Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

Hombre culpable de sabotaje con alimentos para perros en Ourense resuelve caso con sentencia de prisión de un año.

Hombre culpable de sabotaje con alimentos para perros en Ourense resuelve caso con sentencia de prisión de un año.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Oct.

El acusado de colocar cebos para perros con alfileres en Ourense ha confesado su culpabilidad y ha aceptado una condena de un año de prisión.

El juicio tuvo lugar el lunes en el Juzgado de lo Penal 1 de Ourense, donde la Fiscalía solicitaba un año de cárcel por maltrato animal.

El acusado ha aceptado la condena, que se suspende durante dos años con la condición de no cometer más delitos. También queda inhabilitado durante tres años para trabajar en profesiones relacionadas con animales y para tener mascotas. Además, deberá pagar una indemnización de aproximadamente 6.000 euros, que ya ha consignado.

En 2021, la cooperación entre la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local de Ourense llevó a la detención del hombre, cuatro años después del inicio de las investigaciones.

En concreto, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional, en colaboración con la Guardia Civil de Ourense, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y la Policía Local de la ciudad, realizaron diversas diligencias de investigación desde principios de 2017 para esclarecer la aparición de alimentos para perros con alfileres clavados en diferentes puntos de la ciudad de Ourense, lo cual se considera un delito de maltrato animal y daños.

Las fuerzas de seguridad tuvieron conocimiento de varios delitos de maltrato animal y daños desde 2017, cuando se recibieron en dos bares del barrio de O Vinteún en Ourense cartas amenazantes por permitir la entrada de perros en los establecimientos. Posteriormente, a partir de 2019, se encontraron trozos de carne con alfileres en diferentes calles de la zona.

En noviembre de 2020, se presentó una denuncia que adjuntaba facturas por gastos veterinarios de 606,37 euros, y en otra denuncia del 23 de febrero de 2021 se informaba de la ingestión de carne con alfileres por parte de una mascota en la plaza Dos Bosco, con gastos veterinarios superiores a mil euros.

Además, el 28 de febrero de 2020 se registraron gastos veterinarios de 172,40 euros por la ingesta de cebos similares en la Avenida de Santiago. En 2020, también se informó del fallecimiento de un perro después de ingerir uno de los cebos envenenados. En marzo de 2021 se recibieron cartas amenazantes dirigidas a dos personas por su defensa de las mascotas y su oposición a la aparición de los cebos, que fueron remitidas para su análisis y estudio.

Con base en esta información, se utilizaron medios técnicos para identificar al presunto autor del delito. En junio de 2021 se entregaron otros 25 cebos similares a los anteriores a la Policía Local, y el 9 de agosto de 2021 se encontraron más cebos en el camino hacia el Colegio de Salesianos. El 14 de agosto, se encontraron bolsas con nueve cebos en el Parque do Peco.

También se han registrado ocasionalmente apariciones de alimentos con alfileres en otras áreas de la ciudad, especialmente en el barrio de O Couto. Sin embargo, la mayor parte de los cebos han aparecido en la zona de O Vinteún, por lo que el dispositivo operativo formado por la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local realizó un trabajo estratégico en los puntos considerados en la planificación de la investigación, lo cual llevó a la identificación del presunto autor del delito.