• martes 31 de enero del 2023
728 x 90

El caudal del Lérez se sostuvo "bastante permanente" en la última semana tras una quincena "muy alarmante"

img

El Ayuntamiento de Pontevedra escribe un catálogo de usuarios atacables para valorar si "tomar alguna medida excepcional"

PONTEVEDRA, 1 Ago.

La concejala del Ciclo del Agua de Pontevedra, Carme da Slva, ha detallado que durante la última semana el río Lérez tuvo un accionar "bastante permanente", en contraste con la quincena previo, donde el caudal había bajado de forma "muy alarmante" y había obligado a encender las medidas de ahorro por la parte del Ayuntamiento de la región y otros de su ambiente.

En preciso, este lunes se ha festejado una asamblea del conjunto de información y rastreo del plan inusual frente a la sequía, constituido por todos y cada uno de los ayuntamientos que se proveen del río Lérez. En el acercamiento asimismo participó la directiva de Augas de Galicia, Teresa Gutiérrez.

Ha sido un acercamiento telemático en el que la edila del Ciclo del Agua de Pontevedra ha brindado las últimas noticias cerca de la situación hidrológica del Lérez, tras el rastreo períodico de los elementos que proporciona el río.

"El cierre de Ence y de los turbinados de las centrales que hay en el río semeja que consiguieron sostener, por ahora, la seguridad en el caudal", ha señalado Da Silva.

Y es que el caudal medio está permanente en unos 1,6 metros cúbicos por segundo, "lo que nos sostiene en situación de prealerta, pero deja sostener el abastecimiento a todos y cada uno de los municipios empleando solo el agua del río", explicó.

En la asamblea entre los municipios y Augas de Galicia, Da Silva ha movido una exclusiva iniciativa al organismo autonómico que tiene como base las distintas presas que ya están en todo el río Lérez: Pontebora (que retiene 95.000 metros cúbicos de agua), San Xusto (82.400 m3), Arroibar (40.900 m3), Anllo (190.000 m3), Almofrei 1 (5.000 m3) y Almofrei 2 (5.000 m3).

En total, estas presas, que son hidroeléctricas --salvo la de Ence, en Pontebora--, tienen embalsados un total de 418.000 metros cúbicos. Estas mini centrales no están turbinando hoy en dia y no tienen un consumo neto de agua, de ahí que no tienen un encontronazo en este preciso momento en el caudal del río, pero sí tienen una aptitud de almacenaje esencial.

La iniciativa del Ayuntamiento de Pontevedra radica en que, de empeorar la situación del caudal del río, ahora con el Lérez prácticamente seco, se realice un trabajo de coordinación y laminación del agua de estas presas a fin de que ir mezclando estas reservas con las del Pontillón de Castro. Según ha dicho Carme Da Silva "puede ser un trabajo caro de coordinación, pero útil en la situacion de necesidad".

Por último, la concejala ha señalado que los servicios profesionales municipales estudian a todos y cada uno de los enormes usuarios de agua del concejo, que son esos que emplean mucho más de 2.000 m3 por año, más allá de que el Ayuntamiento de Pontevedra asimismo examinará y anotará otros con un consumo menor a esta cantidad, como ciertas compañías situadas en el polígono industrial de O Campiño o los hoteles de la región. El propósito de esta idea es "sencillamente informarles y recomendarles actuaciones que reduzcan el consumo".

El Consistorio capitalino asimismo trabaja en la redacción de un catálogo de usuarios atacables, como tienen la posibilidad de ser los centros de salud o las viviendas, aparte de cualquier instalación que no logre quedar sin abastecimiento bajo concepto alguno.

En esta situación, lo que se quiere es ver "si es necesario tomar alguna medida excepcional para asegurar el consumo y el abastecimiento en estos espacios caso de que la situación finalice por ser de urgencia", ha comentado la edil.

Más información

El caudal del Lérez se sostuvo "bastante permanente" en la última semana tras una quincena "muy alarmante"