• jueves 9 de febrero del 2023
728 x 90

Galicia amontona mucho más de 42.000 hectáreas asoladas en el último mes

img

Estabilizado el fuego de Laza tras terminar 2.cien hectáreas, y extinguidos múltiples incendios este lunes en la provincia de Ourense

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Ago.

Galicia amontona mucho más de 42.000 hectáreas asoladas en el último mes, con base en la información facilitada por la Consellería de Medio Rural --que proporciona datos de fuegos desde 20 hectáreas--.

Hace un mes, el 14 de julio, se generaron tormentas secas en las que rayos provocaron cincuenta de incendios. En la segunda quincena de ese mes tuvieron rincón los 2 mayores fuegos en la narración de Galicia desde el instante en que hay registros: O Courel (Lugo) --11.cien hectáreas-- y Valdeorras (Ourense) --diez.500 hectáreas--.

Otro de los enormes fuegos de julio fue el del concejo ourensano de Vilariño de Conso, en la parroquia de Padroalbar, que calcinó 7.000 hectáreas y afectó al parque natural do Invernadeiro.

El siguiente fuego en mayor extensión ese mes se registró en el concejo ourensano de Oímbra, en la parroquia de Rabal, con 2.cien hectáreas quemadas. Igualmente, en ese municipio hubo otros 2 fuegos en Videferre --919 hectáreas-- y San Cibrao --370 hectáreas-- en el mes de julio, pero regresa a sufrir incendios a lo largo de este mes de agosto, puesto que un incendio ha calcinado la capilla de Santa Ana.

En afirmaciones a Europa Press, la regidora de Oímbra, Ana María Villarino, cuenta que el fuego iniciado el pasado domingo --está estabilizado desde este lunes-- en la parroquia de As Chás alcanzó el tejado del templo altomedieval y asoló todo el interior de la pequeña capilla, incluida "nuestra santa". De hecho, solo "han quedado las paredes" tras el incendio. Ahora, se tiene el deber de la Xunta y el Obispado de Ourense para su reconstrucción.

Por su parte, se han quemado mucho más de 8.000 hectáreas en lo que va de mes de agosto en Galicia. Quedan cinco fuego todavía no extinguidos.

Pasadas las 20,30 horas de este lunes, la Xunta dió por estabilizado el fuego de Laza, que tras sumarse con el de Chandrexa de Queixa, se ha saldado con una área asolada de 2.cien hectáreas, según las estimaciones temporales.

También este lunes, quedaron extinguidos múltiples fuegos en la provincia de Ourense: en O Irixo, en la parroquia de San Cosmede de Cusanca, donde han ardido unas 680 hectáreas; en Carballeda de Valdeorras, parroquia de Casio, con 440 hectáreas; en Boborás, parroquia Astureses, con 99,4 hectáreas carbonizadas; en el concejo de A Gudiña, que se inició en Pentes, y que ha calcinado 76,5 hectáreas.

La Consellería do Medio Rural dió por controlado en la tarde de este lunes el incendio de Castrelo do Val (Ourense), parroquia de Campobecerros, tras abrasar unas 175 hectáreas, según estimación provisional. Comenzó en la noche del pasado domingo en distintas focos, con lo que la Xunta señala que "todo apunta a que fue intencionado".

Está estabilizado --todavía no controlado-- el fuego de Riós, parroquia de Fumaces, con 103 hectáreas carbonizadas, según la última actualización.

Ya en la provincia de Lugo, continúa estabilizado el incendio iniciado a última hora de la tarde del sábado en la parroquia de Torbeo, en el municipio de Ribas de Sil, que ha quemado unas 40 hectáreas.

Sobre las 20,00 horas del pasado viernes, mucho más de una semana una vez que comenzase en la parroquia de Cures, quedó extinguido el fuego de Boiro, en la comarca de O Barbanza (A Coruña). Las hectáreas asoladas por este fuego forestal se levantan a 2.200, de las que 607 eran monte arbolado y las 1.593 sobrantes, raso.

El fuego de Boiro, que es el mayor de los registrados hasta la actualidad a lo largo del mes de agosto en la red social gallega en lo relativo a área perjudicada --si bien le prosigue de cerca el de Laza--, provocó la activación de la alarma por cercanía a casas y desalojos, quemó el monte de A Curota y se extendió a los ayuntamientos de A Pobra do Caramiñal y Ribeira.

Entre los extinguidos en el mes de agosto, están los de Verín (600 hectáreas), Caldas de Reis (450 hectáreas), Ponte Caldelas (380 hectáreas), A Mezquita (224 hectáreas) y Maceda (120 hectáreas).

Otro de los extinguidos mucho más significativos fue el del concejo de Monfero (A Coruña), parroquia de Queixeiro, puesto que puso bajo riesgo la superficie protegida de las Fragas do Eume, más allá de que se apagó tras abrasar solo 0,01 hectáreas de monte arbolado. También ardieron 0,21 hectáreas en Vilariño de Conso, con afectación al Parque Natural do Invernadeiro.

La lista de los extinguidos en el mes de agosto se completa con: As Pontes (2 fuegos de 109 y 60 hectáreas) Arbo (82 hectáreas), Calvos de Randín (50 hectáreas), Ponteareas (15,6 hectáreas), San Xoán de Río (8,2 hectáreas), Ames (6 hectáreas) y Vilariño de Conso (0,21 hectáreas).

Más información

Galicia amontona mucho más de 42.000 hectáreas asoladas en el último mes