Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

El Gobierno expande la Red Natura en el litoral gallego para proteger aves en el noroeste del país.

El Gobierno expande la Red Natura en el litoral gallego para proteger aves en el noroeste del país.

MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Ene.

España ha dado un gran paso en la protección de su superficie marina, sumando 9,3 millones de hectáreas protegidas. Esto se logró con la propuesta de seis nuevos espacios Red Natura 2000 y la ampliación de otros dos, lo que eleva el porcentaje de superficie marina protegida del 12,3% al 21%. Además, se incluye la extensión de la protección a todo el litoral gallego.

El Gobierno destaca que con esta medida se avanza hacia el compromiso '30x30', que busca contar con un 30% de superficie terrestre y marina protegida para el año 2030. Este compromiso fue fijado por el Convenio de Diversidad Biológica y plasmado en el Plan estratégico estatal del patrimonio natural y la biodiversidad a 2030.

Entre las nuevas medidas, se destaca la ampliación de las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en la costa gallega y cantábrica occidental, creando un único espacio denominado 'Corredor migratorio galaico-cantábrico occidental'. También se declara el espacio Estrecho occidental como ZEPA y se propone a la Comisión Europea como Lugares de Interés Comunitario (LIC). Además, se amplía ligeramente la ZEPA Espacio marino del Baix Llobregat-Garraf.

Este proyecto se basa en el análisis de la Red Natura 2000 marina, realizado en el marco del proyecto Life IP Intemares. En este proceso, la organización SEO/BirdLife jugó un papel activo en la protección de las aves marinas. La nueva propuesta recoge nueva información disponible desde la declaración inicial de los espacios Red Natura 2000 marinos en 2014 y busca cubrir las lagunas de conocimiento identificadas en el proceso.

Además de las medidas mencionadas anteriormente, también se declaran otros espacios protegidos, como el Espacio marino Cañones de Alicante, Canal de Ibiza, Montes submarinos del suroeste de Canarias, Montes submarinos del noreste de Canarias y Espacio marino Jaizkibel-Capbretón. Estos espacios serán propuestos a la Comisión Europea como Lugares de Interés Comunitario (LIC).

Si se acepta la propuesta completa, la superficie protegida en España alcanzaría casi el 30%. Sin embargo, algunas de las propuestas son tentativas y se requiere un mayor conocimiento para su adecuada designación. La propuesta actual se centra en las zonas mejor caracterizadas hasta la fecha.

Uno de los logros más destacados de esta ampliación es el corredor migratorio galaico-cantábrico occidental. Gracias a la expansión de las ZEPA marinas existentes, se ha creado un importante corredor migratorio para las aves marinas en el noroeste peninsular. Este corredor es utilizado por cientos de miles de aves de diferentes especies cada año, en su mayoría durante su paso post-nupcial entre finales de verano y otoño.

Entre las especies que se benefician de este corredor migratorio se encuentran el alcatraz atlántico, la pardela pichoneta, la pardela cenicienta atlántica, la pardela sombría y la gaviota de Sabine, entre otras. También es importante destacar que este corredor es clave para numerosas especies de aves acuáticas y terrestres.

La ampliación de las áreas protegidas también garantiza la protección contra el desarrollo de parques eólicos marinos, una amenaza para las aves migratorias en este corredor. Sin embargo, la organización SEO/BirdLife advierte que la información sobre la extensión del corredor mar adentro es deficiente y que la amenaza de la energía eólica marina no está completamente descartada.

Por último, se destaca la importancia del espacio Estrecho occidental como corredor migratorio entre el Mediterráneo y el Atlántico. Este espacio es crucial para muchas especies de aves marinas y terrestres, incluyendo la críticamente amenazada pardela balear. Además, este corredor sirve como conector entre Europa y África para millones de aves terrestres.