• martes 31 de enero del 2023
728 x 90

La área perjudicada por los incendios en Galicia sigue prácticamente sin cambios con unas 32.000 hectáreas quemadas

img

Controlados 2 de los incendios activos en Oímbra (Ourense) y uno en Cervantes (Lugo)

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Jul.

La extinción de los incendios forestales en Galicia semeja superar favorablemente en tanto que los enormes incendios, más allá de proseguir activos, se sostienen sin cambios en lo que se refiere a la área perjudicada. Según la información trasladada por la Consellería do Medio Rural con datos recogidos hasta las 08,30 horas de este sábado, los fuegos del actual mes de julio en Galicia han calcinado ahora unas 32.000 hectáreas.

Así, el fuego de Folgoso y A Pobra --parroquias de Vilamor y Saa--, que se produjo con la unión de otros 4 focos, sigue con una afectación de unas diez.000 hectáreas, al paso que el de la parroquia de Seceda, en Folgoso, ha quemado sobre 1.cien hectáreas.

En Ourense, el fuego iniciado en Carballeda de Valdeorras --el mucho más grande de Galicia-- ha asolado unas diez.500, una parte de ellas en el Parque Natural da Serra da Enciña da Lastra.

Por otra sección, en el ayuntamiento de Oímbra (Ourense) la Xunta dió por controlados a las 23,40 horas de este viernes 2 de los incendios que entraron desde Portugal. El de Videferre ha calcinado 800 hectáreas, según las estimaciones temporales, y el de San Cibrao afectó a una área de 400 hectáreas.

El de mayor área, el de Rabal, sigue estabilizado (no controlado) con unas 2.cien hectáreas quemadas.

Asimismo, continúa activo el incendio de Vilariño de Conso, en Ourense, que perjudica al Parque Natural do Invernadoiro. Según los últimos datos de la Consellería, son ahora 5.800 las hectáreas carbonizadas por este fuego iniciado la semana pasada.

La lista de incendios activos en Galicia se completa con cinco mucho más en la provincia de Lugo. De ellos, 4 están controlados. Se trata del de la parroquia de Cereixido, en Cervantes --65 hectáreas--, los de Palas de Rei, parroquia de Ramil, y Antas de Ulla, en Santa Mariña do Castro de Amarante --375 hectáreas y 40 respectivamente-- y el de la parroquia de Outeiro, en Quiroga --250 hectáreas--.

Además, continúa estabilizado el de Nocedo, en el concejo de Quiroga, que hasta el día de hoy ha calcinado unas 15 hectáreas, según las últimas estimaciones de la Xunta.

A esta área hay que añadir unas 720 hectáreas de lote quemadas por incendios de los que Medio Rural ahora informó de su extinción en los últimos días. En preciso, hablamos de los de Cualedro --31 hectáreas--; Baiona --46 hectáreas--; Melón --2 fuegos que suman 98 hectáreas--; Quiroga --83 hectáreas--; Ribadavia --67 hectáreas--; Covelo --37 hectáreas--; Cervantes, parroquias de Donís --75 hectáreas--, Noceda --182 hectáreas-- y O Castro --0,5 hectáreas--; y Rodeiro (Pontevedra) --110 hectáreas--.

Asimismo, este viernes la Consellería do Medio Rural ha desactivado la Situación 2 por peligro para las casas en los tres incendios que la tenían activada: el macrofuego de Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón, el de Valdeorras --el mucho más grande de Galicia-- y un segundo incendio en Folgoso, que conminaban los pueblos de Parada 2 Montes (Folgoso), Busto (A Pobra), Candeda (Carballeda) y Gamiz.

Con ello, han regresado a sus hogares los cerca de 200 vecinos de Quiroga y Folgoso do Courel que todavía quedaban evacuados.

Más información

La área perjudicada por los incendios en Galicia sigue prácticamente sin cambios con unas 32.000 hectáreas quemadas