Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

El Sergas elabora sistema para recopilar medicación por pacientes con dificultades para continuar tratamientos.

El Sergas elabora sistema para recopilar medicación por pacientes con dificultades para continuar tratamientos.

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha anunciado la implementación de un programa para mejorar la adherencia terapéutica de pacientes de edad avanzada en Galicia, España. La iniciativa consiste en la preparación de tratamientos personalizados con el nombre de 'SPD' --Sistemas Personalizados de Dosificación--.

Esta medida está destinada a personas mayores de 74 años que tomen al menos 13 medicinas distintas y presenten problemas de adherencia terapéutica o en el uso de los medicamentos. Para ello, se entregarán las medicinas agrupadas y divididas por tomas en un blíster que se les entregará en su farmacia, punto final de un sistema que implica a distintos niveles de la sanidad gallega.

Según explicó el director xeral de Asistencia Sanitaria del Sergas, Jorge Aboal Viñas, este programa busca reducir errores en la toma de medicamentos por parte de los pacientes, además de disminuir la acumulación de medicinas en los hogares.

Para formar parte del programa, el paciente deberá cumplir una serie de requisitos como tener más de 74 años, al menos 13 medicinas crónicas prescritas y presentar problemas de adherencia terapéutica o vivir solo sin redes de apoyo social.

La selección de las personas susceptibles de participar en el sistema implica a distintos niveles asistenciales, desde los profesionales del Sergas, tanto facultativos, como farmacéuticos, enfermeros y trabajadores; a los farmacéuticos comunitarios.

Una vez detectado el paciente bajo los criterios establecidos en el protocolo elaborado por el Sergas, esta persona será derivada a una consulta con su enfermero o farmacéutico de atención primaria, quienes determinarán, en coordinación con el trabajador social, si cumple las características para ser beneficiario.

El farmacéutico del centro de salud y el médico de familia revisarán el tratamiento en conjunto y derivarán al paciente a la farmacia que éste escoja, siempre dentro de la zona en la que reside. Allí recogerá los blísters con su tratamiento dividido por tomas cada dos semanas.

La farmacia comunitaria será la encargada de entregar el 'SPD' cada 15 días y vigilar el cumplimiento de la adherencia, para lo que deberá llevar a cabo un informe de seguimiento de periodicidad anual.

Además, el Sergas ha elaborado un decálogo de información para los usuarios con recomendaciones, entre ellas, la de acudir siempre a la misma farmacia cuando necesiten adquirir medicamentos.

Cuando acudan a la consulta del médico de cabecera, los pacientes deberán entregar el informe de derivación y la bolsa con todas sus medicinas, tanto las que toman habitualmente como las ocasionales, los complementos o las que no requieren receta.