• miércoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

El interventor llamó al maquinista en el momento en que el tren llegaba a Santiago por el hecho de que "iba relajado sin nada que llevar a cabo"

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Oct.

El interventor de Renfe que sostuvo una charla telefónica de cien segundos con el maquinista, Francisco José Garzón, inmediatamente antes del descarrilamiento del tren Alvia en el mes de julio de 2013, Antonio Martín Marugán, aseguró que efectuó esa llamada en ese instante por el hecho de que iba "relajado" y no tenía "nada que llevar a cabo".

Además, ha defendido que se encontraba entre sus funcionalidades buscar el "confort" de los pasajeros y que de ahí la llamada al maquinista --para comentar de qué manera sería la llegada a la estación de Pontedeume, donde se bajaría una familia-- y ha añadido que era el maquinista quien podía elegir si contestar o no.

Asimismo, ha subrayado que ignoraba la presencia de la curva de A Grandeira y "la peligrosidad" de ese tramo, en el que había que achicar desde unos 200 a 80 km por hora.

Más información

El interventor llamó al maquinista en el momento en que el tren llegaba a Santiago por el hecho de que "iba relajado sin nada que llevar a cabo"