• miércoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

Desmantelada una organización criminal que estafó desde A Coruña 86.000 euros por medio de estafa bancario en línea

img

La Guardia Civil ha detenido a 23 personas, que fingían formar parte a un banco para entrar a cuentas y llevar a cabo transacciones irregulares

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Oct.

La Guardia Civil de A Coruña ha desarticulado un conjunto criminal asentado en esta provincia y relacionado con una organización en todo el mundo que hacía estafas bancarias inficionando los ordenadores de sus víctimas con un programa 'troyano' que dejaba entrar a sus claves y efectuar transacciones irregulares. En total, fueron detenidas 23 personas y se calcula que la cantidad defraudada es de 86.000 euros.

La 'Operación Yolcos' se inició en el primer mes del verano de 2021, en el momento en que los agentes tuvieron conocimiento de una sucesión de estafas que empleaban softwares 'maliciosos', los populares como 'troyanos', para entrar a las cuentas de las víctimas y efectuar operaciones sin su permiso.

Durante la investigación, la Guardia Civil identificó a múltiples personas en la provincia de A Coruña que efectuaban la función de 'mulas de dinero' o 'drops', o sea, que figuraban como mediadores, recibiendo en sus cuentas el dinero engañado para, más tarde, sacarlo en efectivo y entregárselo a los cabecillas del conjunto, cobrando un porcentaje.

Muchas de la gente que efectuaban esta función eran mujeres jóvenes captadas por los pertenecientes del conjunto criminal tras haber mantenido con ellos relaciones sentimentales. A través de ellas, y utilizando esta relación de pareja, lograban que les facilitasen el ingreso y control a sus cuentas corrientes en lugar de diferentes proporciones económicas para recibir los fondos que proceden de las estafas. Tras hallar el dinero, y ser bloqueadas las cuentas corrientes de las parejas por estafa bancario, los captadores abandonaban las abandonaban para comenzar una exclusiva búsqueda.

Del mismo modo, los agentes asimismo identificaron la captación de estas 'mulas' por medio de avisos en las comunidades que ofrecían trabajo.

En cuanto a los 'captadores', la investigación identificó a seis hombres, todos ellos de origen sudamericano y con múltiples antecedentes policiales, que eran vecinos de Ferrol en la época donde se generaron los delitos. Ellos, por su parte, actuaban bajo órdenes directas del cabecilla, asentado en la provincia de A Coruña, que resultó ser un hombre originario de Brasil.

El Grupo criminal empleaba un programa malicioso tipo 'troyano' para entrar a los ordenadores de compañías de diferentes localidades del territorio nacional, con lo que los agentes han reconocido a perjudicados en las localidades de Alicante, Avilés, Gijón, Infesto, Langreo, San Martín del Rey Aurelio, Mataró, Córdoba, Fene, Sada, Ciudad Lineal, Usera, Arganza, Madrid, Arganzuela, La Laguna, Villacañas, Guardo, Ruzafa y Baracaldo.

La metodología usada por los ciberdelincuentes era lograr que la víctima (persona física o jurídica) instalase facultativa o de forma involuntaria un fichero --por medio de 'phishing'-- que contenía oculto en

programa malicioso, con lo que infectaba el dispositivo. Con esto, conjuntado con otras técnicas, conseguían el ingreso no autorizado a los ordenadores de estas compañías y particulares, intermediando por ellos para efectuar transacciones fraudulentas y hacerse con el dinero.

Tras hacerse con el control del aparato informático, en unos casos ejecutaban el bloqueo de pantalla con aviso de urgencia a la víctima, impidiéndole efectuar ninguna acción. Segundos después, ésta recibía una llamada telefónica donde teóricos "causantes de su entidad financiera", le notificaban que se habían realizado múltiples trasferencias bancarias fraudulentas, en el momento en que de todos modos eran los propios

ciberdelincuentes con la intención de saltarse el doble aspecto de seguridad de las cuentas corrientes.

A partir de ese instante, empezaban a efectuar transacciones fraudulentas desde la cuenta de la víctima a cuentas de terceras personas de las que se servían para encauzar el dinero, e inclusive, en alguna ocasión, efectuaban la contratación de préstamos inmediatos a la entidad bancaria.

La Operación concluyó con la detención de 23 personas en diferentes localidades de la provincia de A Coruña (Cambre, Coruña, Fene, Ferrol, Oleiros y Sada) tal como en las ciudades de Barcelona y Soria. Se ha

logrado detectar a 21 personas que efectuaban la función de 'mulas de dinero' para la organización criminal, las que estaban estables en Brasil. La operación sigue abierta para lograr hallar novedosas víctimas.

Los detenidos fueron puestos predisposición judicial de los Juzgados de Ferrol y A Coruña, quedando atentos la detención de otros cinco integrantes del conjunto criminal, los que consiguieron eludir la acción policial huyendo a sus países de origen --Brasil y República Dominicana--.

Más información

Desmantelada una organización criminal que estafó desde A Coruña 86.000 euros por medio de estafa bancario en línea