Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

La inflación en Galicia aumenta hasta el 2,7% en agosto, superando ligeramente la media nacional.

La inflación en Galicia aumenta hasta el 2,7% en agosto, superando ligeramente la media nacional.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Sep.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en Galicia aumentó en agosto hasta el 2,7%, lo que representa un incremento de seis décimas en comparación con el dato de julio (+2,1%) y a su vez, un aumento con respecto a junio (+1,5%). Estas cifras han sido publicadas este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidas por Europa Press.

En comparación con la media nacional, el IPC de la Comunidad gallega se ha situado una décima por encima. A nivel nacional, el dato fue del 2,6%, lo que supone un aumento de tres décimas en comparación con el mes anterior.

Específicamente, en agosto, el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas experimentó un incremento del 10,7% en Galicia, mientras que las bebidas alcohólicas y el tabaco se encarecieron un 6,7%.

Además, el coste del vestido y menaje aumentó un 0,8% y un 4,7% respectivamente, al igual que la medicina (+1,8%), el transporte (+2,3%), las comunicaciones (+4,3%), el ocio y la cultura (+5,9%), y la hostelería (+6,5%).

En cuanto a las bajadas de precio, solo la vivienda registró una caída del 19,7%, mientras que la enseñanza disminuyó un 0,9% en comparación con agosto de 2022.

Desde el inicio del año, los precios en Galicia han aumentado un 2,9% y la variación mensual de agosto con respecto a julio ha sido del 0,8%.

A nivel nacional, el IPC ha aumentado un 0,5% en agosto en comparación con el mes anterior y ha elevado su tasa interanual en tres décimas, hasta el 2,6%, principalmente debido al incremento en los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales, así como de los combustibles líquidos. Por otro lado, el crecimiento de los precios de los alimentos se ha moderado en tres décimas, hasta el 10,5%.

Este aumento en la inflación en agosto marca el segundo mes consecutivo de incrementos, después de que en julio subiera cuatro décimas, hasta el 2,3%, según los datos publicados por el INE.

Respecto al encarecimiento de los carburantes, el INE destaca que los precios de la electricidad y los servicios de alojamiento han subido en agosto de este año a un ritmo menor en comparación con el mismo mes de 2022.

La inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos, ha disminuido una décima en agosto, hasta el 6,1%, situándose 3,5 puntos por encima del IPC general.

En cuanto a los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas, su tasa interanual se ha moderado en tres décimas en agosto, hasta el 10,5%.

Este comportamiento se puede explicar por la estabilización de los precios de la leche, queso y huevos en comparación con el aumento experimentado el año anterior, así como la disminución en el costo de las frutas. Además, la carne, el pan y los cereales han tenido un aumento menor en agosto de este año en comparación con el mismo mes de 2022.