• jueves 9 de febrero del 2023
728 x 90

El BNG expone un plan de choque de 1.000 millones en frente de la inflación frente a una Xunta de "brazos cruzados"

img

Pontón ve a Rueda "preocupadísimo por su imagen personal" y por ofrecer "varios paseos en motocicleta" pero critica que no dé "ninguna solución"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Ago.

La representante nacional del BNG, Ana Pontón, ha anunciado el plan de contestación a "la mayor crisis de costos en 40 años" que expone su capacitación, que moviliza 1.000 millones de euros y quiere suplir la "pasividad" de una Xunta a la que reprocha estar de "brazos cruzados".

En rueda de prensa al término de una asamblea de la ejecutiva nacional, Pontón ha advertido de la "bien difícil situación" para familias, autónomos y pequeñas y medianas compañías, frente a lo que ha criticado que el presidente gallego, Alfonso Rueda, "ni está ni se le espera". De hecho, le ha reprochado estar "preocupadísimo por su imagen personal" y ofrecer "varios paseos en motocicleta" pero no prestar "ninguna solución".

Frente a esto, ha subrayado que "claro que se tienen la posibilidad de tomar medidas" y explicó los primordiales ejes de un plan para conseguir "una salida justa" a esta crisis. Es un archivo que el Bloque ahora registró en el Parlamento y que discutirá asimismo con actores económicos y sociales para intentar mejorarlo.

Con la iniciativa de movilizar 1.000 millones de euros, se alimenta de "medidas de choque, en el corte período, destinadas a las rentas que peor lo pasan" y asimismo de "medidas de cambios estructurales" para "arrancar transformaciones" y "explotar el potencial" del país.

El primer eje, dotado de un fondo por 110 millones de euros, radica en un plan de salve para personas atacables y contempla, por ejemplo actuaciones, un aumento en cien euros del complemento autonómico para las pensiones no contributivas y acrecentar la renta de integración popular (Risga) y las ayudas para batallar la pobreza energética.

También prevé este eje enfrentar costos básicos relativos a la vivienda y busca el cuidado de la tarjeta básica, una medida que el BNG cree "que hay que recobrar".

En segundo rincón, los nacionalistas sugieren 175 millones de euros para respaldar a ámbitos estratégicos como el mar, el rural y la hostelería, con, por servirnos de un ejemplo, "ayudas directas que dejen mitigar el encontronazo de la subida de costes" en el ámbito primario. También aboga, en este ámbito, por beneficiar las compras centralizadas de insumos.

En tercer término, para el "refuerzo" de los servicios públicos fundamentales --sanidad, educación y cuidados--, ofrecen 325 millones de euros, de ellos 200 para atención principal, que "significarían que se comenzaría a invertir lo mismo que la media estatal" en este último apartado.

"Implicarían" asimismo "la contratación de 1.000 instructores mucho más" y la gratuidad de libros de artículo y material escolar en este comienzo de curso. "Entendemos que septiembre es un mes durísimo y sería una medida de justicia popular en un instante de muchas adversidades", ha subrayado Ana Pontón.

Un cuarto eje de los diseñados por el Bloque movilizaría 40 millones para movilidad: la gratuidad de las autovías de la Xunta, la bonificación del transporte público, una cuota plana para individuos comunes y la gratuidad del autobús para alumnos, parados y personas con capital de menos de 20.000 euros son ciertas medidas que recopila.

El quinto radica en un fondo increíble de inversiones y se compone de 300 millones para actuaciones en energía, ámbito hidráulico y acompañamiento al ingreso a la vivienda.

En sexto rincón, el plan apuesta por asignar 50 millones para el acompañamiento a los municipios y al aumento de costos básicos y en ayudas de urgencia popular.

Al comienzo del curso político, Pontón ha destacado que 2 puntos "preocupan de una manera muy particular" a los nacionalistas: la crisis de costes y la situación de la sanidad pública, "que el PP deja en el chasis".

"Los recortes del PP ponen bajo riesgo la salud de los gallegos y esta es una irresponsabilidad que no tenemos la posibilidad de permitir", ha sobre aviso.

Desde el criterio económico, ha llamado la atención sobre que "el día de hoy los gallegos son un 11,5% mucho más pobres que hace un año", por la inflación, y ha añadido que en la comparativa con la media estatal Galicia sale "mucho más depauperada" puesto que registra "peores datos"

Es una coyuntura "bien difícil", ha concluido, "pues las políticas del PP están ocasionando un destrozo popular y económico". "El gobierno del PP no da ninguna contestación" y "deja una Galicia en peor situación que la que halló", ha abundado, antes de censurar que "el señor Rueda llegó a la presidencia de forma accidental y en estos cien primeros días está probando que es un presidente insustancial y también inútil".

Por último, también, Pontón ha lamentado que la Xunta sea "rehén de la estrategia estatal del PP", según la que, "cuanto peor para los gallegos, mejor le van a ir a los intereses electorales del señor Feijóo". "Es urgente un cambio de rumbo y que la Xunta se ponga a trabajar ahora", ha resuelto.

Ante esto, ha incidido en que el plan que ofrece el Bloque "debe tener una plasmación en los capitales de 2023" y en que se está "a tiempo de eludir lo que pasó en 2021", en el momento en que la Xunta, dijo, "dejó de realizar mucho más de 1.000 millones de euros".

Más información

El BNG expone un plan de choque de 1.000 millones en frente de la inflación frente a una Xunta de "brazos cruzados"