• domingo 2 de abril del 2023
728 x 90

El Consello da Cultura Galega incrementa un 8% su presupuesto en 2023, año en el que festejará su 40 aniversario

img

CES y Consultivo sostienen las cuentas del año pasado con una variación efectiva para cambiar los sueldos de su plantilla

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Nov.

El Consello da Cultura Galega incorporará con un 8% mucho más de presupuesto en 2023, año en el que se festejará el 40 aniversario de vida de la institución, que desea explotar la efeméride para "fomentar la internacionalización" de la civilización de Galicia.

La presidenta del Consello da Cultura Galega, Rosario Álvarez, fué la responsable de cerrar este miércoles en la Comisión de Presupuestos de la Cámara gallega la ronda de sucesos de los consejos socios al Ejecutivo gallego (Contas, Consultivo, CES y CCG), abiertas el pasado lunes con el conselleiro mayor de Contas, José Antonio Redondo.

Allí, Álvarez ha valorado que, tras años en los que la asignación al CCG presentaba aumentos "muy, muy pequeños, en el momento en que los había", se adopte en este momento un incremento hasta los 3,075 millones de euros, con el que el CCG "se aproxima" a las cantidades económicas de las que dispuso en 2008; si bien no ha amado ingresar a comentar lo que la comparación con 15 años atrás piensa en "términos relativos".

Así las cosas, a las puertas del año en el que cumplirá 4 décadas de vida, el CCG ha predeterminado como una de sus preferencias llevar la celebración de la efeméride "mucho más allí" de una institución que, según Álvarez, ha experimentado un "aumento destacable" de su función asesora con la emisión en el año 2020 de 59 reportes.

La promoción exterior de la civilización gallega y fomentar debates que contribuyan a "meditar el planeta" desde Galicia van a ser los ejes del CCG de cara al próximo año, en el que van a organizar ocupaciones sobre el patrimonio material y también inmaterial gallego, la memoria o el pensamiento contemporáneo.

Sobre la actividad del actual año, Rosario Álvarez ha señalado la organización de 81 ocupaciones, de las que, el 32% tuvieron rincón fuera de la sede de la institución en el Pazo de Raxoi de Santiago, online con la promesa de "descentralizar" el CCG que aceptó la presente presidenta al asumir el cargo.

Por su parte, los conjuntos de la oposición ha lamentado lo que piensan "falta de deber" de la Xunta con la civilización gallega que, según las miembros del congreso de los diputados Mercedes Queixas (BNG) y Noa Díaz (PSdeG), se plasma con la asignación presupuestaria a la institución. "No tenemos la posibilidad de admitir seas acusaciones de falta de acompañamiento de la Xunta, más que nada, en el momento en que disponemos un Gobierno del Estado que podría realizar considerablemente más aprobando, por servirnos de un ejemplo, un Perte para el ámbito cultural", respondió Ovidio Rodeiro (PP).

El primero en abrir la día fué el presidente del Consello Consultivo de Galicia, José Luis Costa Pillado, quien encabeza una institución que cuenta para 2023 con un presupuesto de 2,2 millones de euros, cerca de un 4% mucho más que en el presente ejercicio.

El responsable del Consultivo desde 2014 ha subrayado que las proporciones presupuestadas, siendo "pequeñas", son "suficientes" para desempeñar "con dignidad y efectividad" las funcionalidades de un organismo "no inversor" que dedica mucho más del 80% de sus cuentas a costos de personal.

Durante el año pasado, el Consello Consultivo emitió dictámenes sobre 500 temas, de los que, "el 85%" fueron seguidos por las gestiones. Costa Pillado ha señalado la reducción a 21 días del período medio de distribución de los documentos, entre aquéllos que prosiguen teniendo un peso particular las reclamaciones patrimoniales por temas sanitarios, que suman unas necesidades de 59 millones de euros.

Otra de las áreas que está acaparando una parte del trabajo del Consultivo son las reclamaciones por daños presentadas por hombres de negocios y causantes de negocios que solicitan compensanciones por las medidas de restricción de horarios o actividad dictadas por las gestiones a lo largo de la pandemia. En relación a ello, el Consultivo ha preciso que "no había rincón" a indeminizaciones.

Asimismo, Costa Pillado ha advertido que la crisis de costos de hoy ha abierto un nuevo marco de enfrentamiento en la contratación pública frente a las solicitudes que solicitan reajustar las adjudicaciones por el aumento del valor de los materiales, un tema que suma reclamaciones por un valor de 104 millones de euros.

Por su parte, los conjuntos han valorado el trabajo efectuado por el Consello Consultivo, más allá de que el diputado del PSdeG Pablo Arangüena ha insistido en que debe acometerse una reforma del marco normativo de este organismo.

A continuación fué el momento del Consello Económico y también Social, que dispondrá en 2023 de un presupuesto de 1,08 millones de euros, un 4,2 por ciento mucho más que en el presente ejercicio, en el que el organismo que encabeza Agustín Hernández emitió reportes sobre un total de cinco anteproyectos legislativos del Gobierno gallego que, a juicio de la oposición, sigue sin asumir las sugerencias de esta institución donde está representada "el grupo" de la sociedad gallega.

Hernández ha subrayado que la asignación económica deja "asumir las funcionalidades" que el CES tiene encomendadas y que se van a ver cambiadas en la Ley de medidas fiscales, famosa como ley de acompañamiento a los capitales, para "ofrecer seguridad jurídica" a las compensaciones que reciben las organizaciones sindicales, empresariales y sociales que forman parte en el órgano.

El aumento de las cuentas del CES para el año próximo hay que esencialmente al capítulo de personal y la reformulación de los costos socios a la elaboración de reportes. Así las cosas, el CES no contempla en 2023 hacer inversiones, puesto que los equipos informáticos fueron renovados últimamente.

En cuanto a la actividad desempeñada en los últimos meses, Agustín Hernández ha destacado, aparte de los reportes sobre proyectos de ley del Ejecutivo autonómico, la elaboración de otros estudios "por idea propia" que se efectúan mediante convenios con las tres universidades gallegas en temas como la digitalización de la sociedad gallega, la situación del campo energético, el encontronazo de la pandemia o la evolución empresarial desde el estallido de la guerra de Ucrania.

También ha incidido en la emisión de posicionamientos sobre cuestiones como la demanda de actualizaciones en internet ferroviaria de Galicia, el acompañamiento a la economía popular de Galicia, los cambios en el estatuto de protección del lobo o el respaldo exhibido por el CES al cuidado en la red social de las sedes del Instituto Nacional de Oceanografía.

En cuanto a las materias atentos, Agustín Hernández ha reconocido que el CES todavía es una institución que disfruta de poco reconocimiento entre la sociedad gallega, si bien ha valorado como positivo que los documentos que tiene libres en su página hayan recibido un total de 21.000 visualizaciones ajenas.

Por una parte de los conjuntos, Daniel Pérez (BNG) y Begoña Rodríguez Rumbo (PSdeG) pusieron el foco en que el Gobierno gallego no tiene dentro "frecuentemente" en sus leyes los dictámenes del CES, un organismo que ven "invisibilizado" y al que pidieron que asista de forma regular al Parlamento para reportar de su actividad alén de la comparecencia de forma anual en la ronda de los capitales. Por una parte del PP, el diputado Fernando Pérez ha defendido que la Xunta "toma nota" de lo que afirma el CES y ha apelado a que prosigan ese sendero "otras" gestiones.

Más información

El Consello da Cultura Galega incrementa un 8% su presupuesto en 2023, año en el que festejará su 40 aniversario