• jueves 9 de febrero del 2023
728 x 90

El colega mayoritario de la nave que arrendó Raxoi por la que dimitió Pichel es una compañía propiedad de UGT

img

   Compostela Aberta interpelará en el pleno y PP solicita explicaciones, al tiempo que el gobierno local los acusa de estimar "realizar sangre"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Ene.

   Desproi S.L, la compañía de la nave alquilada por el Ayuntamiento de Santiago por la que dimitió como concejal de Medio Rural, el socialista José Manuel Pichel, es propiedad al 63,69 por ciento de otra firma, Ribaterra S.L., que forma parte a UGT-Galicia.

   Según la documentación a la que tuvo ingreso Europa Press, el sindicato es colega único de Ribaterra S.L, que paralelamente es mayoritaria de Desproi. El resto de las participaciones son de Surco Agrario S.L., que se realizó con las acciones a fines de septiembre del 2021.

   José Manuel Pichel aceptó al comunicar su dimisión que fue gestor único de Desproi hasta 2016 y, desde esa fecha, se sostuvo en el accionariado por medio de otra compañía de la que fue gestor único hasta su entrada en el municipio, Servicios Técnicos Gaia, participaciones que no vendió hasta septiembre de 2021 --en el momento en que ahora se había aprobado en junta de gobierno el alquiler de la nave para disponer al personal del departamento de Parques y Jardines--.

   Los trabajadores de este departamento estaban en áreas de trabajo en la vieja estación de autobús, que iba a ser destruida, y el Ayuntamiento tenía orden de desalojo desde hacía ocho meses, pero no se arrendó esta nave hasta el momento en que ahora era efectivo el desahucio.

   Los documentos revelan que Gaia le distribución a la compañía mercantil Surco Agrario sus 691.841 participaciones sociales de Desproi --por una transacción cuya cuantía no ha trascendido-- el 27 de septiembre de 2021, en el momento en que ahora se había acordado el 14 de septiembre el alquiler de estas instalaciones.

   Ribaterra S.L tiene por objeto, entre otros muchos, la edición de publicaciones periódicas y no periódicas, venta y reparación de muebles, máquinas y equipos de oficina, y alquiler de locales comerciales, alquiler de automóviles, propaganda.

   En esta sociedad, constituida en 1992, UGT Galicia es colega único desde 1992 y su gestor único es José Luis Fernández Celis, secretario de Organización del sindicato.

   Además de esto, como administradora ha figurado Rosa Arcos Caamaño --entre 2006 y 2016--, que desde febrero de 2021 efectúa funcionalidades de acompañamiento a las tareas de dirección y coordinación desarrolladas por la jefe de gabinete de Presidencia de la Diputación de A Coruña, que dirige el presente secretario xeral del PSdeG, Valentín González Formoso, como figura en BOP.

   De antemano, asimismo fueron gestores únicos de Ribaterra S.L. el sindicalista José Luis Crespo Garrido y Álvaro Ansias Bacelar, que fue directivo xeral de Promoción do Emprego en 2005 en el Ejecutivo de Emilio Pérez Touriño.

   El informe del secretario de la administración municipal, pedido por la Alcaldía el pasado martes --en el momento en que ahora había saltado la demanda por la parte de Compostela Aberta-- sobre viable situación de incompatibilidad o prohibición para contratar que le afectaría al concejal de Medio Rural, concluye que las situaciones en el instante de adjudicar el contrato de alquiler "no determinan la concurrencia de una prohibición". El archivo, al que tuvo ingreso Europa Press, añade que tampoco habría "situación de incompatibilidad del concejal".

   En cualquier caso, el informe ad hoc apunta un viable "enfrentamiento de intereses aparente, que demandaría la adopción de medidas de comprobación y, en su caso, de las que fueran primordiales para solucionarlo". "Todo eso sin prejuicio de la abstención del concejal en la adopción del acuerdo", soluciona el informe sobre una contratación que el dimisionario votó a favor en junta de gobierno.

   A la visión de la documentación, la oposición pide mucho más explicaciones alén de la dimisión de José Manuel Pichel el pasado miércoles, un par de días una vez que trascendiesen las primeras aclaraciones. Compostela Aberta (CA) ha anunciado una interpelación para discutir en el pleno del próximo jueves donde cuestionarán al gobierno de Bugallo sobre este tema.

   Específicamente, la representante de la capacitación, María Rozas, ha demandado "transparencia, luz y taquígrafos". Así, para Compostela Aberta, las "irregularidades cometidas" no se resuelven con la dimisión del edil. "No fue un fallo, ni una cuestión personal y también individual. No se le puede llamar un fallo el abonar con dinero de todos el alquiler de una nave de la que eres dueño", ha insistido Rozas.

   Así, en rueda de prensa este viernes, Rozas ha expuesto "las primordiales inquietudes" que tiene su capacitación y que sugieren asimismo en la interpelación presentada. Entre ellas, la representante de Compostela Aberta ha cuestionado "por qué razón no se sacó este contrato a certamen abierto" o "por qué razón se justifica una urgencia para mover los departamentos de Medio Rural y Parques y Jardines en el momento en que la Xunta ahora había comunicado ocho meses antes la demolición, con suficiente tiempo para sacar un trámite abierto".

   En esta línea, CA piensa que "urge argumentar" de qué forma posiblemente "se visitara esa nave el 3 de septiembre antes que hubiera un informe técnico que afirmara que se precisaban equis m2 para áreas de trabajo u otros equis para almacén". "Esto equivale a si le solicitamos a un individuo un currículo y después hacemos una oposición a la medida de ese currículo", ha ejemplarizado.

   "Sabiendo que Pichel reconoció que tuvo acciones con Desproi hasta el mes de septiembre y esta nave fue visitada el día 3, hay que aclarar si Pichel aún tenía ese 36% de Desproi, que equivale a mucho más de 600.000 euros, en el momento en que el Ayuntamiento visitó la nave al final alquilada", ha demandado Rozas.

   La edil de Compostela Aberta ve "impresionante y no casual" que el alquiler de la nave se firmase el 1 de octubre, pero el traslado del personal se efectuara 15 días antes, "antes que haya un contrato firmado por el alcalde".

   En exactamente el mismo sentido, el candidato del PP a la Alcaldía de la ciudad más importante gallega, Borja Verea, ha señalado que esta situación recuerda a precedentes gobierno socialistas de Santiago que, bajo su punto de vista, se caracterizaban por su "oscurantismo y clientelismo".

   El PP compostelano ha señalado en una publicación oficial que hay 2 cuestiones que prosiguen sin tener contestación y que "señalan de manera directa al alcalde". La primera, "si hubo o no enriquecimiento personal", puesto que, sigue, "hay que entender qué valor tenían las participaciones de Pichel en Desproi S.L en el momento en que se deshizo de ellas, si lo logró, y a quién le fueron concedidas y por cuánto".

   La segunda cuestión que sugieren los populares es "por qué razón la Concejalía de Parques y Jardines, de la que es titular la concejala Mila Castro, ha propuesto la instalación sin certamen público, quién lo señaló, quién las validó y si no había otras áreas de trabajo en toda la localidad".

   Por otra parte, Verea asimismo ve preciso aclarar "qué pasará con este contrato", en tanto que "la cantidad recaudada" que, en estos instantes ha asegurado que "llega a mucho más de 90.000 euros", "se va a ver multiplicada con el paso de los meses".

   Por su lado, en rueda de prensa este viernes, la concejala Mercedes Rosón, a cuestiones de los medios, se ha remitido a las afirmaciones efectuadas el jueves señalando que el gobierno local actuó "de forma responsable y inmediatamente" en relación fueron conocedores de la situación. "Comprendo que la oposición desee realizar sangre con ella, pero no tengo mucho más que decir sobre eso", ha sentenciado Rosón.

   A continuación, Rosón ha insistido en que no va a ingresar en este tema y ha defendido que no se "distrae" de "ninguna cosa que no sea continuar haciendo un trabajo" en las áreas de las que es responsable. "Debo terminar la legislatura y en consecuencia pienso que el tema está completamente explicado y no queda otra que continuar haciendo un trabajo", ha zanjado.

Más información

El colega mayoritario de la nave que arrendó Raxoi por la que dimitió Pichel es una compañía propiedad de UGT