• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

Felipe VI reclama la fortaleza de los españoles en instantes "durísimos": "Jamás nos ha faltado ni ambición ni valor"

img

Ha tenido expresiones para los damnificados por los incendios, la guerra en Ucrania y la coyuntura económica, y ha pedido la guía del Apóstol

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jul.

El rey Felipe VI ha pedido este lunes, 25 de julio, la intercesión del Apóstol Santiago para "conseguir certidumbres" que dejen enfrentar instantes de "indecisión" como los presentes, instantes "durísimos" como los vividos por la situación sanitaria y económica, tal como por la guerra en Ucrania, al paso que ha reivindicado la fortaleza de los españoles en este periodo de tiempo: "Jamás nos ha faltado ni ambición ni valor".

Así lo expresó a lo largo de la lectura de la Ofrenda al Apóstol, que se ha festejado, como es clásico, en la Catedral de Santiago con la presencia asimismo de la Reina Doña Letizia, tal como de la Princesa de Asturias, Doña Leonor, y de la Infanta Sofía.

El Rey ha arrancado su alegato con expresiones de recuerdo para los damnificados por los incendios forestales, los muertos y la gente que pelean contra ellos. "Esta tierra, Galicia, sabe bien lo que es padecer el azote de los incendios", dijo Felipe VI, que ha complacido la tarea de la gente que pelean contra los fuegos, tal como de quienes le dan soporte, cuya "distribución es admirable". Para todos, ha pedido la protección del Apóstol.

Del mismo modo, ha reivindicado el espíritu europeo plasmado en el Camino de Santiago y ha instado a retomarlo, singularmente, en el momento en que la guerra resurge en el viejo conjunto de naciones, para cuyos damnificados asimismo tuvo expresiones de consuelo, realizando su mal "intensamente propio".

En la Ofrenda, el Rey ha señalado que, tras un 2021 perjudicado por la pandemia de la covid-19, este segundo Año Santo del bienio Xacobeo estuvo asimismo marcado por "las incertidumbres" en el ámbito sanitario y económico, tal como aquellas similares con la guerra de Ucrania.

"La dificultad de la situación de hoy es visible y piensa de nuevo un reto colectivo de enorme extensión", dijo Felipe VI, que ha recordado que la dureza de estos años "no ha doblegado nuestra aptitud para continuar adelante". "Jamás nos ha faltado ambición ni valor. Porque España tiene valores, los valores de un pueblo responsable, decidido, fuerte, solidario, que ha paseo su sendero con entereza", dijo.

Con "la cabeza y el corazón consagrados al futuro de Europa" y de la sociedad de españa, el Rey se ha encomendado al Apóstol para "que nos asista a localizar certidumbres que sirvan de guía en nuestro sendero de aquí de ahora en adelante". "Los valores inalterables de la peregrinación nos guiarán nuevamente en la superación de las adversidades", ha añadido.

Para acabar, en un alegato en español y en gallego, Felipe VI ha pedido asistencia al Apóstol Santiago a fin de que España "dé los pasos adecuados en esta etapa del sendero no exenta de óbices". "En cada español hay un peregrino que, en compañía de sus compatriotas, va a poner -como siempre, como siempre y en todo momento-- su intención para sobrepasar las adversidades que se le muestren, para sobrepasar su y personal Pórtico de la Gloria", ha concluido.

Más información

Felipe VI reclama la fortaleza de los españoles en instantes "durísimos": "Jamás nos ha faltado ni ambición ni valor"