Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Fiscalía solicita 6 años de prisión para el lotero acusado de apropiación de una millonaria primitiva

Fiscalía solicita 6 años de prisión para el lotero acusado de apropiación de una millonaria primitiva

El Ministerio Fiscal solicita penas de cárcel para el lotero de A Coruña acusado de defraudar una primitiva millonaria y para su hermano, que ejercía como delegado de Loterías en 2012 cuando ocurrieron los hechos.

Estos serán los únicos en ser juzgados luego de que la Audiencia Provincial de A Coruña desestimara los recursos presentados por ellos y admitiera el formulado por la Abogacía del Estado. Como resultado, cuatro altos cargos de Loterías del Estado en ese momento quedaron fuera de la causa.

Los hechos se originaron cuando varias personas afirmaron ser los legítimos dueños del boleto premiado y el lotero argumentó que el propietario no había aparecido. Al año siguiente, el Ayuntamiento de A Coruña inició una investigación para encontrar al ganador del billete premiado, que supuestamente había sido encontrado en la administración del lotero en la plaza de San Agustín.

Posteriormente, se llevó a cabo una investigación policial que cuestionó la versión del lotero sobre el hallazgo casual del boleto, sugiriendo que ocultó el premio al verdadero propietario, ya fallecido, cuyos herederos ahora reclaman el premio.

En un escrito enviado al Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña, la Fiscalía sostiene que el supuesto propietario acudió a la administración del lotero para comprobar si sus boletos estaban premiados. Según la Fiscalía, el lotero, consciente del alto valor del premio, se quedó con el boleto y no informó al apostante ni le devolvió el resguardo ni el comprobante.

Ese mismo día, el lotero se dirigió a la delegación provincial de Loterías y Apuestas del Estado en A Coruña, donde su hermano era delegado, con el objetivo de acelerar el cobro del premio. La Fiscalía asegura que el hermano era plenamente consciente de la ilegitimidad de la posesión del boleto y tomó medidas para ocultar su verdadero origen.

Ambos acusados llevaron a cabo acciones continuadas para evitar cualquier procedimiento que retrasara el cobro del boleto, incluso realizando solicitudes de cobro mientras se presentaron procedimientos civiles para reclamar la titularidad del premio. El boleto aún se encuentra depositado en Loterías del Estado sin que se haya realizado su cobro.

Por estos hechos, la Fiscalía pide una pena de seis años de prisión por estafa o, alternativamente, por apropiación indebida para el lotero. Para su hermano, solicita la misma pena por blanqueo de capitales o, de forma alternativa, tres años de cárcel por encubrimiento.