• sábado 1 de abril del 2023
728 x 90

Hallan restos de plásticos en el sistema digestivo de un cetáceo hallado fallecido en la costa de A Coruña

img

El animal, de sobra de seis metros y 2.000 kilogramos de peso, varó el pasado sábado en la playa de As Amorosas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Mar.

La necropsia efectuada a un cetáceo que fue encontrado fallecido el pasado sábado en la costa de A Coruña ha detectado restos plásticos en el sistema digestivo del animal, de sobra de seis metros y 2.000 kilogramos de peso.

Así lo ha podido confirmar la Coordinadora para o Estudo 2 Mamíferos Mariños (Cemma), que ha detallado que con la marea alta el cetáceo terminó varando en la playa de As Amorosas, donde los equipos de Cemma se coordinaron con la Policía Local, con el aparato de salve de Cruz Roja y con causantes de medio ambiente de la Autoridad Portuaria de A Coruña. De este modo, recogieron el cuerpo y lo desplazaron a la rampa de Oza, donde quedó controlado hasta este lunes.

Allí, un aparato comandado por el veterinario responsable del aparato de la Rede de Varamentos de Galicia, Xabier Pin, y las veterinarias Raquel Puig, Ana Saldaña y Alfredo López, efectuó la necropsia y la obtenida de muestras biológicas.

Así, la necropsia señaló que tenía que ver con una femia adulta de cifio común ('Ziphius cavirostris) de 629 centímetros de longitud que presentaba un fuerte traumatismo antero-ventral, con lo que, según apunta el Cemma, ha podido varar vivo en algún rincón que no se sabe.

Además, presentaba múltiples parasitaciones y nosologías crónicas poco importantes. Finalmente, el examen del sistema digestivo desveló el origen de su aproximación a la costa, del varamiento y de la causa de la desaparición: la ingestión de restos de basura marina de composición plástica que su cuerpo no asimila. "Le causaron una obstrucción grave y mortal en el intestino y en el estómago que causó el fallo en cascada orgánico", explicó.

Para la Coordinadora, el varamiento del cetáceo en la playa de As Amorosas es "un símbolo" al que no se tienen la posibilidad de "cerrar los ojos". Asimismo, añade que este ser marino devuelve a tierra "lo que es de forma exclusiva" del humano: plásticos.

"Es bastante tarde, si bien el día de hoy dejásemos de tirar plásticos y basura marina al mar, cientos de millones de seres vivos van a morir por la consecuencia de los restos que aún hay allí. Lo mucho más grave es que no poseemos la mucho más mínima intención de dejar de verter basura y otros modelos de origen y manufactura humana en el ecosistema mucho más rico y apreciado del mundo: el océano", concluye Cemma.

Según explicó Cemma, los cifios son múltiples especies de cetáceos, enormes buceadores, que viven en aguas muy profundas y lejísimos de la costa. Además, ha señalado que hablamos de especies extrañas y que varan con poca continuidad.

En este contexto, Cemma ha detallado que desde 1990 vararon 35 ejemplares de 4 especies distintas de cifios, la mayor parte cifios recurrentes (26). En este sentido, aseguró que se muestran encallados solo uno de cada un par de años en Galicia y "jamás se asentaron mucho más de tres por año".

Por el opuesto, desde principios de año se asentaron ahora cinco ejemplares encallados, un hecho que sostiene en alarma a los equipos de la Coordinadora.

Más información

Hallan restos de plásticos en el sistema digestivo de un cetáceo hallado fallecido en la costa de A Coruña