• domingo 29 de enero del 2023
728 x 90

El capitán del Pitanxo contraría a otro superviviente y afirma que los marineros no le solicitaron que soltase el utensilio

img

Afirma que en el instante en el que la red se enganchó en el fondo del mar, tanto él como Samuel Kwesi estaban durmiendo

VIGO, 18 Jul.

Juan Padín, el patrón del pesquero gallego 'Villa de Pitanxo', que se hundió el pasado 15 de febrero a 450 km de Terranova (Canadá), contradijo a otro de los tres sobrevivientes a la catástrofe, Samuel Kwesi, asegurando que los marineros del buque "jamás" le solicitaron que soltase el utensilio para eludir que se hundiese el barco.

Así lo apuntó el pasado 6 de junio en su declaración frente a la Audiencia Nacional a la que tuvo ingreso de manera íntegra Europa Press. Durante prácticamente 2 horas, en las que preservó una actitud sosegada y sin enseñar síntomas de nerviosismo, el capitán sostuvo su versión, destacando que el motor del barco padeció una parada inmediata a lo largo de la obtenida del utensilio (las redes que estaban capturando pescado), lo que provocó el hundimiento al quedar el barco a la deriva.

En este sentido, aseguró que Kwesi "engaña" al decir que la causa del incidente fue un embarre del utensilio en el fondo del mar, lo que según él habría producido una escora del buque y la entrada de agua y que más tarde se pararía el motor.

Para desmentir las expresiones de Samuel, Padín explicó que sí se engancharon las redes en el fondo (sucede de manera frecuente en las mareas), pero que fue una hora y media antes del naufragio, instante en el que tanto él como los marineros estaban durmiendo.

En ese momento, el que se encontraba solicitado del barco lo llamó alzar y Padín fue a intentar dejar en libertad las redes. Este desarrollo habría durado algo mucho más de una hora y terminaría unos 15-20 minutos antes que se hundiese el barco, según la declaración de Padín.

Para comprobar su versión, el capitán mostró de qué forma en la señal de ubicación que el barco manda a tierra cada algunos minutos se ve de qué forma inmediatamente antes de la última señal, el buque sí se encontraba en movimiento, lo que no podría acontecer si el 'Villa de Pitanxo' estuviera anclado en el fondo del mar.

Preguntado sobre la versión diferente que cuenta Samuel, Padín señaló que el marinero escuchó la presencia del embarre en el momento en que él se lo comentó al capitán del Playa Menduiña II, el pesquero que los salvó. A partir de ahí, cree que Kwesi quedó "obcecado" con el enganche de las redes en el fondo del mar y empezó a opinar que esa fue la causa del naufragio.

Además, a lo largo de su declaración, donde solo respondió a cuestiones del fiscal, de su letrado y del letrado de la armadora, Padín asimismo reconoció haber tratado de explicarle a Samuel que lo que él había escuchado lo había comprendido mal, en tanto que en el instante del embarre los dos estaban durmiendo, siempre y en todo momento según la versión de Padín.

Otro de los temas discutidos de la declaración de Padín fue el simulacro de urgencia que deben efectuar los marineros antes de salir a la mar. Según Samuel, este jamás se efectuó en el 'Villa de Pitanxo', al paso que el capitán defendió que sí se hizo.

También explicó que un marinero jamás llegó a embarcar por el hecho de que dio positivo por covid un día antes, al tiempo que a lo largo de la travesía, 2 de los pescadores resultaron contagiados, y después 4 personas mucho más, con lo que desde Madrid le afirmaron que no se aislasen por el hecho de que esta situación ahora se había dado en múltiples buques y en el final la mayor parte se contagiaba.

Según Padín, de todos y cada uno de los que estaban contagiados solo 2 tuvieron síntomas leves cualquier día, como cefalea y garganta, con lo que no trabajaron hasta el momento en que se hallaron bien.

El pesquero gallego 'Villa de Pitanxo' se hundió el pasado 15 de febrero a 450 km de Terranova (Canadá), finalizando con la vida de 21 de las 24 personas que viajaban dentro del barco.

Más información

El capitán del Pitanxo contraría a otro superviviente y afirma que los marineros no le solicitaron que soltase el utensilio