• martes 16 de agosto del 2022
728 x 90

Desactivan la alarma por cercanía a viviendas en el fuego de Verín, activo pero que "evoluciona favorablemente"

img

La Xunta da por estabilizado el incendio de Maceda (Ourense), de 150 hectáreas, y controlado el de Calvos de Randín (Ourense), de 50

OURENSE / SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Ago.

La Consellería do Medio Rural ha desactivado en la tarde de este jueves la alarma por cercanía del incendio forestal de Verín (Ourense) a múltiples núcleos de población. Además, el fuego, si bien prosigue activo, "evoluciona favorablemente".

Es la primordial novedad que recopila el una parte de la Xunta, actualizado a las 20,15 horas de este jueves, y en el que la área asolada por las llamas sigue permanente en 600 hectáreas, con lo que prosigue como el fuego mucho más grande que prosigue sin controlarse.

Se trata de un incendio proclamado a la primera hora de la tarde del miércoles y del que las autoridades no vacilan de su intencionalidad, así como revela que se inició en diez focos distintas.

Ahora, según con la última actualización de Medio Rural, el fuego "evoluciona favorablemente" y los medios trabajan en la extinción de un "punto de realmente difícil ingreso". El alcalde de la ciudad, Gerardo Seoane, ahora ratificaba Europa Press la mejora de la situación: "Está perimetrado; semeja que lo malo pasó".

Hasta el instante, participaron en el operativo efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), además de nueve profesionales, 27 agentes, 59 brigadas, 27 motobombas, 12 aeroplanos y 11 helicópteros, entre otros muchos medios.

Mientras tanto, hay otros tres incendios que prosiguen activos. El de Arbo (Pontevedra), parroquia de Barcela, transporta carbonizadas unas 70 hectáreas y sostiene activada la 'Situación 2' por la cercanía de las llamas a distintas infraestructuras.

Se trata de un fuego que, según señala la Xunta, entró desde Portugal y asimismo "evoluciona favorablemente hacia su estabilización, sin afectación a aldeas".

En esta situación está el fuego forestal de la parroquia de O Pereiro, en el municipio ourensano de A Mezquita, con unas 150 hectáreas quemadas.

Mientras tanto, un incendio activo desde la tarde de este jueves en Boiro (A Coruña), en concreto en la parroquia de Cures, ha asolado hasta el día de hoy mucho más de 20 hectáreas.

Por su parte, el fuego de Maceda (Ourense) que perjudica a la parroquia de Castro de Escuadro, quedó estabilizado a las 17,00 horas de la tarde con un cómputo de 150 hectáreas asoladas. "Se inició en tres focos distintas y simultáneos", señala la Xunta.

Además, Medio Rural ahora da por controlado desde las 19,15 el fuego en Calvos de Randín (Ourense), en Lobás, con un cómputo de 50 hectáreas quemadas.

En cuanto al incendio forestal con 400 hectáreas asoladas en Arbo (Pontevedra), parroquia de Mourentán, sigue sin cambios al estar estabilizado. Asimismo, el de Padróns, en Ponteareas (Pontevedra), prosigue controlado tras calcinar 20 hectáreas.

En total, estos ocho incendios que todavía están sin extinguir llevan asoladas por lo menos 1.460 hectáreas de área.