• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Dismuyen a un preso de A Lama que "destrozó" su celda, trató de eludir que entraran los gobernantes y fabricó un pincho

img

PONTEVEDRA, 14 Ago.

La asociación profesional de trabajadores penitenciarios Tu Abandono Me puede Matar (Tampm) ha denunciado que un preso de la prisión de A Lama, en Pontevedra, "procuró matar" a un funcionario el pasado 11 de agosto y debió ser achicado tras "romper" su celda y crear un pincho con la pata de una silla.

Según cuenta la asociación en un aviso, que suscribe el encargado Julio Díaz Mafé, el de adentro está situado en el módulo de aislamiento, donde las celdas son particulares; y los días precedentes ahora había conminado con oraciones como "deseo ver sangre y muerte..... apuñalaré a un funcionario o preso, me da lo mismo".

Los gobernantes hicieron el informe pertinente para comunicar de esta conducta a la dirección del centro, que dispuso una secuencia de medidas para reducir peligros de agresión, pero, según señala el sindicado, a las 12,15 horas del pasado jueves, a lo largo del reparto de las compras que encargan los internos al economato, este de adentro comenzó a debatir y amenazar a los gobernantes.

Aunque se aplicaron los protocolos, la asociación apunta que el preso "destrozó" su celda y lanzó por la ventana el TV que tenía, para después tapar la ventana con una sabana y la puerta con el colchón de su cama con el objetivo de "eludir que los gobernantes pudieran ver de qué forma se preparaba para repeler la entrada de los gobernantes".

Según sigue el relato, los funcinarios debieron ponerse unos trajes destacables que, denuncian, no en todos los casos se ajustan a los diferentes géneros de cuerpo por el hecho de que "son exactamente los mismos para todo el colectivo" independientemente de su complexión física.

Ya pertrechados, los gobernantes abrieron las puertas y encontraron el colchón en situación vertical tapando la entrada. Decidieron extraerlo y no empujarlo hacia adentro como aguardaba el de adentro, quien se encontraba tras el colchón realizando fuerza, con lo que "perdió el equilibro y cayó encima" del mismo, facilitando que pudiera ser inmovilizado.

Una vez dominada la situación, los gobernantes se percataron que había fabricado un pincho carcelario arrancando y afilando entre las patas de la silla que tenía en su celda. Sostiene la asociación que pretendía clavar ese pincho "al primer funcionario que entrara en la celda".

Al día después, en el contexto de las medidas de control del preso --estar solo en el patio, en su galería y "poco" contacto con los observadores--, solicitó charlar con uno, quien se percató, cuenta la asociación, de que se encontraba "realizando una soga con una sábana". El de adentro fue movido a una celda acristalada de otro módulo.

La asociación de trabajadores penitenciarios mantiene que el de adentro habría de ser movido a otra prisión, con la intención de eludir que conozca las prácticas de los gobernantes. También informan de que tiene "fijación" con ciertos observadores, a los que hace "causantes de su situación".

Más información

Dismuyen a un preso de A Lama que "destrozó" su celda, trató de eludir que entraran los gobernantes y fabricó un pincho