• miércoles 07 de diciembre del 2022
728 x 90

La Audiencia Nacional acepta por último la investigación del naufragio del Villa de Pitanxo

img

El juez admite que no hay una previsión legal pero acepta la rivalidad para eludir dilaciones en la causa

MADRID/VIGO, 9 Sep.

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha acordado por último asumir la rivalidad del tribunal para investigar el hundimiento el pasado 15 de febrero en aguas de Terranova (Canadá) del 'Villa de Pitanxo', un incidente marítimo en el que fallecieron 21 marineros.

En un coche de este jueves, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 2 enseña que no hay una clara previsión legal que aborde la casuística producida en estos sucesos que logre conducir a una determinación de la rivalidad clara , si no que tienen la posibilidad de provocarse interpretaciones de diferentes signo.

No obstante, señala que según con el principio de "ubicuidad" definido en un convenio del pleno no jurisdiccional del Tribunal Supremo, la rivalidad radicaría en el juez que primero haya iniciado las actuaciones procesales con la intención de eludir dilaciones incorrectas.

Así las cosas, el juez concluye que en labras a eludir dudosas y probables cuestiones de rivalidad con distintas juzgados de instrucción, lo que podría ofrecer rincón a dilaciones derivadas del planteo de las cuestiones, "procede sostener la rivalidad de este Juzgado Central de Instrucción para proseguir conociendo de la presente causa".

Es por este motivo que el juez repudia la iniciativa de inhibición interesada por el Ministerio Fiscal y por la representación de Pesqueras Nores Marín SA y de Juan Enrique Marín.

En un primer instante el Ministerio Público apuntó que la rivalidad sería de los Juzgados de Instrucción de Marín, la localidad donde está el puerto base del barco. Así lo plasmó la Fiscalía en el informe que remitió el mes pasado de marzo al juez instructor, en el que informaba de que la Audiencia Nacional no era competente para profundidzar en los hechos.

A raíz de ese informe, el juez Ismael Moreno acordó el 4 de abril inhibirse a favor del Juzgado de Instrucción de Marín. No obstante, dicho juzgado pontevedrés rechazó la inhibición al comprender que los presuntos delitos que se estudian fueron realizados en aguas de todo el mundo.

Posteriormente, la Fiscalía emitió un segundo informe manteniendo que la rivalidad para saber en los hechos era de los juzgados de Vigo por ser el puerto de la región desde el que partió el barco el pasado 26 de enero. Finalmente, el juez ha rechazado este radical.

Por su parte, la representante de las familias, María José de Pazo, ha valorado que la Audiencia Nacional sea competente para enseñar la causa. De tal forma, los familiares se detallan "contentísimos" de novedad, puesto que van "sendero de siete meses" del siniestro.

"Teníamos bastante interés en tener un órgano instructor y que conociera la causa", enseña. Así, dió las merced a la defensa que los representa, tal como a la Guardia Civil, que "sigue con la investigación.

De Pazo afirma que están "muy, contentísimos" de "tener, al fin, un órgano que vaya a encauzar esta investigación y también instrucción".

Asimismo, recalca que en el coche notificado este viernes "no se desecha la bajada al pecio", de manera que se pedirá un informe a fin de que el juzgado determine "la necesidad y herramienta" de esa medida. Por tal fundamento, apunta que los familiares asimismo están "contentos".

Más información

La Audiencia Nacional acepta por último la investigación del naufragio del Villa de Pitanxo