• domingo 29 de enero del 2023
728 x 90

El TSXG repudia indemnizar a unos progenitores que denunciaron "asistencia indebida" en un parto en el Hospital do Barbanza

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Dic.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha rechazado el recurso en el que unos progenitores demandaban una indemnización de 125.000 euros al Servicio Galego de Saúde (Sergas) por una "asistencia indebida" a lo largo del parto de su hijo en el Hospital do Barbanza, en el mes de agosto de 2015.

Según han recogido los jueces en la sentencia, no hay "ninguna prueba sobre la que poder sostener la intención indemnizatoria de la parte recurrente".

Así, los jueces han incidido en que "no hay carices de una asistencia indebida, deficiente o errónea al parto" así como han aseverado y corroborado los facultativos consultados, entre aquéllos que se nombran al jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del CHUS, tal como a una perito judicial, "todos ellos expertos en obstetricia y ginecología".

"El control del embarazo fue en relación a los protocolos establecidos, tanto en el periodo inicial del parto como en el expulsivo. La utilización de la ventosa y posterior empleo del fórceps de Simpson como instrumentos de extracción del feto fueron ajustados a la situación planteada en todos y cada instante y conformes a la lex artis", aseguró el TSXG en su resolución.

En ella, los jueces asimismo han subrayado que el fórceps era "la solución mucho más adecuada a la visión de la presentación fetal en aquel momento y al objeto de eludir una maniobra de rotación de la cabeza del feto".

Además, el prominente tribunal gallego ha recalcado que "ninguna contraindicación existía, al comienzo del parto, para la utilización de la ventosa, ya que este instrumento, exactamente la misma el fórceps, era una alternativa adecuada y ajustada".

Los jueces han correcto que, de los reportes emitidos por los facultativos con en comparación con nacido, "no hubo mala práctica". "Tampoco hubo retardo en el diagnóstico de las fracturas craneal y clavicular del bebé y, en cualquier caso, su corrección ha resultado totalmente exitosa y sin consecuencias de ningún género", han añadido.

Además, los jueces han correcto que las lesiones que la recurrente asegura haber sufrido gracias a la episiotomía "no solo son adversidades usuales tras un parto vaginal, sino fueron corregidas eficazmente a través de las medidas terapéuticas comunes".

La sentencia asimismo recopila que "no se ha acreditado que el temor, ni el agobio, ni la indefensión o enorme degradación que la parturienta afirma haber sufrido a lo largo del parto y sobre los que trata de sostener su trastorno ansioso depresivo, traigan causa de la asistencia recibida".

Por todo ello, el TSXG ha desechado el recurso y confirmó la sentencia apelada, dictada por el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Santiago de Compostela en el último mes del año de 2021.

Además, el prominente tribunal gallego ha impuesto a la parte recurrente las costas procesales. Contra la sentencia puede interponerse recurso
de casación frente al Supremo.

Más información

El TSXG repudia indemnizar a unos progenitores que denunciaron "asistencia indebida" en un parto en el Hospital do Barbanza