• martes 28 de junio del 2022
728 x 90

La Guardia Civil llama la atención al conductor de un ciclomotor que circulaba ebrio con un casco de ciclista en Abadín (Lugo)

img

   LUGO, 23 Jun.

   La Guardia Civil sorprendió en el término municipal de Abadín (Lugo) al conductor de un ciclomotor que circulaba con un casco de ciclista y que consiguió resultado positivo en la prueba de alcoholemia.

   Según informó el Instituto Armado, el sujeto fue detenido a la altura del punto kilométrico 3,600 de la carretera LU-121 (O Beato-Moncelos), a su paso por Abadín. El conductor portaba un casco de ciclista, "el que no tiene la pertinente homologación para el vehículo empleado y que, además de esto, estaba dificultosamente deteriorado, apreciándose a fácil vista múltiples rupturas", resaltan exactamente las mismas fuentes.

   Una vez detenido el vehículo, los guardas civiles sometieron al conductor, vecino de Abadín, de 38 años de edad, a las pruebas regladas para saber si pudiese hallarse bajo la predominación de bebidas alcohólicas, en las que consiguió resultado positivo.

   Al revisar más tarde la placa de matrícula del ciclomotor, los guardas comprobaron que éste figura de baja determinante para la circulación desde el año 2009, y carece, por consiguiente, de seguro obligación y también ITV, a eso que se añade la falta de espéculos retrovisores.

   Por estos sucesos se gestionaron folletines de demanda, que fueron remitidos a la Jefatura Provincial de Tráfico de Lugo, al paso que se procedió a la inmovilización del vehículo a motor al no estar autorizada su circulación por las vías públicas.

   La Guardia Civil recuerda la "necesidad y obligatoriedad" de utilizar los "preceptivos elementos de seguridad homologados y en correctas condiciones de conservación", en tanto que el no utilizar exactamente los mismos es constitutivo de una infracción administrativa que acarrearía una sanción económica y, en la mayoría de las situaciones transporta aparejada la detracción puntos del crédito asignado al permiso de conducción.

   "Y lo que es mucho más grave, el no utilizar estos elementos, el emplear unos no homologados o que no estén en condiciones óptimas de empleo, menoscaban su función de protección en el caso de padecer un siniestro vial, impidiendo o achicando en su caso las lesiones que tengan la posibilidad de generarse", informa.