• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

La hostelería gallega prevé una reducción de capital de hasta "un 50 o un 60%" en el último período de tres meses del año

img

LUGO, 20 Sep.

La hostelería gallega asegura que, tras un verano en el que se "soportó bien", prevén una reducción de capital de hasta "un 50 o un 60 por ciento" en el último período de tres meses del año.

Ese es el porcentaje que maneja el presidente de Hostelería de Galicia, Cheché Real, que ha apuntado a "la subida de los carburantes y de la energía" como elementos que causan esta rebaja en la facturación.

"En este preciso momento en todo el país y a nivel europeo el temor que disponemos es que no habrá exactamente los mismos capital que hubo en el verano y en primavera y los costos serán exactamente los mismos", ha sentenciado.

Asimismo, Real ha señalado que "los costos del lugar en lo que se refiere a energía serán exactamente los mismos, pero los capital van a bajar del orden de un 50, un 60 o un 70 por ciento". "Esto será realmente difícil de sostener y de tener una seguridad empresarial", ha sobre aviso.

En este sentido, Cheché Real ha insistido en que "si la subida de la energía fué de un 300 por ciento", la hostelería "no puede tener repercusión esta subida en las cartas ni en los costes de las bebidas".

Con todo, sí ha reconocido que hubo subidas de costos, pero "pequeñísimas". "Pienso que la subida será un hecho popularizado entre octubre y noviembre, pero será popularizado por el hecho de que si no será irrealizable sostener el negocio", ha deslizado.

Sobre la campaña de verano, aseguró que hubo "muchas personas, pero la multitud no ha gastado del mismo modo que en otros años". Así, indicó que si bien "la afluencia de gente fue igual o superior, el gasto no fue exactamente el mismo".

"Nosotros consideramos que en este momento con la llegada del otoño y también invierno será un último período de tres meses del año difícil y el 2023 con una carestía esencial para los negocios y la sociedad", ha remarcado.

Sobre la carencia de expertos, Real ha puntualizado que no es un "inconveniente" que solo afecte a la hostelería, "sino más bien asimismo a otros ámbitos".

Sin embargo, ha puntualizado que "las condiciones en el campo están mudando a pasos desmedidos" por el hecho de que, ha continuado, "se mete la pata muy frecuentemente, con sueldos bajos y horarios", pero ha asegurado que estas situaciones están mudando "gracias a la necesidad del campo de buscar gente".

Más información

La hostelería gallega prevé una reducción de capital de hasta "un 50 o un 60%" en el último período de tres meses del año