• domingo 5 de febrero del 2023
728 x 90

Galicia se aproxima al millar de incidencias por el temporal: accidentes, crecidas de agua y inconvenientes en rutas

img

A Coruña, provincia mucho más perjudicada con mucho más de 400 incidencias

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ene.

El número de incidencias registradas en Galicia por el temporal de viento, lluvia y nieve se acerca ahora al millar en la tarde del martes, día donde los efectos de la borrasca han provocado crecidas de agua, desprendimientos en inmuebles, desmorones en rutas y varios inconvenientes en las vías de comunicación, con 2 accidentes por árboles caídos en Bergondo (A Coruña) y O Porriño (Pontevedra).

El CIAE 112 Galicia hizo cómputo de las incidencias registradas hasta las 19,00 horas de este martes en el que prácticamente toda la Comunidad gallega continúa en alarma por nieve, lluvia, oleaje o viento. Hasta ese instante, la central de urgencias había gestionado un total de 916 hechos socios al temporal desde el primer día de la semana.

La mayoría de estos accidentes tuvieron rincón en localidades de la provincia de A Coruña que, con 410, prácticamente dobla los números de Pontevedra (229) y Lugo (219). En Ourense, el encontronazo del temporal es menor y se contabilizan hasta hoy 58 incidencias.

Entre los hechos mucho más relevantes de la día está el derrumbe de la carretera de Campañó, en Pontevedra, y se ha producido un incidente en la región, resultando herida suave la ocupante del vehículo.

Esta vía, la EP-0017, continúa cortada desde la madrugada. Según fuentes de efectivos de urgencias consultadas por Europa Press, la mujer volcó con su vehículo en el socavón producido al hundirse un tramo del asfalto en la vía, que comunica el instituto Los Sauces.

Además, el 112 comunica de 2 accidentes de circulación en las rutas gallegas socios al temporal. El primero se causó en O Porriño a las 13,40 horas, donde un vehículo impactó contra un árbol caído sobre la vía en el momento en que circulaba por la A-52 a la altura de Cans. Con todo, la conductora salió indemne.

En Bergondo, tres personas debieron ser excarceladas del interior de un vehículo tras chocar contra otro árbol en una carretera ubicada a la entrarda de Lubre. En esta situación, los ocupantes tampoco terminaron lesionados pero precisaron la asistencia de los bomberos para dejar el habitáculo.

Las interrupciones de la circulación mucho más esenciales tuvieron sitio en la N-VI, cortada por un socavón y su anegamiento en el kilómetrto 523, a su paso por Begonte; y en la A-6, donde el tráfico estuvo cortado a lo largo de unas 2 horas por la nieve en un tramo entre Vega de Valcarce (León) y As Nogais (Lugo).

La provincia de Lugo es la mucho más perjudicada por los efectos del temporal en la circulación, que está condicionada en diferentes puntos de la red viaria luguesa, incluyendo la carretera LU-633, que une los ayuntamientos de Pedrafita do Cebreiro y Sarria y donde se aconseja la utilización de cadenas.

Además, el desbordamiento del río Miño a su paso por Lugo ha obligado a recortar desde primera hora de la tarde de est martes la carretera provincial LU-2905, que conecta las parroquias de Ombreiro y Aspai, según informó la Diputación luguesa.

Otro desbordamiento, en un caso así del río Umia, llevó a la inundación de la EP-9511, al paso que un especial comunicaba al 112 esta de que el Miño, desbordado, se encontraba a puntito de anegar el Balneario Vello de Cortegada (Ourense).

La región de A Terra Chá y, específicamente el municipio de Begonte, en Lugo, han sufrido con particular intensidad los efectos del temporal.

Así, ajeno del corte en el quilómetro 523, en el quilómetro 525 de la N-VI, un conductor debió ser movido por el plantel de Urxencias Sanitarias: el 112 Galicia tuvo perseverancia pasadas las 9,40 horas en el momento en que un especial llamó para reportar de un vehículo que no podía seguir, puesto que el nivel da agua alcanzaba la altura de las ventanas.

Fue un vecino el que al final logró contribuir a la persona a dejar el vehículo, tras lo que debió ser trasladada, perjudicada por el agua. En el operativo participaron asimismo los agentes da Guardia Civil de Tráfico y los servicios de cuidado de las rutas. Varias familias tuvieron que ser salvadas, ciertas en zodiac, en la ciudad de Begonte.

Así las cosas, las precipitaciones sostienen sobre su nivel de desbordamiento los ríos Ouro (Foz), el Cobo (Cervo), el Mera (Ortigueira), el Eume-Ribeira (As Pontes), el Mandeo (Aranga y Betanzos), el Mendo (Betanzos), el Tambre (Oroso), el Lérez (Pontevedra), el Ladra (Vilalba, Begonte y Guitiriz), el Miño (Lugo, Ourense, A Peroxa, Salvaterra do Miño), el Avia (Ribadavia), el Arnoia (Arnoia) y el Sil (Barco de Valdeorras).

Además de estos, asimismo están en alarma el Ladra en Insua (Lugo), el Neira (O Páramo), el Tea en Bouza Do Viso (Ponteareas) y el Louro (Tui), Ladra (Begonte). Todos ellos son controlados al sobrepasar los límites establecidos a través del plan de crecidas de agua de la Xunta, que advierte de la oportunidad de desbordamientos puntuales frente al desarrollo importante de sus caudales.

La borrasca que golpea Galicia ha obligado a anular un vuelo entre Madrid y Vigo que se encontraba pensado que aterrizase en la localidad olívica a las 20,15 horas de este martes.

Se trata de la primordial incidencia que dejó el temporal en la tarde de este martes, donde, además de esto, asimismo fué desviado a Santiago de Compostela un vuelo con destino A Coruña y origen Madrid con llegada a las 17,00 horas.

Durante la mañana, Air Europa anuló 2 llegadas de Madrid, una al campo de aviación de Peinador, en Vigo, y la otra a Alvedro, en A Coruña.

Ambas llegadas de Madrid estaban previstas para las 7,50 horas y, consecuentemente, al no arribar los aeroplanos, asimismo se han cancelado las salidas que corresponden.

A lo largo de todo el día, el areopuerto de Santiago ha funcionado con normalidad, conforme han afirmado a Europa Press fuentes de Aena.

En consecuencia, recomienda a los usuarios en comunidades revisar la información relativa a sus vuelos.

Más información

Galicia se aproxima al millar de incidencias por el temporal: accidentes, crecidas de agua y inconvenientes en rutas