• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

Galicia espera un fin de semana de Nochebuena y Navidad pasado por agua

img

La semana llega con lluvias atlánticas que cesarán el miércoles y en Nochebuena y Navidad, salvo en el nordoeste

MADRID / SANTIAGO, 19 Dic.

Las precipitaciones van a ser las personajes principales a lo largo de la penúltima semana del año en Galicia, que ha arrancado con un temporal de viento, lluvia y oleaje y que concluirá con un fin de semana de fiestas navideñas pasadas por agua.

Así figura en las conjeturas de la Agencia Estatal de Meteorología, que ubica a Galicia como la única red social donde se aguardan precipitaciones para el penúltimo fin de semana de 2022, que coincide con la celebración de Nochebuena y Navidad.

La semana hechó a caminar este lunes con tiempo lluvioso en el oeste de la Península por el paso de un frente asociado a una borrasca atlántica y estas precipitaciones se van a ir propagando hacia el este el martes.

El representante de la AEMET, Rubén del Campo, apunta que el miércoles en la primera mitad del día todavía podría haber ciertas lluvias desperdigadas pero desde el jueves las precipitaciones se restringirán al nordoeste peninsular.

De ese modo, prevé que desde el jueves y el primer fin de semana de las fiestas navideñas las lluvias afectarán a Galicia, más que nada al oeste de la red social y a ciertos puntos de Asturias y del oeste de Castilla y León, singularmente en zonas montañosas, al tiempo que en el resto del país no se aguardan precipitaciones o, en su caso, van a ser muy enclenques.

En cuanto a las temperaturas, Del Campo prevé que el comienzo de la semana no va a tener jornadas muy frías para la época y solamente va a haber heladas, que se restringirán a las ubicaciones de montaña. Los días van a ser "parcialmente tibios" e inclusive se alcanzarán o superarán los 20 grados centígrados (ºC) en el área mediterránea y puntos del tercio sur como el Valle del Guadalquivir, más que nada en Nochebuena y Navidad.

Por lo tanto, el representante predice un principio de fiestas navideñas ni muy frío ni en especial lluvioso, salvo en Galicia, ni, como es natural, tampoco va a hacer acto de presencia la nieve.

A lo largo de la semana se formarán bancos de niebla en extensas zonas del interior, más que nada cerca de los enormes ríos y en puntos de las mesetas, bancos de niebla que en ciertos casos van a ser persistentes y, en esas zonas el ámbito va a ser frío toda la día.

Lo más importante del lunes van a ser las lluvias en Galicia que se extenderán hacia el este y que van a estar acompañadas de ráfagas de viento realmente fuertes que tienen la posibilidad de aun sobrepasar los cien km por hora en la costa gallega y que provocarán temporal marítimo en el Atlántico gallego con olas de hasta seis metros.

El frente proseguirá continuando al este el martes y las lluvias se extenderán a parte importante de la Península si bien van a ser mucho más enclenques en la vertiente mediterránea y no van a llevar a Baleares. Ese día va a llover de forma en especial intensa en Galicia y todas y cada una montañosas del oeste de la Península. Incluso en ciertos puntos del tercio occidental peninsular estas lluvias podrían ir acompañadas de tormenta y de granizo.

La cota de nieve se ubicará sobre 2.000 metros y las temperaturas van a subir tanto el primer día de la semana como el martes, más allá de que se aguardan ciertas brumas matinales, más que nada el martes en el este de la Península.

En cuanto al miércoles, el representante apunta que va a llover de forma intensa de madrugada en puntos del oeste y del sur peninsular pero van a ir remitiendo las lluvias y solamente proseguirá lloviendo de manera continua en Galicia.

El jueves proseguirá lloviendo en el oeste de Galicia y se van a poder prolongar hacia el resto de la red social gallega y a Asturias al paso que en el resto del país predominarán los cielos anubarrados o con ciertos intervalos de nubes, pero sin lluvias.

Sí va a haber bancos de niebla matinales y bancos de nubes bajas que van a poder contemplar extensas zonas del interior, en especial de madrugada y por la mañana y van a ser persistentes en los vales de los enormes ríos. En esas áreas donde no despejarán las temperaturas van a ser frías a lo largo de todo el día, pero tampoco bastante frías para la época. En el interior en las horas centrales del día se ubicarán entre 13 y 18ºC e inclusive se superarán los 20ºC en el Cantábrico y área mediterránea, tal como el archipiélago balear.

El viernes 23, el sábado 24, día de Nochebuena, y el domingo 25, Navidad probablemente predominará una situación anticiclónica en la mayoría del país.

Los frentes atlánticos solo afectarán al nordoeste peninsular y las lluvias más que nada van a caer en la mitad oeste de Galicia, donde van a ser persistentes. También podrían alcanzar de manera mucho más enclenque y desperdigada a puntos del occidente asturiano y al radical oeste de Castilla y León y al ambiente del sistema Central.

En el resto no va a haber lluvias pero sí intervalos nublados y usuales bancos de niebla y nubes bajas en el interior que de forma local tienen la posibilidad de ser espesas y persistentes, con lo que reducirán la visibilidad.

Donde sean persistentes el ámbito va a ser frío toda la día, pero no se aguardan heladas nocturnas y donde no haya brumas el termómetro alcanzará de 13 a 18 grados centígrados e inclusive 20 o 23ºC en el valle del Guadalquivir.

Los vientos se sostendrán toda la semana y van a soplar intensos, de ingrediente sur y suroeste en las costas gallegas y en las ubicaciones montañosas del tercio norte peninsular.

De cara a la última semana de 2022, entre Navidad y Año Nuevo, el representante no ve clara la predicción pero no desecha lluvias en la mitad oeste peninsular.

En lo relacionado a Canarias, ha apuntado que unicamente se aguardan ciertos intervalos nublados, sin precipitaciones y las temperaturas nocturnas se ubicarán entre los 17 y los 20ºC mientras que las diurnas van a llegar hasta 25ºC en las horas centrales del día.

Más información

Galicia espera un fin de semana de Nochebuena y Navidad pasado por agua