• domingo 29 de enero del 2023
728 x 90

El 60% de los delitos que se cometen en Lugo son "leves" y la okupación piensa el 0,4% de las infracciones de 2022

img

La regidora y la subdelegada del Gobierno comentan a los vecinos de A Milagrosa que se fortalecerán las patrullas y que hay agentes camuflados

LUGO, 25 Ene.

El 60 por ciento de los delitos que se cometen en la localidad de Lugo son de carácter suave y las okupaciones fueron un 0,4 por ciento del total de las infracciones registradas a lo largo del año pasado, 2022.

Estos datos fueron abordados en la asamblea que la regidora de Lugo, Lara Méndez, y la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez, copresidieron en el contexto de los encuentros periódicos que sostienen las dos instituciones con las distintas fuerzas y cuerpos de seguridad que trabajan en el ayuntamiento.

Tras la asamblea de coordinación, que sucedió en el Centro de Convivencia Intergeneracional Paco Martín --últimamente estrenado--, las dos sostuvieron un acercamiento con los vecinos del vecindario de A Milagrosa, a los que explicaron los gadgets policiales puestos en marcha contra la okupación ilegal y otros géneros de delincuencia.

En este sentido, según enseña el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno en un aviso grupo, las fuerzas de seguridad solicitaron que no se crease una alarma popular cerca de la okupación, ya que Lugo "es una localidad segura y se trabaja de manera ordenada para agarrar las situaciones que se logren ofrecer, ya que un solo caso ya es una preocupación".

Además, han incidido en la "necesidad y también relevancia" de que los dueños denuncien este género de actuaciones, por el hecho de que, en caso contrario, "es imposible accionar".

Las 2 líderes "empatizaron" con los vecinos, con los que "distribuyen y comprenden sus intranquilidades", a pesar de que las cantidades "no reflejan un prominente índice de delincuencia". Asimismo, les trasladaron que están empleando todas y cada una de las herramientas que tienen las gestiones para accionar en los inconvenientes que logre haber en el vecindario, tanto las okupaciones, como el cierre de bares o alguna "riña apartada".

Por otro lado, entre los gadgets presentes en el vecindario, se notificó que, aparte del refuerzo de la supervisión, asimismo hay un considerable número de policías camuflados y que, "si es requisito, se acrecentarán para agarrar ocasiones de delincuencia".

En el comunicado, se enseña que la mayoría de las situaciones de okupación que se registran, obedecen a ocasiones de puerta de inseguridad y "no están relacionados con organizaciones delincuentes". "Llevamos mucho más de una década de retardo en la creación de vivienda pública de protección oficial en la localidad que palie todas y cada una estas faltas y que tenga la aptitud de atender la demanda que hay y que perjudica a familias enteras con menores a su cargo", ha lamentado la regidora, quien indicó que se habla "de 2 de las materias" competencias de la Xunta.

La regidora ha recordado que la Administración autonómica "tiene terrenos para la creación de parque inmobiliario público", tanto en Garabolos como al costado del nuevo auditorio, que desde hace unos años se comprometió a fomentar "sin que, hasta el día de hoy, se hubiera materializado".

"Lo mismo que ocurrió con la área conveniada en 2004 y por la que se afirmaba la parcela municipal de Mangoi, donde, aparte de la dotación cultural, se preveía la edificación de 140 casas, el 60 pro ciento de protección oficial", ha añadido.

Lara Méndez ha añadido que a ello hay que añadir que las listas de demandantes agarradas en el registro único de la Xunta, y que "se acrecientan todos los años", triplican a las de otras capitales semejantes, como Ourense.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha señalado que Lugo "es una localidad apacible y segura y que las fuerzas de seguridad trabajan a fin de que siga siendo entre las ciudades con los índices mucho más bajos con relación a las infracciones penales".

Asimismo, puso en valor la "experiencia y deber" de las fuerzas de seguridad del Estado y su "angosta colaboración con las policías local y autonómica" en la localidad, haciendo un trabajo "en coordinación para solucionar con velocidad y efectividad cualquier hecho delictuoso o inconveniente de convivencia que se logre generar".

Sobre las okupaciones, Rodríguez ha subrayado que están "en contacto persistente" con los representantes vecinales y mercaderes de las ubicaciones perjudicadas donde se generan los inconvenientes de convivencia. En este sentido, aclaró que los datos "no señalan que el fenómeno de la okupación amenace la seguridad pública de Lugo".

"Comprendemos la percepción de la ciudadanía y la preocupación popular que crea cada caso, que a veces asimismo perjudica al vecindario de la región. Cada uno de estas situaciones nos preocupan, pero debemos ser realmente estrictos y causantes en el momento de emprender este tema desde las gestiones y no infundir en la sociedad una preocupación mayor", enfatizó.

Así, la subdelegada del Gobierno, que recordó los programas de vivienda del Ejecutivo central o el ingreso mínimo escencial, explicó que en Lugo "no existe okupación por la parte de organizaciones delincuentes, sino se advirtieron casos de okupación activa en casas despobladas o descuidadas por la parte de colectivos atacables o en ciertos casos relacionados con el consumo de drogas". Por ello, incidió en que es "primordial denunciar" a fin de que las fuerzas y cuerpos de seguridad logren accionar.

Más información

El 60% de los delitos que se cometen en Lugo son "leves" y la okupación piensa el 0,4% de las infracciones de 2022