• martes 31 de enero del 2023
728 x 90

Drones, equipos láser, afirmaciones y el análisis del autobús: claves para reconstruir el incidente de Cerdedo-Cotobade

img

Un aparato de especialistas de la Guardia Civil llegado examina el puente de Pedre para aclarar las causas del siniestro que ocasionó siete fallecidos

CERDEDO-COTABADE (PONTEVEDRA), 28 Dic.

Un aparato de especialistas de la Guardia Guardia apartados desde Madrid a Galicia vuelve a construir desde primera hora de este miércoles el incidente de autobús registrado en Nochebuena en Cerdedo-Cotobade (Pontevedra), en el que murieron siete personas y 2 resultaron lesiones.

La declaración de estos 2 sobrevivientes va a ser entre las claves para saber las causas de un siniestro en el que las profundas precipitaciones podrían haber jugado un papel clave. Las miradas asimismo están puestas en el estado y peculiaridades de la carretera y del puente de Pedre por el que se precipitó al río Lérez desde una altura de 29 metros el autobús de la compañía Monbús que hacía la línea Lugo-Vigo.

Para aclarar los motivos por los cuales el bus se salió de la carretera, integrantes del Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) despliegan desde las diez,00 horas de este miércoles sus medios en la curva de la N-541 en sentido Pontevedra que antecede al viaducto de Pedre.

Los especialistas emplean un láser escáner para efectuar una investigación tridimensional de la región, donde se hacen diferentes pruebas para medir la adherencia del asfalto. Además, un aparato de drones de la Guardia Civil llegado desde Asturias asimismo sobrevuela el sitio del siniestro para obtener datos que sirvan para tener una reproducción tres dimensiones del viaducto.

Todo ello, como explicó en afirmaciones a los medios el teniente del subsector de Pontevedra Roberto Prado, que ha incidido en que la meta es reconstruir en su integridad el incidente, para lo que asimismo se examinará un autobús de peculiaridades similiares al siniestrado, que va a ser sometido a pruebas en condiciones afines a las que había en Cerdedo-Cotobade en la noche del 24 de diciembre.

Los especialistas de la Benemérita asimismo procederán a investigar el autobús accidentado, que fue retirado del lecho del río Lérez en la tarde del pasado martes con el apoyo de una grúa de enorme tonelaje. De él se extraerá información del ABS, el GPS y el tacógrafo, que pudo ser recuperado y que todavía está pendiente de estudio.

Los trabajos de la unidad experta en reconstrucción de accidentes se extenderán a lo largo de toda la día y podrían aun llegar hasta el jueves, según ha apuntado el teniente del subsector de Pontevedra, que ha incidido en que "todavía es próximamente" para seguir probables causas del siniestro.

El incidente sucedió sobre las 21,20 horas de este sábado, Nochebuena, en el momento en que un autobús de la compañía Monbus, de la línea regular entre Lugo y Vigo, se precipitó al río a la altura del quilómetro 67,5 de la N-541, en la parroquia de Pedre, en un puente a unos 35 metros de altura.

Dos de los muertos fueron salvados exactamente la misma noche del hecho, con un fuerte temporal y por medio de una 'línea de vida', ya que era realmente difícil y arriesgado llegar al autobús. Otras 4 víctimas fueron localizadas a lo largo de la día del domingo y la séptima fallecida, el primer día de la semana.

Poco tras el incidente, los servicios de urgencia salvaron con vida al conductor del autobús, que fue movido al Hospital Clínico de Santiago y ahora fué dado de alta. El hombre dio negativo en los test de alcoholemia y de drogas. También fue salvada con vida una mujer, que fue evacuada al Hospital Montecelo de Pontevedra.

Fue un conductor que pasó por la región poco tras el siniestro el que alertó primeramente al 112, al notar la barandilla del puente rota. Poco después, urgencias recibía asimismo la llamada de alarma de la pasajera superviviente desde en el autobús, poniendo en marcha los medios de salve.

El autobús que se accidentó en Nochebuena en Cerdedo-Cotobade (Pontevedra) y cayó al río Lérez está en las instalaciones que la compañía Monbus tiene en Lourizán, esperando de que avancen las indagaciones para saber las causas de lo sucedido.

Según reportan fuentes de la compañía a Europa Press, estas dependencias, conocidas como cocheras, se sitúan específicamente en la carretera de Pontevedra a Marín, a la altura de Lourizán.

El autobús, cuyo siniestro supuso la desaparición de siete usuarios, fue recuperado del cauce del río este martes tras un dispositivo que empezó a trabajar a la primera hora de la mañana.

Fuentes del ámbito señalan a la presencia de "consenso" entre los conductores sobre que uno de las causas del incidente debió ser la existencia de una bolsa de agua en la carretera.

Así, señalan al movimiento que prosiguió el vehículo, primero hacia la izquierda y después hacia la derecha, para apuntar que esto "semeja la consecuencia obvia" de haber hecho aquaplaning.

Más información

Drones, equipos láser, afirmaciones y el análisis del autobús: claves para reconstruir el incidente de Cerdedo-Cotobade