconocidos. De esta manera, se concluye que nueve de cada diez víctimas fueron mujeres.

En cuanto a la nacionalidad de las víctimas, el 73,8% de los casos (15.928) corresponden a personas de nacionalidad española (2.436 mujeres, 13.478 hombres y 14 sin datos). En los casos de víctimas femeninas, el 84,6% eran españolas. De los casos de extranjeros (5.652), el 52,8% provienen de países en América, el 20,2% de la Unión Europea, el 12,7% de África y el 2,7% de Asia.

Los delitos contra la libertad sexual tienen una de las tasas de esclarecimiento más altas, destacando el mayor porcentaje en delitos relacionados con la prostitución, abusos sexuales y agresiones sexuales con penetración.

El informe también destaca que los menores representan el 42,6% del total de víctimas, seguidos a gran distancia por el grupo de 18 a 30 años. Se registró un 19,6% de víctimas de 0 a 13 años y un 22,9% de 14 a 17 años el año pasado.

En cuanto al perfil de los responsables de estos delitos sexuales en 2023, se observa una proporción mayor de hombres en comparación con las mujeres, con excepción de los delitos relacionados con la prostitución. La franja de edad con más responsables masculinos es de 41 a 64 años, mientras que en el rango de 18 a 30 años hay más mujeres responsables.

El informe detalla que el año pasado se efectuaron un total de 13.767 detenciones o investigaciones, de las cuales 12.801 casos tenían como responsable a un hombre y 966 a una mujer. Además, el 62,7% de los responsables son de nacionalidad española. Entre los extranjeros, que representan el 37,3%, se destacan Marruecos, Colombia y Rumanía como los países con mayor presencia, siendo América la región con mayor cantidad de delincuentes extranjeros.

Los delitos de agresiones y abusos sexuales representan la mayoría de los casos, con un 60% y un 23% respectivamente del total. Estas dos tipologías concentran el 83% de los detenidos o investigados.

El informe también analiza la ciberdelincuencia sexual, señalando que las principales víctimas son menores de edad. Las tres tipologías penales más relevantes representan el 78,5% de los hechos de ciberdelitos contra menores.

Destacan los delitos de contacto mediante tecnología con menores de 16 años, pornografía infantil, corrupción de menores/personas con discapacidad y acoso sexual. Más del 80% de las víctimas de ciberdelitos son menores de edad y la mayoría de los autores son de nacionalidad española.

El grupo de edad de 18 a 30 años es el más afectado por ciberdelitos contra la libertad sexual, seguido por el rango de 41 a 64 años. Las tipologías penales más comunes en los delitos cibernéticos son la pornografía infantil y el contacto con menores mediante tecnología, seguidos por la corrupción de menores/personas con discapacidad y las agresiones sexuales.