• sábado 10 de diciembre del 2022
728 x 90

Entre los incendios de Oímbra medra hasta las 1.200 hectáreas y la ola de fuegos se acerca a las 25.000

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Jul.

La área perjudicada por entre los tres incendios activos en el ayuntamiento ourensano de Oímbra ha incrementado hasta las 1.200 hectáreas, con lo que son ya cinco los fuegos en la Comunidad que sobrepasan las 1.000 hectáreas asoladas, todos ellos activos y concentrados en las provincias de Lugo y Ourense.

Según el último parte emitido por la Xunta, el mucho más grande todavía es el que perjudica a la comarca de Valdeorras, iniciado en la parroquia de Rodelas, en Carballeda de Valdeorras (Ourense), y que ha quemado unas 9.000 hectáreas, extendiéndose a los dos márgenes del río Sil y al Parque Natural Serra da Enciña da Lastra.

En este incendio, que se estabilizó en un inicio, pero se reactivó a lo largo del fin de semana gracias a la acción del viento, está activada la Situación 2 por la cercanía de las llamas al núcleo de Candeda, en Carballeda. Además, consigue ahora la vecina provincia de León, donde el martes se desocuparon las ciudades de Salas de la Ribera, que han regresado ahora a sus viviendas, y San Pedro de Trones, en el ayuntamiento de Puente de Domingo Flórez.

Asimismo, según la actualización de la Consellería de Medio Rural, el macroincendio de Folgoso do Courel-A Pobra do Brollón (Lugo) --en el que se juntaron 4 fuegos de Vilamor y Saa-- sigue en las 7.500 hectáreas, y en él prosigue activa la Situación 2 --de alarma por cercanía a casas-- en los núcleos de Parada 2 Montes y Carballal (Folgoso) y Busto (A Pobra). A esto se aúnan otras 1.cien hectáreas en Folgoso, parroquia de Seceda, asimismo con Situación 2 por proximidad al núcleo de Gamiz.

De nuevo en Ourense, el tercer incendio forestal con mucho más área perjudicada, asimismo activo y sin control, es el que ha asolado 3.500 hectáreas del Parque Natural do Invernadeiro, en Vilariño de Conso.

Según los últimos datos de la Consellería de Medio Rural, son mucho más de 1.400 la gente que fueron expulsadas por estos incendios en 80 núcleos de población correspondientes a O Courel (Lugo) --unos 60 núcleos-- y a Valdeorras (Ourense) --unas 20 aldeas--. En múltiples zonas se pudo regresar a las casas.

Más al sur de la provincia de Ourense, en Oímbra, la situación asimismo se ha difícil desde este martes. A la reactivación del foco de Videferre, que estaba estabilizado, se aúna el aumento en las hectáreas perjudicadas por el fuego de Rabal, que creció hasta las 1.200. Por el opuesto, fué viable inhabilitar ahora la situación 2 por cercanía al núcleo de Feces de Cima, en Verín.

En Oímbra están a estas horas activos tres incendios forestales, que proceden de Portugal: el de Rabal, con 1.200 hectáreas, el de San Cibrao, con 400, y el de Videferre, que perjudica a 350.

Salvo los 2 de Folgoso, el resto de incendios de la provincia de Lugo están estabilizados o controlados. En preciso, en Cervantes se trabaja en tres fuegos, el de Noceda (controlado, cien hectáreas), el de O Castro (controlado, 20 hectáreas) y el de Cereixedo (estabilizado, 65 hectáreas)

En Quiroga, está bajo control el de Outeiro (250 hectáreas) y estabilizado el de Nocedo (15 hectáreas). Además, están controlados el de Palas, parroquia de Ramil (375 hectáreas), y el de Antas de Ulla, parroquia de Santa Mariña de Castro de Amarante (40 hectáreas).

Fuera de las provincias de Ourense y Lugo, Medio Rural comunica de 2 fuegos en la provincia de Pontevedra: en el concejo de Rodeiro, parroquia de Guillar, que está bajo control y asuela 200 hectáreas; tal como el de Covelo, parroquia de O Piñeiro, que está bajo control y quema 20 hectáreas.

A esta área hay que añadir unas 400 hectáreas de lote quemadas por incendios de los que Medio Rural ahora informó de su extinción en los últimos días. En preciso, hablamos de los de Cualedro --31 hectáreas--, Baiona --46 hectáreas--, Melón --2 fuegos que suman 98 hectáreas--, Quiroga --83 hectáreas--, Ribadavia --65 hectáreas-- y Cervantes parroquia de Donís --75 hectáreas--.

Más información

Entre los incendios de Oímbra medra hasta las 1.200 hectáreas y la ola de fuegos se acerca a las 25.000