• jueves 9 de febrero del 2023
728 x 90

Incrementan los muertos en carretera Galicia en 2022, con 89 víctimas fatales, mucho más que en prepandemia

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Ene.

Galicia registró un total de 89 muertos en 2022, lo que piensa sobrepasar las cantidades del último año prepandemia, 2019, en el que hubo un total de 88 víctimas fatales.

Según los datos que traslada la Dirección General de Tráfico (DGT) a Europa Press, los muertos por provincias en 2022 fueron: A Coruña, con 42 víctimas fatales; seguida de Pontevedra (18), Lugo (17) y Ourense (12).

Tanto A Coruña (incrementan de 39 en 2019 a 42 muertos en 2022) como Ourense (pasa de ocho a 12) tienen un aumento de muertos en carretera en frente de prepandemia. Por su parte, la cifra en Lugo sigue permanente en 17 víctimas fatales entre 2019 y 2022. En cambio, solo en Pontevedra se disminuye, pasa de 24 a 18.

Si la comparativa se hace con 2021 (78), hubo 11 muertes mucho más en Galicia, más allá de que la DGT ten en cuenta que en ese año todavía hubo limitaciones a la circulación por la pandemia.

Las cantidades son temporales y referidas solo a los accidentes fatales sucedidos en vías interurbanas y con víctimas registradas hasta las 24 h siguientes a generarse el siniestro.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este lunes el cómputo de los datos de seguridad vial en España en 2022, en un acto en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT).

El año 2022 concluyó con 1.145 muertos en las rutas españolas, lo que piensa un aumento del 14% en relación a las cantidades de 2021, en el momento en que murieron 1.004 personas.

Durante la presentación de los desenlaces, el titular del Interior ha señalado que en 2022 se generaron 1.042 siniestros fatales en las rutas españolas, en los que murieron 1.145 personas y otras 4.008 resultaron lesiones graves.

El ministro ha relacionado los datos de 2022 con los de 2019, primer año prepandemia sin limitaciones a la movilidad. Así, ha señalado que las cantidades de 2022 representan 44 muertos mucho más, un 4% mucho más, y 425 heridos graves menos, un diez% menos, que en 2019.

"Toca investigar las cantidades y proseguir haciendo un trabajo para agarrar las causas, achicar los fallecimientos y contribuir asimismo a mentalizar a la ciudadanía sobre el drama de los siniestros viales y sus dolorosas secuelas", ha apuntado Marlaska.

En este punto, ha defendido que la siniestralidad en carretera "jamás es buena" y ha sentenciado que "solo un fallecido es bastante". "Tres muertos cada día es un número que nos debe llevar a cabo pensar y proseguir haciendo un trabajo con el único propósito de achicar este cómputo inaceptable", ha apostillado.

En cuanto a la movilidad, a lo largo de el año pasado se asentaron 439,8 millones de movimientos de largo paseo por carretera en el país, lo que piensa un 3% mucho más que los completados en 2019 (427,1 millones).

Asimismo, el parque de automóviles se ha aumentado en un 3,6% en relación a 2019, llegando a los 35,6 millones de automóviles, y el censo de conductores ha incrementado un 0,82%, hasta los 27,5 millones de conductores.

Por género de vía, las rutas comúnes prosiguen siendo las que mucho más muertos registran. Respecto a 2019, han incrementado los muertos en carretera usual, un 5% mucho más, que en autopista y en autovía, un 3% mucho más.

En preciso, en 2022 un total de 833 personas murieron en accidentes de tráfico en vías comúnes, el 73% del total, y 312 en autopista y autovía, el 27%. De este modo, de cada 4 muertos, tres fueron en carretera usual y uno en autopista y autovía.

Por género de incidente, la salida de vía piensa prácticamente media parta de los muertos, el 42% del total. Los muertos por esta tipología han incrementado un 13% en relación a los registrados en 2019.

Según el género de usuario, la inclinación cambió de los últimos años, puesto que en 2022 se han achicado en un 5% los muertos atacables y han incrementado un diez% los muertos en turismo. En el balance global, han fallecido 422 individuos atacables, 22 menos que en 2019. Este descenso se ha producido de manera importante en los motoristas, con 251 muertos, 35 menos que en 2019.

No obstante, los viandantes muertos han incrementado, 126 en 2022 en frente de los 118 de 2019, lo que quiere decir que uno de cada diez muertos en carretera eran viandantes. Más de la mitad de ellos fueron en autopistas y autovías (58, cinco mucho más que en 2019); mucho más de tres de cada diez muertos en estas vías veloces lo fueron en el momento en que se habían viajado del vehículo; y ocho de los 126 viandantes muertos empleaba prende reflectante.

En cuanto a los corredores, han incrementado los muertos. En total, fueron 44 los clientes de bicicleta fallecidos, lo que piensa 4 muertos mucho más que en 2019.

Sobre la opinión de este cambio de inclinación de los últimos años, reduciéndose los clientes atacables muertos pero incrementando los fallecidos en turismo, Marlaska aseguró que lo van "a valorar" y que van a "trabajar apropiadamente" con los expertos del Tráfico.

"En los últimos años hicimos un trabajo esencial en relación a los atacables y a los motoristas particularmente, desde ese criterio observamos una satisfacción sobre esto. Por el opuesto, se ha aumentado el número de muertos en automóviles de 4 ruedas, aun se ha incrementado el porcentaje de los que no hacían empleo del cinturón de seguridad", ha advertido.

En este punto, el ministro ha subrayado que "es próximamente" para efectuar una evaluación mucho más específica sobre esto. "Entre los atacables asimismo debemos proseguir haciendo un trabajo de una manera decidida, los viandantes y corredores se han aumentado", ha comentado.

Las cantidades son temporales y referidas solo a los accidentes fatales sucedidos en vías interurbanas y con víctimas registradas hasta las 24 h siguientes a generarse el siniestro.

Por franja de edad, los mayores descensos de muertos se generan en los conjuntos de 25 a 34 años con una disminución de un 11%; y de 45 a 54 años, con una reducción de un 9%. La franja de edad que mucho más incrementa es la de 55 a 64 años, con 197 muertos, un 23% mucho más que en 2019 (160).

El año pasado, el 56% de los muertos se registró en día laboral (641 víctimas fatales), días en los que asimismo se ha visto un mayor incremento de la movilidad (mucho más del 4%). Además, 142 personas que viajaban en turismo y furgoneta (25%) no llevaban el cinturón de seguridad en el instante del incidente, tampoco hacían empleo del casco nueve corredores y cinco motoristas.

Por comunidades autónomas en relación a 2019, han incrementado la gente fallecidas en Castilla y León (40 mucho más); Andalucía (25 mucho más); Castilla-La Mancha (15 mucho más); Región de Murcia (9 mucho más); Aragón (7 mucho más); Comunidad Foral de Navarra (5 mucho más); Cantabria (4 mucho más); Galicia (1 mucho más); y Canarias (1 mucho más). Sin embargo, han descendido en la Comunidad de Madrid (20 menos), Cataluña (18 menos); País Vasco (13 menos), La Rioja (6 menos); Extremadura (6 menos) y la Comunidad Valenciana (1 menos).

Más información

Incrementan los muertos en carretera Galicia en 2022, con 89 víctimas fatales, mucho más que en prepandemia