• miércoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

Feijóo acusa a Sánchez de "perseguir" a los ricos y piensa que su nuevo impuesto favorece a Portugal

img

Afirma que si fuera Cataluña la que quita Patrimonio, Sánchez no habría actuado: "Entre otras muchas cosas por el hecho de que se jugaría su Gobierno"

MADRID, 30 Sep.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de "perseguir" a los que llama "ricos" con su iniciativa fundamentada en el "populismo fiscal" y ha sobre aviso que con su nuevo impuesto "favorece" a Portugal, donde el socialista Antonio Costa aplica un plan fiscal "mucho más atrayente" que va en dirección opuesta. Además, ha criticado que el Ejecutivo se "olvide" de las clases medias y ha alertado de que las medidas incurren en una invasión de competencias autonómicas y también inseguridad jurídica.

En su intervención en la IV edición del Foro La Toja 2022 que se festeja en A Toxa (Pontevedra) que este jueves inauguró el Rey, Feijóo ha censurado que en cuestión de días el Ejecutivo haya pasado de "omitir y despreciar" las bajadas de impuestos a verse "sobrepasado" por ese enfrentamiento, presentando en el final una iniciativa que ha tildado de "confusa, improvisada y también incompleta".

El jefe de la oposición ha acusado al Gobierno de recobrar "clisés" que habrían de estar superados para comunicar un "impuesto contra algo o contra alguien" que, a su parecer, es "un fallo" que reproduce la "dialéctica populista". "Es populismo fiscal", ha proclamado.

Además, aseguró que bajar la presión tributaria "no es de derechas o izquierdas sino más bien de los pies en el suelo" y de "respeto al contribuyente". Es mucho más, ha señalado que una ministra llegó a declarar que ciertas medidas anunciadas este jueves "no estaban sobre la mesa 24 h antes de ser anunciadas".

El líder del PP ha criticado que el Gobierno no vaya a bajar los impuestos en el 2022 más allá de la inflación y que tampoco actúe sobre el aumento de la cesta de compra. Asimismo, ha recriminado al Gobierno que su plan fiscal "se olvide" de las rentas medidas, "tal y como si no estuvieran sufriendo asimismo la inflación".

Tras garantizar que las medidas fiscales "reducen de forma directa la competitividad de las compañías", ha alertado aparte de una "invasión de competencias autonómicas y, por consiguiente, la inseguridad jurídica que esta doble imposición repercute". De hecho, ha señalado que este último razonamiento fue el que empleó nuestra ministra de Hacienda para negar hace meses es impuesto a las considerables fortunas propuesto por Tenemos la posibilidad de.

Feijóo ha recalcado que, ya que hay una recaudación plus que puede llegar a los 32.000 euros, se debería "calmar un tanto a las rentas bajas y medias". "Si no tenemos la posibilidad de supervisar los costes, tenemos la posibilidad de supervisar los impuestos sobre esos costos", ha apostillado.

A su comprender, ahora mismo hay que devolver a las rentas medias y bajas "considerablemente más de lo que hizo el Gobierno" y llevarlo a cabo ahora este año, sin aguardar al 2023. Por eso, dijo que lo que anunció el Gobierno le semeja "una gran decepción".

"Primero por el hecho de que este año a absolutamente nadie se bajan los impuestos; Solo se tocan a los de 21.000 euros (en 2023), tal y como si el resto de impositores estuviesen en un instante de bonanza; y tercero pues enviar un mensaje en oposición a las rentas y la inversión es un grave fallo, especialmente cuando poseemos vecinos que hacen lo opuesto", en referencia a Portugal.

Sobre ese impuesto a las considerables fortunas comunicado por Hacienda, Feijóo ha señalado que enviar ahora mismo un "mensaje dogmático" en oposición a la inversión y del patrimonio es "un grave fallo". "Y lo afirma un presidente autonómico que no suprimió el impuesto de Patrimonio en el momento en que era presidente de la Xunta", ha recordado, algo que ha atribuido al inconveniente de recaudación que tenían entonces y a que había adversidades para abonar la nómina de servicios públicos.

Tras resaltar que ahora mismo hay que producir "seguridad, inversión y seguridad", intentando encontrar que los patrimonios se queden en España, Feijóo ha sobre aviso que "estigmatizar a las compañías con nombre y apellidos es un grave fallo", tal como algo que "no ha cometido ningún presidente del Gobierno".

"Pero hombre, vamos a buscar que las compañías asistan, no vamos a satanizar a las compañías", ha señalado, para argumentar que una cosa es soliciar una tasa de solidaridad y otra cosa es "perseguir lo que el Gobierno llama 'a los ricos'".

Según Feijóo, ése es un "planteo populista que no posee convalidación en la democracia europea". Por eso, ha insistido en que el ejemplo del socialista Antonio Costa en Portugal le semeja "esencial" y probablemente sea uno de los "favorecidos" de la reforma del Gobierno pues aplica un plan fiscal "mucho más atrayente".

Ante las críticas del Ejecutivo al Gobierno andaluz de Juanma Moreno por remover el impuesto de Patrimonio, el presidente del PP se mostró convencido de que si Cataluña lo hubiera eliminado, "el Gobierno de hoy no habría actuado" como lo hizo, "entre otras muchas cosas pues se jugaría nuestro Gobierno", en referencia al acompañamiento que ERC presta a Pedro Sánchez.

En este punto, ha criticado la reacción del Gobierno en el momento en que el Gobierno andaluz se restringe a ejercer su "aptitud estatutaria y constitucional". A su juicio, que este suceso tenga una "sanción" le semeja "asombroso" y prueba que en España "cumplir la Constitución no es muy productivo" pero sí "tensionarla".

Feijóo ha asegurado que "no es la política fiscal moderada la que daña el Estado del Bienestar sino más bien la mala administración del Estado del Bienestar". "En oportunidades solo hablamos de disfrazar con una fiscalidad combativa con el objetivo de llevar a cabo opinar a la población que el inconveniente no radica en el administrador sino más bien en los impositores", ha añadido.

El presidente del PP aseguró además de esto que es requisito un "pacto de rentas" por el hecho de que, a su juicio, la crisis tienen que pagarla todos. Eso sí, ha subrayado que hablamos de conseguir un pacto en el que el Gobierno "no llame a la movilización y la huelga" sino más bien al consenso y al diálogo.

Feijóo se ha anunciado al PP como opción alternativa al Gobierno de Pedro Sánchez y ha asegurado que es viable una política "diferente, previsible y sólida". Dicho esto, apostó por modificar un "nuevo contrato popular" con los ciudadanos.

Es la primera oportunidad que Alberto Núñez Feijóo participa en este foro de discusión en su calidad de líder del PP. En las ediciones precedentes lo había hecho como presidente de la Xunta de Galicia. También son ponentes en estas jornadas este viernes los expresidentes Mariano Rajoy y Felipe González.

Más información

Feijóo acusa a Sánchez de "perseguir" a los ricos y piensa que su nuevo impuesto favorece a Portugal