• jueves 01 de diciembre del 2022
728 x 90

Desactivada la alarma por cercanía a casas en el incendio de Castrelo (Ourense), que medra a 147 hectáreas

img

Los 2 enormes incendios forestales cumplen un par de semanas sin extinción: el de O Courel quema 11.cien hectáreas y el de Valdeorras, diez.500

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Jul.

Las autoridades han desactivado la situación 2, de alarma por cercanía a casas del núcleo de Pereiro, en el incendio forestal proclamado en la tarde de este miércoles en el concejo ourensano de Castrelo de Miño y que sube a 147 hectáreas quemadas.

Según el último una parte de la Consellería do Medio Rural, con datos hasta las 8,30 de este jueves, este fuego prosigue activo en la parroquia de Barral, pero de madrugada se ha levantado la alarma de nivel 2 pues se cree que ahora "no hay riesgo para los núcleos de población".

En las tareas de extinción han trabajado hasta el día de hoy, entre otros muchos medios, 41 brigadas, 26 motobombas, seis aeroplanos, 4 zapas, 11 helicópteros y 21 especialistas.

Con todo, los 2 mayores incendios forestales desde el momento en que hay registros en Galicia, el de O Courel (Lugo) --11.cien hectáreas asoladas-- y el de Valdeorras (Ourense) --diez.500 hectáreas-- prosiguen controlados. Este jueves se cumplen un par de semanas desde el momento en que tormentas secas provocaron cincuenta de incendios por la caída de rayos en Galicia, con estos 2 fuegos como los de mayor tamaño, los que están todavía sin extinguir.

El enorme incendio de O Courel, en el que se juntaron cinco focos --tres del municipio de Folgoso y otros 2, de A Pobra do Brollón--, prosigue controlado desde el mediodía de este miércoles.

Asimismo, sigue controlado el incendio con 20 hectáreas carbonizadas en O Saviñao (Lugo), en la parroquia de Rebordaos. Según la Xunta, se inició al menos en tres focos distintas, "lo que exhibe su intencionalidad".

En cuanto a los otros 2 enormes incendios, ubicados en la provincia de Ourense, se sostienen sin variantes. Así, prosigue controlado el fuego de la parroquia de Riodolas, en Carballeda de Valdeorras, que perjudica al Parque Natural da Serra da Enciña da Lastra, con diez.500 hectáreas quemadas; y prosigue estabilizado el del concejo ourensano de Vilariño de Conso, que perjudica al Parque Natural do Invernadeiro y que ha calcinado 6.500 hectáreas.

Los incendios que están aún sin extinguir suman 28.267 hectáreas quemadas, que se levantan a mucho más de 33.000 si se contabilizan todos y cada uno de los que en las últimas semanas se fueron apagando.

En preciso, los incendios extinguidos quemaron unas 4.600 hectáreas en: Cualedro --31 hectáreas--; Baiona --46 hectáreas--; Melón --2 fuegos que suman 98 hectáreas--; Quiroga --345 hectáreas--; Ribadavia --67 hectáreas--; Covelo --37 hectáreas--; Cervantes, parroquias de Donís --75 hectáreas--, Noceda --182 hectáreas--, Cereixedo --65 hectáreas-- y O Castro --0,5 hectáreas--; tal como Rodeiro --110 hectáreas--; Palas de Rei --375 hectáreas--; Antas de Ulla --54,1 hectáreas--. Esta lista se completa con los tres en el concejo de Oímbra, parroquias de Rabal --2.cien hectáreas--, San Cibrao --370 hectáreas-- y Videferre --919 hectáreas--.

Más información

Desactivada la alarma por cercanía a casas en el incendio de Castrelo (Ourense), que medra a 147 hectáreas

Noticias de hoy más vistas