• martes 31 de enero del 2023
728 x 90

La ola de incendios sobrepasa las 20.000 hectáreas carbonizadas y los fuegos mucho más enormes prosiguen sin control

img

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Jul.

La ola de incendios que desde el pasado jueves golpea Galicia prosigue calcinando lote y son ahora mucho más de 20.000 las hectáreas perjudicadas mientras que los efectivos trabajan sobre un lote en el que los fuegos mucho más enormes --en O Courel y Valdeorras-- avanzan sin control.

Según los últimos datos de la Consellería de Medio Rural, son ahora mucho más de 1.400 la gente expulsadas por estos incendios en 80 núcleos de población correspondientes a O Courel (Lugo) --unos 60 núcleos-- y a Valdeorras (Ourense) --unas 20 aldeas--.

Además, se sostienen activas cinco señales de situación 2 por cercanía de 4 de los incendios a casas, la última de ellas en Oímbra, y las llamas han calcinado ahora ciertas casas y núcleos.

El fuego mucho más grande todavía es el producido en la parroquia de Riodolas, del concejo ourensano de Carballeda de Valdeorras y que ha calcinado unas 7.500 hectáreas de lote en la comarca, extendiéndose a los dos márgenes del río sil y accediendo en el Parque Natural Serra da Enciña da Lastra.

En este incendio, que se estabilizó pero se reactivó a lo largo del fin de semana gracias a la acción del viento, está activada la situación 2 por la cercanía de las llamas al núcleo de Candeda, en Carballeda. Además, consigue ahora la vecina provincia de León, donde se han desalojado las ciudades de Salas de la Ribera y San Pedro de Trones, en el concejo de Puente de Domingo Flórez.

Por extensión, el segundo más esencial de los fuegos que afectan a Galicia, asimismo activo, es el que ha quemado 5.500 hectáreas de lote en O Courel (Lugo), a consecuencia de la unión de 4 incendios anteriores.

Las llamas, que se alargan por los ayuntamientos lucenses de Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón prosiguen continuando sin control y sostienen activada la situación 2 por la cercanía del fuego a los núcleos de Parada 2 Montes y Carballal, en Folgoso; y a Busto, en A Pobra.

También en Folgoso do Courel hay otro incendio forestal activo, producido en la parroquia de Gamiz --donde está activada la situación 2-- y que ha quemado 1.cien hectáreas.

De nuevo en Ourense, el tercer incendio forestal con mucho más área perjudicada, asimismo activo, es el que ha asolado 3.000 hectáreas del Parque Natural de O Invernadoiro en Vilariño de Conso.

La situación se ha difícil en la tarde de este martes en el ayuntamiento ourensano de Oímbra, donde entre los tres focos ha obligado ha encender la situación 2 por cercanía al núcleo de Feces de Cima, en Verín. Se trata del de Rabal, activo y con 750 hectáreas perjudicadas.

El otro punto esencial fué la reactivación del foco de Videferre, que estaba ahora estabilizado, y que perjudica a 350 hectáreas. El tercer incendio activo en el concejo, en San Cibrao, ha quemado 400.

Salvo los de Folgoso, el resto de incendios de la provincia de Lugo están estabilizados o controlados, según Medio Rural, que asimismo da por controlado un fuego en la parroquia de Guillar, en Rodeiro (Pontevedra), con 200 hectáreas.

En la provincia lugués, el fuego registrado en la parroquia de Cereixedo, en Cervantes, está estabilizado desde el mediodía, tras abrasar 65 hectáreas; y el de Ramil, en Palas de Rei, fué controlado asimismo este martes tras perjudicar a 375 hectáreas.

El una parte de la Xunta comunica de otros 2 fuegos en Cervantes, uno estabilizado --el de Noceda, con cien hectáreas--, y otro controlado --en Donís, con 75 hectáreas--. En Quiroga asimismo está estabilizado el fuego de Nocedo --15 hectáreas-- y controlado el de Outeiro --250 hectáreas--, exactamente la misma situación del fuego de Antas de Ulla --40 hectáreas--.

A esta área hay que añadir mucho más de 300 hectáreas de lote quemadas por incendios de los que Medio Rural ahora informó de su extinción. En preciso, hablamos de los de Cualedro --31 hectáreas--, Baiona --46 hectáreas--, Melón --2 fuegos que suman 98 hectáreas--, Quiroga --83 hectáreas-- y Ribadavia --65 hectáreas--.

Más información

La ola de incendios sobrepasa las 20.000 hectáreas carbonizadas y los fuegos mucho más enormes prosiguen sin control