• domingo 29 de enero del 2023
728 x 90

La consellería de Conde concentrará "sacrificios" en achicar la factura eléctrica y dota de 80 millones al Inega

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Oct.

El vicepresidente primero de la Xunta y conselleiro de Economía, Industria y también Innovación, Francisco Conde, ha subrayado que los capitales de su departamento van a concentrar "sacrificios" en achicar la factura eléctrica tanto de hogares, como compañías como gestiones públicas. Es entre los desafíos para 2023 en el momento en que el valor de la luz está disparado y, para esto, el Inega --Centro Enerxético de Galicia-- es el ente "que mucho más aumenta los fondos" con 80 millones.

Con esta cantidad, dijo en su comparecencia de presentación de las cuentas de su departamento, "ahora nos encontramos adelantando a donde vamos a regentar los sacrificios para ofrecer impulso" a las energías renovables y "promover el ahorro y la eficacia energética" en todos y cada uno de los ámbitos.

En este marco se encuadran los 4 millones de euros para el bono eléctrico, que complementa el bono térmico, y el bono energía pyme, con 4,7 millones de euros, adjuntado con líneas de ayudas para la eficacia energética y la adquisición de automóviles eléctricos y también infraestructuras de recarga, con una convocatoria que concluirá a fines del próximo año.

En su comparecencia en la Comisión de Orzamentos de la Cámara gallega, Francisco Conde ha señalado la plan de actuación de su departamento, que transporta a que "siete de cada diez euros", hasta los 360 millones, se destinan a la Agenda Industrial para Galicia, el "paraguas que dará cobijo a la innovación y sostenibilidad".

Ello, en un enfrentamiento parlamentario en el que el diputado del BNG Ramón Fernández Afonzo le ha reprochado que mucho más del 90 por ciento de los capitales son "transacciones a terceros" (en ciertos casos a través del Igape --que tiene 140 millones para préstamos y acredites, cantidades dadas por el conselleiro--, Inega o la Axencia de Innovación --163,4 millones, 11,6 millones mucho más en 2023, según las cantidades de la Xunta--).

"Esto no es colaboración público-privada, o sea achicar a un ente amorfo (la consellería) de pura y pura transferencia de elementos", ha criticado el parlamentario nacionalista, quien ha contrastado este modelo con la iniciativa del BNG de hacer, por poner un ejemplo, una compañía energética propia.

Precisamente, el conselleiro ha considerado que el Bloque apuesta por una política "de intervención directa" en todos y cada uno de los ámbitos, entre aquéllos que citó el naval, para la que dijo que "no cuenten" con el PP.

"Poseemos modelos distintas", ha constatado el vicepresidente económico, quien ha señalado que el BNG "solo protege la intervención directa". "Vamos a seguir con esas ideas en concurrencia competitiva, a fin de que sean los más destacados proyectos los que sean adjudicatarios de las ayudas, garantizado que somos una palanca para la dinamización y transformación", ha subrayado Conde.

Por su parte, el diputado socialista Gonzalo Caballero ha manifestado que se "queda aterrado toda vez que escucha al PP repitiendo que el dinero en donde mejor está es en el bolsillo de los ciudadanos". "Es una indecencia política y popular", ha manifestado, asegurando que eso supondría que en el momento en que un ciudadano debe abonar un régimen de cáncer que sube a 90.000 euros, "si no posee ese dinero" en su bolsillo, "no posee oportunidad de tener servicios públicos".

Caballero ha calificado de "simplismo intelectual" esa teoría, un "planteo liberal caduco". A él, Conde le dijo que lo ve "escorado a la izquierda", seguro de que si se pusiese mucho más en el "centro" llegarían a puntos de acercamiento; al tiempo que la miembro del congreso de los diputados del PP Marta Novoa calificó de "indecente" proponer la oportunidad de que algún gallego no tuviera ingreso a los servicios públicos sanitarios.

Más información

La consellería de Conde concentrará "sacrificios" en achicar la factura eléctrica y dota de 80 millones al Inega