Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

El Parlamento exige por unanimidad un urgente plan de conservación para la autopista A-6.

El Parlamento exige por unanimidad un urgente plan de conservación para la autopista A-6.

El Partido Popular (PP) ha expresado su preocupación por el estado de la A-6, calificándola como "una aventura peligrosa", mientras que el Partido Socialista de Galicia (PSdeG) ha respondido afirmando que lo realmente peligroso es el clima de crispación que está siendo alentado.

Según información proveniente de Santiago de Compostela, el Parlamento ha aprobado por unanimidad una iniciativa presentada por el PPdeG, en la que se insta a la Xunta a dirigirse urgentemente al Gobierno central para que se implemente un plan integral de conservación de la A-6.

El plan deberá abordar la falta de mantenimiento en la calzada, así como en los puentes y los taludes a lo largo de toda la carretera, los cuales han sido descuidados por las autoridades.

El PPdeG ha denunciado enérgicamente la situación en la que se encuentran las carreteras de competencia estatal en Galicia, asegurando que la lista de vías deterioradas es demasiado extensa y especialmente preocupante en la provincia de Lugo.

De hecho, han destacado que circular por la A-6 en la actualidad puede ser una aventura peligrosa en ciertos tramos. Sin embargo, la diputada socialista Patricia Otero ha respondido que lo verdaderamente peligroso es el clima de crispación que el PP está fomentando en las calles, que recuerda a épocas pasadas.

Otero ha defendido que se han destinado 337,83 millones de euros a la conservación de carreteras en Galicia y ha mencionado los 53 millones aprobados el verano pasado para el mantenimiento en Lugo.

Además, ha rechazado la afirmación de que no se está haciendo nada en la A-6, argumentando que actualmente se están llevando a cabo obras de reforma integral en el firme entre Lugo y Villafranca del Bierzo, con una inversión de 8,1 millones de euros y un plazo de ejecución de nueve meses.

La diputada socialista ha expresado su acuerdo con la solicitud del PPdeG de un plan de conservación, pero ha enfatizado que sí se están realizando acciones para mejorar la carretera.

En su turno, el BNG ha criticado al PP por su síndrome del "agravio intermitente", haciendo referencia a cómo su discurso cambia dependiendo de si están en el gobierno o no en Madrid.

El BNG ha defendido el pacto alcanzado que ha permitido obtener mejoras para Galicia, pero ha dejado claro que no pueden ser los "reyes magos" del PP y cumplir todas sus demandas.

Por último, dentro de la iniciativa aprobada también se solicita un cronograma específico para la finalización de las obras de reconstrucción de los dos viaductos de O Castro, con el objetivo de restablecer rápidamente la circulación en los cinco carriles existentes en ese tramo de la autovía del noroeste.

Además, se demanda que se informe puntualmente a los ayuntamientos afectados y al Gobierno gallego sobre las decisiones y el avance de las obras relacionadas con la infraestructura, incluyendo las labores de restablecimiento del talud desprendido recientemente y las futuras obras para resolver los problemas de conservación.