Crónica Galicia.

Crónica Galicia.

La inflación en la industria gallega cae un 6,6% gracias al abaratamiento de la energía.

La inflación en la industria gallega cae un 6,6% gracias al abaratamiento de la energía.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Jun.

Los precios industriales en Galicia disminuyeron en mayo en un 6,6% en comparación con el mismo mes del año 2022, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque es un porcentaje menor que la media estatal.

En comparación con abril, la inflación en la industria se redujo un 1,5%. En lo que va del año 2023, la evolución es negativa en un 5,4%.

Los precios de la energía en Galicia bajaron un 26,6%, mientras que los de los bienes de consumo se incrementaron un 10%.

En el conjunto del país, los precios industriales disminuyeron en un 6,9% en relación al mismo mes del año 2022, y casi 2,5 puntos por debajo de la tasa registrada en abril, impulsado por la disminución de los costos en la energía.

Este descenso en la inflación del sector industrial ha alcanzado tres meses consecutivos de tasas negativas después de un periodo de 26 meses de aumentos.

Los precios industriales bajaron en mayo debido a la caída del precio de la energía, que disminuyó su tasa en un 4,5%, hasta el -24,9%, por la reducción en los costos de refino de petróleo, y de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica y gas, cuyos precios bajaron más de lo que ocurrió en mayo de 2022.

Los bienes intermedios también influyeron en este resultado, con una disminución de su tasa en un 2,5%, hasta el -4%, debido a la evolución de los precios en la fabricación de productos básicos de hierro y de productos químicos. Los bienes de consumo no duradero descendieron en su tasa anual en un 0,3%, hasta el 10,9%, por la disminución en la fabricación de productos lácteos.

El único sector con influencia positiva en la inflación industrial fue el de los bienes de equipo, que mantuvo su tasa en el 3,6%. Esto se debió a la subida de los precios en la fabricación de vehículos de motor, mayor que la experimentada en mayo de 2022.

Según el INE, sin contar la energía, los precios industriales mostraron el pasado mes de mayo un avance interanual del 2,9%, lo que es casi 10 puntos superior a la tasa general.

Por regiones, los mayores descensos de precios en comparación con mayo de 2022 se dieron en las coquerías y refino de petróleo (-33,7%); el suministro de energía eléctrica y gas (-21,7%) y en la metalurgia (-17,6%).

Los mayores ascensos interanuales se registraron en la fabricación de otros productos minerales no metálicos (+12,3%), la fabricación de bebidas (+11,8%) y la industria de la alimentación (+10,6%).

En tasa mensual (mayo sobre abril), los precios industriales bajaron un 1,6%, lo que ya acumula tres meses consecutivos de retrocesos.

La energía fue el sector impulsor de este retroceso mensual en los precios industriales, al registrar una caída del 4,9%, seguida de los bienes intermedios, que se abarataron un 1%. En el otro extremo, los bienes de consumo no duradero elevaron sus precios un 0,4% en mayo respecto al mes anterior por el encarecimiento en la fabricación de aceites y grasas y en la elaboración de productos cárnicos.

Las actividades donde más se incrementaron los precios en tasa mensual y que tuvieron una mayor repercusión fueron la fabricación de aceites y grasas vegetales y animales (+2,4%); la fabricación de vehículos de motor y la fabricación de otros productos alimenticios (+0,6% en ambos casos); y el procesado y conservación de carne (+0,4%).

Por su parte, los descensos mensuales de precios más acusados y con mayor repercusión en el índice los registraron el refino de petróleo (-8,9%); la producción de gas (-5%); la producción de metales preciosos y de otros metales no férreos (-4%); y la producción de energía eléctrica (-3%).

La tasa anual del índice de precios industriales disminuyó en mayo en todas las comunidades autónomas.

Al finalizar mayo, tres comunidades presentaban tasas positivas de precios industriales. Las tasas anuales más elevadas se dieron en La Rioja (+2,5%) y Extremadura (+2,4%), y la más moderadas, en Navarra (+1%).

Por otro lado, 14 regiones presentaban a cierre de mayo tasas negativas en sus precios industriales, especialmente Asturias (-19,5%), Baleares (-17,8%) y Canarias (-16%).