Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Hallazgo de pélets en playas de Ribeira y Porto do Son reportado por agente medioambiental de la Xunta el pasado 13 de diciembre, preocupa a las autoridades.

Hallazgo de pélets en playas de Ribeira y Porto do Son reportado por agente medioambiental de la Xunta el pasado 13 de diciembre, preocupa a las autoridades.

Un agente medioambiental de la Xunta ha descubierto varios vertidos de pélets plásticos y sacos que contenían el mismo material en playas cercanas al complejo dunar de Corrubedo, entre Ribeira y Porto do Son.

El informe elaborado por este empleado público revela que el 13 de diciembre recibió una llamada del agente territorial del distrito sobre la presencia de sacos en la playa de Balieiros. Al llegar, encontró sacos blancos con el texto 'BEDEKO EUROPE CODE: UV 9000 STABILIZATOR UV/UV STABILIZER' y bolitas de plástico que provenían del buque 'Toconao', que había perdido seis contenedores el 8 de diciembre frente a las costas de Portugal.

El agente también encontró vertidos similares en las playas de Espiñeirido y de As Furnas, y alertó al vigilante de Recursos Naturales del complejo dunar de Corrubedo para que inspeccionara todas las playas. Un total de 52 sacos fueron retirados por el Ayuntamiento de Ribeira en los primeros días.

Pocas horas después de este descubrimiento, el 112 Galicia recibió una llamada de un vecino de Corrubedo informando sobre la presencia de los pélets. Sin embargo, la Xunta no relacionó inicialmente este hecho con un vertido en el mar.

El 24 de diciembre, Salvamento Marítimo notificó al 112 varias incidencias relacionadas con plásticos en la costa, que podrían estar relacionadas con un buque que perdió contenedores en el mar. Fue el 3 de enero cuando la Xunta recibió el correo electrónico reenviado por Salvamento Marítimo confirmando la pérdida de seis contenedores, incluido el que contenía los pélets.

El 3 de enero se activó el nivel 0 del plan anticontaminación marina y el 5 de enero se activó el nivel 1. Finalmente, el 9 de enero se elevó la alerta al nivel 2.